Carlos Félix

  / martes 15 de mayo de 2018

Mayo sin desmayo

A partir de este lunes 14 se completó el inicio de las campañas de quienes buscan algún cargo de elección popular, con los aspirantes a las alcaldías y diputaciones locales en el estado de Morelos. Se suman estos a los que se lanzaron a la conquista del voto para convertirse en el presidente de la república, senadores, diputados federales o gobernador de alguna de las nueve entidades donde habrá comicios.


Serán estas las elecciones más complejas de la historia, en cuanto a organización, pues se dio una re distritación local y federal, se avanzó en paridad y equidad de género en la distribución de candidaturas, ofertas políticas, alianzas, frentes y coaliciones, así como las candidaturas independientes, la reelección que echó por tierra uno de los máximos paradigmas de la revolución mexicana, y el voto de los mexicanos en el extranjero.


El proceso electoral llega en un momento donde la sociedad padece, no solo apatía, sino repudio a la actividad política en el amplio contexto, producto de los excesos, la corrupción, la impunidad y el cinismo de muchos de nuestros gobernantes. Vean el ejemplo de Aurelio Nuño, flamante coordinador de campaña de José Antonio Meade, y quien durante su paso como secretario de Educación Pública, gastó, en tan solo 16 meses, 1,7000 millones de pesos en publicidad, contra las 70 millones que le autorizó el congreso. La CNTE demandó al Gobierno federal auditar la administración de Nuño Mayer, quien al frente de esa dependencia realizó un sobre ejercicio de 2 mil 680 por ciento, de acuerdo con la Cuenta Pública 2017.


Buscar el manto protector, es el objetivo primario de quienes contienden, pero también de sus equipos. De ahí que la rebatinga por las posiciones “seguras”, como las plurinominales o ser abanderado por el partido que va “cincho”, se esté convirtiendo en un lamentabilísimo espectáculo y a su vez, una vacuna para la vida democrática. Ahí tienen a Morena y al PES en la candidatura para la alcaldía de Cuernavaca, donde una vez más se manejan millones para comprar o declinar esa posición.


En contraparte, las instancias electorales buscan por todos los medios, invitar, convocar, motivar a la sociedad a que ejerza sus derechos ciudadanos. Es duro ser el organizador y árbitro de las elecciones, cuando por ejemplo, las personas insaculadas (sorteadas, pues) se niegan a participar como funcionarios de casilla, argumentando falta de tiempo, enfermedad, algún viaje o incapacidad, o de plano, negarse a dar su tiempo para esta gran responsabilidad.


Más grave aún, que haya quien de antemano anuncia que no votará, por desconfianza, como mensaje de incredulidad de que los mexicanos podemos elegir a nuestros gobernantes de una forma pacífica, democrática y civilizada. Se dicen hartos de la compra de votos y conciencias, cochupos, cooptación e indiscriminado lucro de las franquicias disfrazadas de partidos políticos que no son fieles a sus respectivas plataformas ideológicas y optan por aliarse con sus enemigos en el afán de acceder al poder.


En nada ayuda que coincidan las votaciones con la Copa Mundial de Futbol. La anestesia generalizada provocada por este evento es terreno fértil para toda clase de manipulaciones, como bien lo sabemos. Además, la vida no se detiene, y mayo, quinto mes del año, trae consigo un gran número de conmemoraciones que implican gasto, organización e interrupción de los flujos laborales y familiares: el día del trabajo, de la Santa Cruz, de la Cruz Roja, de la libertad de expresión, del Rompimiento del Sitio de Cuautla, la Batalla de Puebla, el día del asma, de las madres, del maestro, del estudiante, de los museos, de la familia y el de no fumar.


Cada uno de ellos representa actividades, suspensión laboral o educativa, preparativos, desembolsos, reflexiones y en el mejor de los casos, llamados a la acción. Mayo es también el mes de más calor, antes de la llegada de las lluvias y la recta final del ciclo escolar para millones de párvulos.


Además, se cumplen 50 años del mayo de París, cadena de protestas que se llevaron a cabo en Francia y, especialmente, en la Ciudad Luz, durante los meses de mayo y junio de 1968. Sin ser una revolución en sentido estricto, las cosas nunca volvieron a ser igual después de aquel movimiento que prendió, con distintas modalidades, en muchas partes del mundo. Se transformaron bastantes aspectos de la realidad, culturales, económicos y políticos. Fue la chispa que encendió lo que ocurriría en México hace medio siglo, un 2 de octubre. Así que, a mediados de mes, a entrarle a mayo sin desmayo, para que se acabe pronto. ¿no?


Hasta la próxima entrega, donde podrán seguir leyendo lo que hay en mi mente.


Comentarios: cfelix7@hotmail.com

Twitter: @CarlosFelix1

A partir de este lunes 14 se completó el inicio de las campañas de quienes buscan algún cargo de elección popular, con los aspirantes a las alcaldías y diputaciones locales en el estado de Morelos. Se suman estos a los que se lanzaron a la conquista del voto para convertirse en el presidente de la república, senadores, diputados federales o gobernador de alguna de las nueve entidades donde habrá comicios.


Serán estas las elecciones más complejas de la historia, en cuanto a organización, pues se dio una re distritación local y federal, se avanzó en paridad y equidad de género en la distribución de candidaturas, ofertas políticas, alianzas, frentes y coaliciones, así como las candidaturas independientes, la reelección que echó por tierra uno de los máximos paradigmas de la revolución mexicana, y el voto de los mexicanos en el extranjero.


El proceso electoral llega en un momento donde la sociedad padece, no solo apatía, sino repudio a la actividad política en el amplio contexto, producto de los excesos, la corrupción, la impunidad y el cinismo de muchos de nuestros gobernantes. Vean el ejemplo de Aurelio Nuño, flamante coordinador de campaña de José Antonio Meade, y quien durante su paso como secretario de Educación Pública, gastó, en tan solo 16 meses, 1,7000 millones de pesos en publicidad, contra las 70 millones que le autorizó el congreso. La CNTE demandó al Gobierno federal auditar la administración de Nuño Mayer, quien al frente de esa dependencia realizó un sobre ejercicio de 2 mil 680 por ciento, de acuerdo con la Cuenta Pública 2017.


Buscar el manto protector, es el objetivo primario de quienes contienden, pero también de sus equipos. De ahí que la rebatinga por las posiciones “seguras”, como las plurinominales o ser abanderado por el partido que va “cincho”, se esté convirtiendo en un lamentabilísimo espectáculo y a su vez, una vacuna para la vida democrática. Ahí tienen a Morena y al PES en la candidatura para la alcaldía de Cuernavaca, donde una vez más se manejan millones para comprar o declinar esa posición.


En contraparte, las instancias electorales buscan por todos los medios, invitar, convocar, motivar a la sociedad a que ejerza sus derechos ciudadanos. Es duro ser el organizador y árbitro de las elecciones, cuando por ejemplo, las personas insaculadas (sorteadas, pues) se niegan a participar como funcionarios de casilla, argumentando falta de tiempo, enfermedad, algún viaje o incapacidad, o de plano, negarse a dar su tiempo para esta gran responsabilidad.


Más grave aún, que haya quien de antemano anuncia que no votará, por desconfianza, como mensaje de incredulidad de que los mexicanos podemos elegir a nuestros gobernantes de una forma pacífica, democrática y civilizada. Se dicen hartos de la compra de votos y conciencias, cochupos, cooptación e indiscriminado lucro de las franquicias disfrazadas de partidos políticos que no son fieles a sus respectivas plataformas ideológicas y optan por aliarse con sus enemigos en el afán de acceder al poder.


En nada ayuda que coincidan las votaciones con la Copa Mundial de Futbol. La anestesia generalizada provocada por este evento es terreno fértil para toda clase de manipulaciones, como bien lo sabemos. Además, la vida no se detiene, y mayo, quinto mes del año, trae consigo un gran número de conmemoraciones que implican gasto, organización e interrupción de los flujos laborales y familiares: el día del trabajo, de la Santa Cruz, de la Cruz Roja, de la libertad de expresión, del Rompimiento del Sitio de Cuautla, la Batalla de Puebla, el día del asma, de las madres, del maestro, del estudiante, de los museos, de la familia y el de no fumar.


Cada uno de ellos representa actividades, suspensión laboral o educativa, preparativos, desembolsos, reflexiones y en el mejor de los casos, llamados a la acción. Mayo es también el mes de más calor, antes de la llegada de las lluvias y la recta final del ciclo escolar para millones de párvulos.


Además, se cumplen 50 años del mayo de París, cadena de protestas que se llevaron a cabo en Francia y, especialmente, en la Ciudad Luz, durante los meses de mayo y junio de 1968. Sin ser una revolución en sentido estricto, las cosas nunca volvieron a ser igual después de aquel movimiento que prendió, con distintas modalidades, en muchas partes del mundo. Se transformaron bastantes aspectos de la realidad, culturales, económicos y políticos. Fue la chispa que encendió lo que ocurriría en México hace medio siglo, un 2 de octubre. Así que, a mediados de mes, a entrarle a mayo sin desmayo, para que se acabe pronto. ¿no?


Hasta la próxima entrega, donde podrán seguir leyendo lo que hay en mi mente.


Comentarios: cfelix7@hotmail.com

Twitter: @CarlosFelix1

martes 14 de agosto de 2018

El Instituto de la Mujer

martes 07 de agosto de 2018

Colapso

martes 31 de julio de 2018

Acomodos, acomodados y acomodaticios

martes 24 de julio de 2018

Eric

martes 17 de julio de 2018

AMLO, Juárez y el México Surrealista

martes 10 de julio de 2018

La cruda electoral

martes 03 de julio de 2018

Color esperanza

martes 26 de junio de 2018

Tiempo de reflexión

miércoles 20 de junio de 2018

La última semana

Cargar Más