/ sábado 7 de diciembre de 2019

Las gorditas de Los Reyes

Castrando Ando

Aunque las he visitado desde hace 25 años, esta semana tuve que darme una vuelta para refrescar la memoria y confirmar que las Gorditas de afuera de la iglesia de Los Reyes en Tetela del Monte en Cuernavaca, siguen siendo de lo mejor y más delicioso.

La sombra de los árboles y el clima boscoso que aún conserva esa parte de la ciudad, hacen de la hora de la garnacha un momento placentero que compensa la ligera incomodidad de comer en banquitos, haciendo rueda a la parrilla que hipnotiza con el ir y venir de su burbujeo dorado.

Son gordas y quesadillas fritas, de esas que permanecen el tiempo exacto en el aceite, para adoptar el tono dorado justo, que preludia una mordida crujiente.

Además su tamaño también es exacto: no son gordas gruesas, sino más bien delgadas y extendidas, con la cantidad apropiada de frijolitos que le dan un matiz especial, pero que permite disfrutar el sabor del maíz dorado.

Las sencillas con queso en polvo, crema y salsa verde cocida son básicas, pero te recomiendo que pruebes la deliciosa tinga, el pollito con papas, el picadillo, el chicharrón en verde o los champiñones, que redondean este antojo cien por ciento mexicano, para convertirlo en un manjar.

Si me preguntas cuáles prefiero, esta semana llegué por una de tinga y terminé comiendo tres de ellas, eso si, con su respectiva lechuga que aporta a la hora del desayuno un contenido de vegetales aceptable y sabroso.

En las Gorditas de Los Reyes también puedes pedir una orden de taquitos dorados, de papa, pollo o longaniza, recién fritos y medio tiernos. O ya si traes barrio anímate por una papá bien fritita, cortada en cubos y bañada de la verde, como la comíamos antes de que todo fuera un exceso.

Aunque es un rinconcito pequeño de Cuernavaca, considera que su fama a veces obliga a hacer fila, así que llega temprano y con tiempo. Está bien fácil de llegar: ve al norte de Calzada de los Reyes y toma la desviación que entra a la zona de viveros en Tetela; en la entrada, a un costado de la iglesia y frente a la primaria las vas a encontrar. Abren solo un poco después de las 9 de la mañana y terminan un poco antes de la 1.


Sígueme en Facebook como Castrando Ando

Aunque las he visitado desde hace 25 años, esta semana tuve que darme una vuelta para refrescar la memoria y confirmar que las Gorditas de afuera de la iglesia de Los Reyes en Tetela del Monte en Cuernavaca, siguen siendo de lo mejor y más delicioso.

La sombra de los árboles y el clima boscoso que aún conserva esa parte de la ciudad, hacen de la hora de la garnacha un momento placentero que compensa la ligera incomodidad de comer en banquitos, haciendo rueda a la parrilla que hipnotiza con el ir y venir de su burbujeo dorado.

Son gordas y quesadillas fritas, de esas que permanecen el tiempo exacto en el aceite, para adoptar el tono dorado justo, que preludia una mordida crujiente.

Además su tamaño también es exacto: no son gordas gruesas, sino más bien delgadas y extendidas, con la cantidad apropiada de frijolitos que le dan un matiz especial, pero que permite disfrutar el sabor del maíz dorado.

Las sencillas con queso en polvo, crema y salsa verde cocida son básicas, pero te recomiendo que pruebes la deliciosa tinga, el pollito con papas, el picadillo, el chicharrón en verde o los champiñones, que redondean este antojo cien por ciento mexicano, para convertirlo en un manjar.

Si me preguntas cuáles prefiero, esta semana llegué por una de tinga y terminé comiendo tres de ellas, eso si, con su respectiva lechuga que aporta a la hora del desayuno un contenido de vegetales aceptable y sabroso.

En las Gorditas de Los Reyes también puedes pedir una orden de taquitos dorados, de papa, pollo o longaniza, recién fritos y medio tiernos. O ya si traes barrio anímate por una papá bien fritita, cortada en cubos y bañada de la verde, como la comíamos antes de que todo fuera un exceso.

Aunque es un rinconcito pequeño de Cuernavaca, considera que su fama a veces obliga a hacer fila, así que llega temprano y con tiempo. Está bien fácil de llegar: ve al norte de Calzada de los Reyes y toma la desviación que entra a la zona de viveros en Tetela; en la entrada, a un costado de la iglesia y frente a la primaria las vas a encontrar. Abren solo un poco después de las 9 de la mañana y terminan un poco antes de la 1.


Sígueme en Facebook como Castrando Ando

Local

El virus no se transmite por leche materna: Salud

A nivel estatal, siete recién mamás han sido diagnosticadas con Covid-19

Local

[Nosotras] Orgasmo: Rompiendo tabúes

La falta de orgasmo en una mujer puede ser a causa de un problema de salud pública silencioso

Local

“La verificación funciona, los usuarios no entienden”: SDS

El titular de Desarrollo Sustentable advirtió que las cifras muestran un trabajo adecuado de los centros de revisión

Sociedad

Estudiantes tendrán crisis de aprendizaje, advierte Banco Mundial

Cierre de las escuelas bajará puntajes de las pruebas promedio de niños de primaria y secundaria

Política

Fiscalización, reto de las campañas: Espadas Ancona

Uuc-Kib Espadas Ancona señala que urge regular los recursos que ingresan a campañas sin pasar por bancos o registros fiscales

Sociedad

A seis años del derrame en río Sonora, afectación persiste

Contaminación de pozos aqueja a municipios afectados por el vertido de sulfato de cobre acidulado

Finanzas

Disruptores | Las transnacionales digitales meten el acelerador en México

El país tenía un atraso en las compras en línea, pero la pandemia obligó a acelerar la adopción de pagos digitales y empujó al país tres años hacia el futuro, asegura Juan Luis Bordes, director general de PayPal para México

Mundo

Cosen peluches para sobrevivir en Gaza

Una pareja de discapacitados palestinos se mantiene apenas a flote con la venta de disfraces y muñecos de felpa durante la pandemia

Local

Salvan a productores los tianguis ganaderos

Se espera que en unas semanas más el gremio alcance a recuperarse