/ lunes 4 de mayo de 2020

¿La misma pandemia?

Las niñas, niños y jóvenes del país tienen, por sus características particulares, necesidades y retos diferentes a los que presentamos los adultos durante esta contingencia sanitaria. Por ello, es importante analizar a detalle a estos dos sectores para comprender las implicaciones que el Covid-19 genera sobre ellas y ellos. Para esto, hay dos factores que se deben tomar en consideración: la generación a la que cada grupo pertenece y el momento en que la pandemia les impacta.

En primer lugar, vale la pena observar el impacto que el confinamiento y la contingencia sanitaria han tenido sobre las y los niños del país. Para este análisis se considerarán niños a las personas que se encuentran entre la etapa de la niñez hasta la preadolescencia (de 6 a 12 años, aproximadamente)

A partir de lo anterior podemos deducir que esta emergencia impactó directamente a quienes cursaban la primaria, etapa educativa en la que se aprenden y perfeccionan las habilidades de lectura, escritura y matemáticas. Asimismo, es el nivel en el que se adentra por primera vez en materias como historia, geografía, ciencias naturales, entre otras. Es decir, esta es la primera aproximación que las personas tiene con el estudio del mundo y, también, es donde perfecciona sus habilidades primarias de comunicación.

Por otro lado, este sector pertenece a la generación Z, lo que implica que estas personas nacieron en un contexto en el que la expansión del internet y el desarrollo acelerado de nuevas tecnologías ya era una realidad. Esta natividad digital les otorga una ventaja sobre las demás generaciones a la hora de adaptarse a las labores (en este caso, de aprendizaje) que deben llevarse a cabo desde la distancia.

Aquí vale realizar un paréntesis para mirar al ejercicio realizado el pasado 30 de abril por parte de la Secretaría de Salud. Este fue interesante porque dio voz y rostro a decenas de niñas y niños, provenientes de distintos contextos y con condiciones particulares, para que externaran sus inquietudes. Asimismo, las preguntas realizadas por los pequeños nos demuestran que este sector comparte muchas inquietudes con otros grupos poblacionales y, a su vez, da un cierto seguimiento a la información relacionada con el Covid-19.

Por otro lado, el sector joven del país —que se conforma por personas de entre 15 y 24 años— pertenece, en su mayoría, a la generación Y (también conocida como millenial). Este grupo se caracteriza por haber nacido durante el proceso de digitalización global y, por ende, cuenta habilidades tecnologías similares —más no iguales— a las de la generación Z. Es decir, a pesar de haber nacido junto con la creación y expansión del internet y otras tecnologías en el mundo, aún existe una brecha digital entre esta generación y la siguiente.

Este grupo fue impactado por el covid-19 mientras cursaba los niveles educativos medio superior y superior, adentrándose en los procesos de socialización avanzados y, en algunos casos, iniciando o ya adentrados en su vida laboral.

Por ello, el principal impacto que ha sufrido este sector es la modificación de su rutina (de trabajo o de estudios), lo que, a su vez, interrumpe su transición a la vida adulta y pone sobre la mesa afectaciones sociales y económicas importantes.

Es fundamental tomar en consideración estos factores para determinar de qué manera afecta el coronavirus a estos dos grupos de edad y cuales son las características particulares de cada sector que debemos tomar en consideración para definir las acciones necesarias para minimizar los daños. A pesar de que compartamos una misma pandemia, no todos la vivimos de la misma manera.

Como Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado de la República, quiero reconocer la gran labor que las niñas, niños y jóvenes de México están haciendo para contribuir a la lucha contra el COVID-19. Asimismo, quiero resaltar la enorme trabajo y compromiso de aquellos jóvenes que no pueden quedarse en casa y salen a diario, con una gran vocación de servicio por el bienestar de alguien más.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Las niñas, niños y jóvenes del país tienen, por sus características particulares, necesidades y retos diferentes a los que presentamos los adultos durante esta contingencia sanitaria. Por ello, es importante analizar a detalle a estos dos sectores para comprender las implicaciones que el Covid-19 genera sobre ellas y ellos. Para esto, hay dos factores que se deben tomar en consideración: la generación a la que cada grupo pertenece y el momento en que la pandemia les impacta.

En primer lugar, vale la pena observar el impacto que el confinamiento y la contingencia sanitaria han tenido sobre las y los niños del país. Para este análisis se considerarán niños a las personas que se encuentran entre la etapa de la niñez hasta la preadolescencia (de 6 a 12 años, aproximadamente)

A partir de lo anterior podemos deducir que esta emergencia impactó directamente a quienes cursaban la primaria, etapa educativa en la que se aprenden y perfeccionan las habilidades de lectura, escritura y matemáticas. Asimismo, es el nivel en el que se adentra por primera vez en materias como historia, geografía, ciencias naturales, entre otras. Es decir, esta es la primera aproximación que las personas tiene con el estudio del mundo y, también, es donde perfecciona sus habilidades primarias de comunicación.

Por otro lado, este sector pertenece a la generación Z, lo que implica que estas personas nacieron en un contexto en el que la expansión del internet y el desarrollo acelerado de nuevas tecnologías ya era una realidad. Esta natividad digital les otorga una ventaja sobre las demás generaciones a la hora de adaptarse a las labores (en este caso, de aprendizaje) que deben llevarse a cabo desde la distancia.

Aquí vale realizar un paréntesis para mirar al ejercicio realizado el pasado 30 de abril por parte de la Secretaría de Salud. Este fue interesante porque dio voz y rostro a decenas de niñas y niños, provenientes de distintos contextos y con condiciones particulares, para que externaran sus inquietudes. Asimismo, las preguntas realizadas por los pequeños nos demuestran que este sector comparte muchas inquietudes con otros grupos poblacionales y, a su vez, da un cierto seguimiento a la información relacionada con el Covid-19.

Por otro lado, el sector joven del país —que se conforma por personas de entre 15 y 24 años— pertenece, en su mayoría, a la generación Y (también conocida como millenial). Este grupo se caracteriza por haber nacido durante el proceso de digitalización global y, por ende, cuenta habilidades tecnologías similares —más no iguales— a las de la generación Z. Es decir, a pesar de haber nacido junto con la creación y expansión del internet y otras tecnologías en el mundo, aún existe una brecha digital entre esta generación y la siguiente.

Este grupo fue impactado por el covid-19 mientras cursaba los niveles educativos medio superior y superior, adentrándose en los procesos de socialización avanzados y, en algunos casos, iniciando o ya adentrados en su vida laboral.

Por ello, el principal impacto que ha sufrido este sector es la modificación de su rutina (de trabajo o de estudios), lo que, a su vez, interrumpe su transición a la vida adulta y pone sobre la mesa afectaciones sociales y económicas importantes.

Es fundamental tomar en consideración estos factores para determinar de qué manera afecta el coronavirus a estos dos grupos de edad y cuales son las características particulares de cada sector que debemos tomar en consideración para definir las acciones necesarias para minimizar los daños. A pesar de que compartamos una misma pandemia, no todos la vivimos de la misma manera.

Como Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado de la República, quiero reconocer la gran labor que las niñas, niños y jóvenes de México están haciendo para contribuir a la lucha contra el COVID-19. Asimismo, quiero resaltar la enorme trabajo y compromiso de aquellos jóvenes que no pueden quedarse en casa y salen a diario, con una gran vocación de servicio por el bienestar de alguien más.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

domingo 12 de julio de 2020

Falta de transparencia

domingo 05 de julio de 2020

Jamás omisos

domingo 28 de junio de 2020

Morelos, tierra de gigantes

domingo 21 de junio de 2020

Transición segura

domingo 14 de junio de 2020

Justicia para Alexander

domingo 07 de junio de 2020

Reflexión interna

domingo 31 de mayo de 2020

Más allá

domingo 24 de mayo de 2020

Sociedad en riesgo

lunes 18 de mayo de 2020

Reactivación económica

lunes 11 de mayo de 2020

Responsabilidades

Cargar Más