/ jueves 21 de mayo de 2020

100 días después del ser humano, ¿o 100 días después de López -Gatell?

"En este escrito no pretendo ser alarmista, en lo más mínimo"

La vida en el planeta ha cambiado de manera sobresaliente en los últimos 3 a 4 meses por la pandemia del COVID-19; y por supuesto, no estoy descubriendo el hilo negro. Además, no pretendo hacer un ensayo acerca de todas las posibles implicaciones de este terrorífico virus. Mas bien me gustaría comentar acerca de las implicaciones biológicas, especialmente de biodiversidad, de la ausencia del ser humano en las calles. Se han dado a conocer diversas imágenes de video en la televisión y en las redes sociales en donde se muestran numerosas especies de animales -particularmente vertebrados- merodeando en zonas urbanas de ciudades, y poblados en general, de todo el mundo.

Muchos de estos animales comúnmente no se ven fácilmente, aun en la naturaleza, incluyendo osos, coyotes, venados y hasta felinos como pumas y jaguares. Obviamente, la razón de esta visita inesperada se debe a la famosa pandemia y a que López-Gatell nos ha (o nos había) asegurado que este “quédate en tu casa” no pasaría de la primera o segunda semana de mayo y, además, nos convenció de que para esas fechas ya estaría “aplanada la curva”. Pero como los animales no ven las conferencias mañaneras, ni las vespertinas, entonces ellos no se están quedando en su casa (en sus guaridas, en este caso) debido a la usencia de muchos Homo sapiens en las calles. Por esta razón, dichos animales han incrementado su nicho ecológicos artificial y temporal, especialmente en las orillas de las ciudades. Evidentemente lo que estos animales buscan es comida ya que cada día quedan menos áreas naturales debido a la deforestación ocasionada por nosotros. Esta búsqueda se facilita porque muchos humanos están confinados a sus casas.

Pero siempre hay que ver lo positivo de las cosas, de las circunstancias. Como biólogo, me permito decirle que resulta verdaderamente impresionante encontrarse animales silvestres en cualquier lugar, especialmente en la naturaleza; pero verlos en nuestros vecindarios debe ser una experiencia inolvidable, peligrosa (a veces) pero fuera de serie. Esto me recuerda los programas de canales como History Channel y National Geographic, con nombres como “100 años sin humanos” o la “la Tierra sin humanos”.

En este escrito no pretendo ser alarmista, en lo más mínimo, insinuando que la especie humana pudiera desaparecer pronto del planeta, más bien que reflexionemos acerca de que la evolución es el cambio en la frecuencia de ciertos rasgos a través del tiempo. En este contexto, la vida es como la rueda de la fortuna, a veces estamos arriba y a veces abajo. Por esta razón resulta interesante cómo, el ser humano con su gran desarrollo, especialmente cerebral, está siendo “retado” por un ente microscópico que ni siquiera podemos llamarlo ser vivo, pero ¡ah!, ¡cómo friega!

La vida en el planeta ha cambiado de manera sobresaliente en los últimos 3 a 4 meses por la pandemia del COVID-19; y por supuesto, no estoy descubriendo el hilo negro. Además, no pretendo hacer un ensayo acerca de todas las posibles implicaciones de este terrorífico virus. Mas bien me gustaría comentar acerca de las implicaciones biológicas, especialmente de biodiversidad, de la ausencia del ser humano en las calles. Se han dado a conocer diversas imágenes de video en la televisión y en las redes sociales en donde se muestran numerosas especies de animales -particularmente vertebrados- merodeando en zonas urbanas de ciudades, y poblados en general, de todo el mundo.

Muchos de estos animales comúnmente no se ven fácilmente, aun en la naturaleza, incluyendo osos, coyotes, venados y hasta felinos como pumas y jaguares. Obviamente, la razón de esta visita inesperada se debe a la famosa pandemia y a que López-Gatell nos ha (o nos había) asegurado que este “quédate en tu casa” no pasaría de la primera o segunda semana de mayo y, además, nos convenció de que para esas fechas ya estaría “aplanada la curva”. Pero como los animales no ven las conferencias mañaneras, ni las vespertinas, entonces ellos no se están quedando en su casa (en sus guaridas, en este caso) debido a la usencia de muchos Homo sapiens en las calles. Por esta razón, dichos animales han incrementado su nicho ecológicos artificial y temporal, especialmente en las orillas de las ciudades. Evidentemente lo que estos animales buscan es comida ya que cada día quedan menos áreas naturales debido a la deforestación ocasionada por nosotros. Esta búsqueda se facilita porque muchos humanos están confinados a sus casas.

Pero siempre hay que ver lo positivo de las cosas, de las circunstancias. Como biólogo, me permito decirle que resulta verdaderamente impresionante encontrarse animales silvestres en cualquier lugar, especialmente en la naturaleza; pero verlos en nuestros vecindarios debe ser una experiencia inolvidable, peligrosa (a veces) pero fuera de serie. Esto me recuerda los programas de canales como History Channel y National Geographic, con nombres como “100 años sin humanos” o la “la Tierra sin humanos”.

En este escrito no pretendo ser alarmista, en lo más mínimo, insinuando que la especie humana pudiera desaparecer pronto del planeta, más bien que reflexionemos acerca de que la evolución es el cambio en la frecuencia de ciertos rasgos a través del tiempo. En este contexto, la vida es como la rueda de la fortuna, a veces estamos arriba y a veces abajo. Por esta razón resulta interesante cómo, el ser humano con su gran desarrollo, especialmente cerebral, está siendo “retado” por un ente microscópico que ni siquiera podemos llamarlo ser vivo, pero ¡ah!, ¡cómo friega!

Seguridad

Brigada Nacional de Búsqueda extiende su estancia en Mixtlalcingo

Monserrat Castillo, del colectivo de brigadistas, señaló que se busca descartar la existencia de más cuerpos

Finanzas

Cuernavaca y Cuautla, los menos competitivos

El IMCO identifica la inseguridad, problemas ambientales, rezagos sociales, informalidad y bajo ingreso, como una desventaja para atraer inversiones

Local

El Almeal, el recuerdo más querido por los cuautlenses

“Lugar donde nace el agua” es el significado en náhuatl de El Almeal, nombre que a la fecha se puede comprobar pues al caminar en sus mas de 500 metros cuadrados, se puede observar con facilidad los nacimientos de agua.

Local

Se realiza bazar navideño a favor de las personas con VIH

La Casa de Apoyo Integral VIHda de Morelos es la única asociación civil en el estado que brindan atención a personas con este padecimiento

Mundo

Jack Dorsey dice adiós a Twitter y deja la presidencia

La noticia se conoce en un momento en que Twitter ha acelerado el ritmo de innovación de sus productos durante el último año

Finanzas

2.3 millones de mexicanos buscaron empleo en octubre: Inegi

El Instituto señaló que la tasa de desempleo se ubicó en 3.9%

Sociedad

AMLO descarta restricciones por la nueva variante Ómicron

El presidente López Obrador aseguró que "ante presencia de la cepa Omicron, no debemos espantarnos"

Futbol

Portugal detecta 13 casos de la variante Ómicron en equipo de fútbol de Lisboa

El partido comenzó con solo nueve jugadores del Belenenses en la cancha porque el resto se aisló

Finanzas

[Emprende y Emplea] La Navidad puede ser tu aliada al emprender

Durante esta época la gente invierte su dinero en detalles para su familia; aprovecha la oportunidad y mejora tus ingresos