/ martes 10 de septiembre de 2019

Los riesgos de nuestra forma de democracia

Escenario Político

El politólogo, Juan Linz argumenta que los sistemas parlamentarios funcionan mejor con partidos disciplinados, y esto también fortalece el funcionamiento de los sistemas presidenciales, pues la excesiva indisciplina dificulta la relación razonable y estable entre el gobierno, los diversos partidos y la rama legislativa. Un mínimo de disciplina partidaria ayuda al presidente a lograr acuerdos estables en el congreso, acuerdos que los legisladores podrían respetar y cumplir. En los regímenes democráticos donde prevalezca la indisciplina partidaria y legislativa poco puede asegurarse el cumplimiento de los pactos políticos de conciliación y acciones de gobierno. En estas condiciones, el presidente se ve fuertemente inclinado a apoyarse en bases políticas que alientan el clientelismo y el patronazgo. La disciplina partidaria dependerá de la forma en que organiza la elección de candidatos, pues así los legisladores tienen incentivos para seguir la línea del partido y para ser considerado a contender en elecciones. El autor también determina que la fragmentación del sistema de partidos incrementa el conflicto y la indisciplina partidaria, proponiendo que se limite la fragmentación partidaria o bien se logre formar frecuentemente coaliciones de gobierno y de iniciativas legislativas, para así asegurar que se guarde un mínimo de disciplina en los partidos contendientes.

Estamos de acuerdo con el autor en que el sistema democrático, ya sea parlamentario o presidencial, pero especialmente el último por ser nuestro contexto, requiere de un mínimo de disciplina por parte de los partidos políticos, puesto que fortalece la legitimidad del sistema en su conjunto. Nuestra democracia requiere congruencia tanto del partido en gobierno como de la oposición para que podamos aspirar a niveles más estables de democratización. Sin embargo, no apoyamos la propuesta de limitar la fragmentación del sistema de partidos, puesto que México ha luchado por la representación de las minorías que buscan incidir en las decisiones gubernamentales. La disciplina de partido debería buscarse por la vía de las coaliciones y negociación parlamentaria. A nueve meses de la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador, tiene razón Linz, al referirse al ganador único que encarna el presidente que, en México, reclama de mínimos equilibrios y contrapesos para atemperar al presidente fuerte que, está de vuelta con todas las dificultades para el arreglo constitucional y los riesgos para nuestra forma de democracia por algunos retos en puerta: La revocación de mandato que habilitaría electoralmente al presidente desde las reglas del juego, la ausente certeza en la política económica y la cancelación del Aeropuerto en Texcoco que, no representa la separación del poder político del económico, sino la irracionalidad al dilapidar miles de millones de pesos en una inversión fundamental y la presión hacia las ramas legislativa y judicial.


Director Editorial: www.escenariopolitico.mx

Facebook / Linkedin: Daniel Adame Osorio

Twitter: @Danieldao1

Instagram: @danieladameosorio

El politólogo, Juan Linz argumenta que los sistemas parlamentarios funcionan mejor con partidos disciplinados, y esto también fortalece el funcionamiento de los sistemas presidenciales, pues la excesiva indisciplina dificulta la relación razonable y estable entre el gobierno, los diversos partidos y la rama legislativa. Un mínimo de disciplina partidaria ayuda al presidente a lograr acuerdos estables en el congreso, acuerdos que los legisladores podrían respetar y cumplir. En los regímenes democráticos donde prevalezca la indisciplina partidaria y legislativa poco puede asegurarse el cumplimiento de los pactos políticos de conciliación y acciones de gobierno. En estas condiciones, el presidente se ve fuertemente inclinado a apoyarse en bases políticas que alientan el clientelismo y el patronazgo. La disciplina partidaria dependerá de la forma en que organiza la elección de candidatos, pues así los legisladores tienen incentivos para seguir la línea del partido y para ser considerado a contender en elecciones. El autor también determina que la fragmentación del sistema de partidos incrementa el conflicto y la indisciplina partidaria, proponiendo que se limite la fragmentación partidaria o bien se logre formar frecuentemente coaliciones de gobierno y de iniciativas legislativas, para así asegurar que se guarde un mínimo de disciplina en los partidos contendientes.

Estamos de acuerdo con el autor en que el sistema democrático, ya sea parlamentario o presidencial, pero especialmente el último por ser nuestro contexto, requiere de un mínimo de disciplina por parte de los partidos políticos, puesto que fortalece la legitimidad del sistema en su conjunto. Nuestra democracia requiere congruencia tanto del partido en gobierno como de la oposición para que podamos aspirar a niveles más estables de democratización. Sin embargo, no apoyamos la propuesta de limitar la fragmentación del sistema de partidos, puesto que México ha luchado por la representación de las minorías que buscan incidir en las decisiones gubernamentales. La disciplina de partido debería buscarse por la vía de las coaliciones y negociación parlamentaria. A nueve meses de la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador, tiene razón Linz, al referirse al ganador único que encarna el presidente que, en México, reclama de mínimos equilibrios y contrapesos para atemperar al presidente fuerte que, está de vuelta con todas las dificultades para el arreglo constitucional y los riesgos para nuestra forma de democracia por algunos retos en puerta: La revocación de mandato que habilitaría electoralmente al presidente desde las reglas del juego, la ausente certeza en la política económica y la cancelación del Aeropuerto en Texcoco que, no representa la separación del poder político del económico, sino la irracionalidad al dilapidar miles de millones de pesos en una inversión fundamental y la presión hacia las ramas legislativa y judicial.


Director Editorial: www.escenariopolitico.mx

Facebook / Linkedin: Daniel Adame Osorio

Twitter: @Danieldao1

Instagram: @danieladameosorio

Local

[Especial] De la viruela al coronavirus

Un breve recuento de las enfermedades que México ha importado a través de su historia

Local

Así se lleva a cabo la marcha por La Paz organizada por Javier Sicilia

La mañana de este viernes se reanuda la Caminata por la Verdad, la Paz y la Justicia de la zona de Tres Marías pretendiendo arribar por la tarde a la Ciudad de México

Local

¿Qué necesitas para subir al Tepozteco? Aquí te decimos

Recuerda que es un lugar ceremonial, por lo que se sugiere acudir con respeto y responsabilidad

Mundo

EU evacuaría a sus ciudadanos de Wuhan, China, por epidemia de coronavirus

EU planea un viaje para llevarse a sus ciudadanos y diplomáticos que se encuentran en Wuhan, China, así lo informó el Wall Street Journal

Mundo

Avance de coronavirus se acelera, China enfrenta una situación grave: Xi Jinping

El nuevo coronavirus, que apareció en diciembre en China ha cobrado la vida de 41 personas

Local

[VIDEO] ¡Desconéctate!

Después de un divorcio, reinventarte es de lo más necesario, y qué mejor que hacerlo a través de un viaje. ¡Atrévete!

Local

[VIDEO] Camino difícil hacia un futuro sostenible

El 2020 es un año decisivo en el que los países definirán la agenda de la acción ambiental para la próxima década: ONU

Local

[VIDEO] Hoy caminarán descalzos

En su tercer día de marcha, los caminantes por la paz andarán sin un zapato, y seguirán pidiendo unidad

Local

[Especial] Tetlama es un pueblo fantasma

La pobreza se agravó desde el cierre del basurero a cielo abierto hace ya 13 años