Daniel Martínez

  / miércoles 21 de agosto de 2019

Indicadores morelenses...

Genera confianza en materia económica el que los funcionarios responsables de las áreas dedicadas al diseño de políticas de desarrollo tengan a la mano la información más actual sobre la actividad productiva en la región donde despachan. Los datos completos sobre la economía permiten realizar mejores diagnósticos que conducen al tratamiento correcto de los problemas que presenta la producción, el trabajo, el mercado, y el resto de los factores determinantes para el desarrollo.

Los datos al segundo trimestre del año para Morelos no son buenos, si bien se tuvo un crecimiento económico muy moderado, pero positivo en el primer trimestre del año, casi el total de los indicadores básicos de comportamiento económico del segundo trimestre son malos, no terribles, pero sí muestra de que mucho hay por hacer en materia económica desde el gobierno y las empresas.

Destaca, por supuesto, la pérdida de 4 mil 305 empleos formales en ese primer semestre; aunque, dicho sea de paso parte de esa pérdida se debe al adelgazamiento del aparato burocrático que llegó a sólo el 3.5% de la población ocupada lo que coloca al estado en límites bastante tolerables de gasto en nómina gubernamental. Con todo y eso, Morelos es el segundo estado que más empleos ha perdido en el primer semestre del año.

La productividad aumentó apenas un peso en el período para colocarse en 114 pesos lo que aún la coloca en 50 pesos menos por hora trabajada que el promedio nacional. El estado es el décimo peor en productividad en el país, y produce menos de la quinta parte que el líder en la materia, Campeche, con 652 pesos por hora; menos de la tercera parte que la Ciudad de México, 370 pesos por hora.

La pobreza laboral, en cambio, creció casi tres por ciento respecto al mismo período del año anterior, para alcanzar al 54.9 por ciento de la población. Para quienes no tienen clara la definición, se ubica en pobreza laboral la gente que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral; y en términos numéricos en Morelos casi de 1.1 millones de personas enfrentan esta condición en el segundo trimestre, es decir, hay 58 mil morelenses más en pobreza laboral que en el mismo período del año pasado.

En términos de informalidad, la tasa ha crecido de 62.4 por ciento de la fuerza laboral a 64.1 en el segundo trimestre de 2019; aunque hay que reconocer una tendencia a la baja después de la cresta de 65.2 por ciento que alcanzó en el último trimestre de 2018. Aún con ello, la población que trabaja en empleos de baja calidad es extraordinariamente alta en comparación con la media nacional, que llega a un también insostenible 52 por ciento; y de casi el doble de la que tienen los estados líderes en formalidad laboral, Coahuila,32.7 por ciento y Chihuahua, 33.8 por ciento. Aunque es un problema general del país, Morelos es el séptimo estado con mayor tasa de fuerza laboral informal.

El primer problema que enfrentan muchos políticos y empresarios es el desconocimiento de estas realidades sea por ignorancia de las mismas o derivado del rechazo que frente a la evidencia produce la ceguera de gabinete. La urgencia de entender que la economía es la más científica de las prácticas sociales, y que requiere de un acercamiento objetivo para diseñar políticas conjuntas que puedan generar estadios de desarrollo sostenibles en el tiempo es vital para quienes, desde el gobierno o la iniciativa privada tienen que ver con los procesos de producción y consumo de bienes y servicios. Los datos son públicos y reflejan una realidad que se pierde de vista en los despachos y oficinas. Urge atenderlos so pena de seguir perdiendo años en materia de desarrollo. Las acciones del gobierno estatal en materia económica son una colección de buenas intenciones, los indicadores y su seguimiento, ayudará a evaluarlas.


Twitter: @martinellito

Correo electrónico: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

Genera confianza en materia económica el que los funcionarios responsables de las áreas dedicadas al diseño de políticas de desarrollo tengan a la mano la información más actual sobre la actividad productiva en la región donde despachan. Los datos completos sobre la economía permiten realizar mejores diagnósticos que conducen al tratamiento correcto de los problemas que presenta la producción, el trabajo, el mercado, y el resto de los factores determinantes para el desarrollo.

Los datos al segundo trimestre del año para Morelos no son buenos, si bien se tuvo un crecimiento económico muy moderado, pero positivo en el primer trimestre del año, casi el total de los indicadores básicos de comportamiento económico del segundo trimestre son malos, no terribles, pero sí muestra de que mucho hay por hacer en materia económica desde el gobierno y las empresas.

Destaca, por supuesto, la pérdida de 4 mil 305 empleos formales en ese primer semestre; aunque, dicho sea de paso parte de esa pérdida se debe al adelgazamiento del aparato burocrático que llegó a sólo el 3.5% de la población ocupada lo que coloca al estado en límites bastante tolerables de gasto en nómina gubernamental. Con todo y eso, Morelos es el segundo estado que más empleos ha perdido en el primer semestre del año.

La productividad aumentó apenas un peso en el período para colocarse en 114 pesos lo que aún la coloca en 50 pesos menos por hora trabajada que el promedio nacional. El estado es el décimo peor en productividad en el país, y produce menos de la quinta parte que el líder en la materia, Campeche, con 652 pesos por hora; menos de la tercera parte que la Ciudad de México, 370 pesos por hora.

La pobreza laboral, en cambio, creció casi tres por ciento respecto al mismo período del año anterior, para alcanzar al 54.9 por ciento de la población. Para quienes no tienen clara la definición, se ubica en pobreza laboral la gente que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral; y en términos numéricos en Morelos casi de 1.1 millones de personas enfrentan esta condición en el segundo trimestre, es decir, hay 58 mil morelenses más en pobreza laboral que en el mismo período del año pasado.

En términos de informalidad, la tasa ha crecido de 62.4 por ciento de la fuerza laboral a 64.1 en el segundo trimestre de 2019; aunque hay que reconocer una tendencia a la baja después de la cresta de 65.2 por ciento que alcanzó en el último trimestre de 2018. Aún con ello, la población que trabaja en empleos de baja calidad es extraordinariamente alta en comparación con la media nacional, que llega a un también insostenible 52 por ciento; y de casi el doble de la que tienen los estados líderes en formalidad laboral, Coahuila,32.7 por ciento y Chihuahua, 33.8 por ciento. Aunque es un problema general del país, Morelos es el séptimo estado con mayor tasa de fuerza laboral informal.

El primer problema que enfrentan muchos políticos y empresarios es el desconocimiento de estas realidades sea por ignorancia de las mismas o derivado del rechazo que frente a la evidencia produce la ceguera de gabinete. La urgencia de entender que la economía es la más científica de las prácticas sociales, y que requiere de un acercamiento objetivo para diseñar políticas conjuntas que puedan generar estadios de desarrollo sostenibles en el tiempo es vital para quienes, desde el gobierno o la iniciativa privada tienen que ver con los procesos de producción y consumo de bienes y servicios. Los datos son públicos y reflejan una realidad que se pierde de vista en los despachos y oficinas. Urge atenderlos so pena de seguir perdiendo años en materia de desarrollo. Las acciones del gobierno estatal en materia económica son una colección de buenas intenciones, los indicadores y su seguimiento, ayudará a evaluarlas.


Twitter: @martinellito

Correo electrónico: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

lunes 23 de diciembre de 2019

La crisis que se asoma

viernes 20 de diciembre de 2019

Otro round: ayuntamientos y ambulantes

jueves 19 de diciembre de 2019

Libertad religiosa o imposición de cultos

miércoles 18 de diciembre de 2019

Impacto de los minisalarios

martes 17 de diciembre de 2019

Cuernavaca y los ausentes del diálogo

lunes 16 de diciembre de 2019

Alcaldes: la crisis que viene

viernes 13 de diciembre de 2019

SNTE y aguinaldos

jueves 12 de diciembre de 2019

Cuauh y Lobito, el diálogo…

miércoles 11 de diciembre de 2019

Violencia contra arte y cultura

martes 10 de diciembre de 2019

La oposición también ausente

Cargar Más