/ martes 27 de julio de 2021

México, al frente de América Latina

El gobierno de México realizó el 24 de julio un acto simbólico en el Castillo de Chapultepec, con motivo del 238 aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar, acontecimiento que sirvió de marco para reunir a los países miembros de la Comunidad de Países de América Latina y el Caribe (CELAC).

La reunión dio oportunidad para revisar las nuevas relaciones que se han establecido en la región, en especial el rechazo de todas las naciones al embargo y sanciones que USA ha establecido contra Cuba, lo mismo que contra el país natal del héroe, la República de Venezuela.

Asimismo, AMLO hizo una dura crítica contra la Organización de Estados Americanos (OEA) que desde hace varias décadas no es más que un apéndice del Departamento de Estado norteamericano, y se ha dedicado a socavar la autonomía y la independencia de las naciones de la región. Baste recordar el nefasto papel que ese organismo desempeñó en el golpe de estado que se produjo en 2019 contra el gobierno de Bolivia, encabezado entonces por Evo Morales.

En tal sentido, AMLO llamó a construir un nuevo organismo internacional, que no sea lacayo de nadie, y que sirva para mediar en los conflictos entre los países miembros, pero sin sanciones ni bloqueos. En especial, dentro del organismo se deberán aplicar los principios de No Intervención y Autodeterminación de los Pueblos.

En fechas recientes, el gobierno de USA ha promovido diversas acciones de desestabilización de algunos gobiernos, en especial contra Cuba, que en fecha reciente enfrentó la arremetida de elementos contrarios a la revolución. El gobierno cubano respondió con la movilización masiva de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) la organización de masas más grande de América Latina. Las naciones de la región protestaron contra el intervencionismo manifiesto en las demostraciones anticubanas, y manifestaron su apoyo al gobierno legítimo de la isla.

Respecto a Cuba, AMLO la definió como “la nueva Numancia” y calificó de “hazaña” el hecho de que ese país haya resistido ya más de 60 años un bloqueo que afecta gravemente la economía cubana, en especial su alimentación y medicamentos. En este sentido, propuso que Cuba sea premiada con un reconocimiento internacional como “patrimonio de la humanidad”.

El presidente AMLO expresó en su discurso que en la región están creadas las condiciones para una mejora sustancial de las relaciones diplomáticas con USA, tomando en cuenta que China –país con enormes tasas de crecimiento económico—ya es un fuerte competidos de la potencia norteamericana en el comercio internacional.

De continuar la tendencia actual –expresó el presidente—para mediados de este siglo China habrá desplazado por completo a USA, en una proporción de más de la mitad del comercio mundial contra una débil competencia de USA, que apenas llegará a un 10% del comercio internacional.

Por lo mismo, se perfila cada día más claramente la posibilidad de crear una zona donde predomine el comercio en provecho de la región, y por lo mismo ya no haya más bloqueos, sanciones ni otras medidas de coerción que perjudiquen los intereses de América Latina en su conjunto.

Enfatizó en que el gobierno mexicano le ha dicho al presidente Joe Biden, de USA: México prefiere una integración soberana con USA para recuperar lo que ambos países han perdido por la competencia china, que sufrir un debilitamiento como parte de la región y enfrentar una zona del Pacífico plagada de tensiones bélicas.

Con ese acto, se puso claramente que México ha recuperado por completo el liderazgo que por décadas ejerció respecto a los países hermanos de la región, y que fue abandonado durante décadas por los gobiernos neoliberales, cuando México privilegió las relaciones con USA en detrimento de las tradicionales relaciones fraternas con los países de habla hispana.

En el acto participaron Isabel Allende, escritora e hija de Salvador Allende, quien fuera víctima de un golpe de estado apoyado por la CIA en 1973; Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, secretario de relaciones exteriores y convocante de la reunión en nombre del gobierno de México.

Estuvieron presentes los embajadores de los países de la CELAC –de los cuales México es presidente “pro témpore”—y funcionarios del gobierno mexicano. Intervino en el acto Lila Downs, con una canción que se refiere a los pueblos de América Latina, una región que camina “sin piernas”, y habla de que “no se puede comprar el viento, no se puede comprar el sol, no se puede comprar mi sonrisa”.

El gobierno de México realizó el 24 de julio un acto simbólico en el Castillo de Chapultepec, con motivo del 238 aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar, acontecimiento que sirvió de marco para reunir a los países miembros de la Comunidad de Países de América Latina y el Caribe (CELAC).

La reunión dio oportunidad para revisar las nuevas relaciones que se han establecido en la región, en especial el rechazo de todas las naciones al embargo y sanciones que USA ha establecido contra Cuba, lo mismo que contra el país natal del héroe, la República de Venezuela.

Asimismo, AMLO hizo una dura crítica contra la Organización de Estados Americanos (OEA) que desde hace varias décadas no es más que un apéndice del Departamento de Estado norteamericano, y se ha dedicado a socavar la autonomía y la independencia de las naciones de la región. Baste recordar el nefasto papel que ese organismo desempeñó en el golpe de estado que se produjo en 2019 contra el gobierno de Bolivia, encabezado entonces por Evo Morales.

En tal sentido, AMLO llamó a construir un nuevo organismo internacional, que no sea lacayo de nadie, y que sirva para mediar en los conflictos entre los países miembros, pero sin sanciones ni bloqueos. En especial, dentro del organismo se deberán aplicar los principios de No Intervención y Autodeterminación de los Pueblos.

En fechas recientes, el gobierno de USA ha promovido diversas acciones de desestabilización de algunos gobiernos, en especial contra Cuba, que en fecha reciente enfrentó la arremetida de elementos contrarios a la revolución. El gobierno cubano respondió con la movilización masiva de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) la organización de masas más grande de América Latina. Las naciones de la región protestaron contra el intervencionismo manifiesto en las demostraciones anticubanas, y manifestaron su apoyo al gobierno legítimo de la isla.

Respecto a Cuba, AMLO la definió como “la nueva Numancia” y calificó de “hazaña” el hecho de que ese país haya resistido ya más de 60 años un bloqueo que afecta gravemente la economía cubana, en especial su alimentación y medicamentos. En este sentido, propuso que Cuba sea premiada con un reconocimiento internacional como “patrimonio de la humanidad”.

El presidente AMLO expresó en su discurso que en la región están creadas las condiciones para una mejora sustancial de las relaciones diplomáticas con USA, tomando en cuenta que China –país con enormes tasas de crecimiento económico—ya es un fuerte competidos de la potencia norteamericana en el comercio internacional.

De continuar la tendencia actual –expresó el presidente—para mediados de este siglo China habrá desplazado por completo a USA, en una proporción de más de la mitad del comercio mundial contra una débil competencia de USA, que apenas llegará a un 10% del comercio internacional.

Por lo mismo, se perfila cada día más claramente la posibilidad de crear una zona donde predomine el comercio en provecho de la región, y por lo mismo ya no haya más bloqueos, sanciones ni otras medidas de coerción que perjudiquen los intereses de América Latina en su conjunto.

Enfatizó en que el gobierno mexicano le ha dicho al presidente Joe Biden, de USA: México prefiere una integración soberana con USA para recuperar lo que ambos países han perdido por la competencia china, que sufrir un debilitamiento como parte de la región y enfrentar una zona del Pacífico plagada de tensiones bélicas.

Con ese acto, se puso claramente que México ha recuperado por completo el liderazgo que por décadas ejerció respecto a los países hermanos de la región, y que fue abandonado durante décadas por los gobiernos neoliberales, cuando México privilegió las relaciones con USA en detrimento de las tradicionales relaciones fraternas con los países de habla hispana.

En el acto participaron Isabel Allende, escritora e hija de Salvador Allende, quien fuera víctima de un golpe de estado apoyado por la CIA en 1973; Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, secretario de relaciones exteriores y convocante de la reunión en nombre del gobierno de México.

Estuvieron presentes los embajadores de los países de la CELAC –de los cuales México es presidente “pro témpore”—y funcionarios del gobierno mexicano. Intervino en el acto Lila Downs, con una canción que se refiere a los pueblos de América Latina, una región que camina “sin piernas”, y habla de que “no se puede comprar el viento, no se puede comprar el sol, no se puede comprar mi sonrisa”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 23 de noviembre de 2021

Sacudida a los líderes de USA y Canadá

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 16 de noviembre de 2021

Recorte sustancial al presupuesto del INE

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 02 de noviembre de 2021

Capitalismo salvaje de Claudio X

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 26 de octubre de 2021

Las listas de Claudio

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 19 de octubre de 2021

Cuentas pendientes de la 4T

Vamos Adelante

Tania Valentina

martes 12 de octubre de 2021

El Estado debe dirigir la economía

Vamos Adelante

Tania Valentina

miércoles 29 de septiembre de 2021

A 7 años de la noche de Iguala

Tania Valentina

martes 21 de septiembre de 2021

CELAC, nuevo camino para América Latina

Vamos adelante

Tania Valentina

Cargar Más