/ domingo 6 de septiembre de 2020

Proceso electoral

Hoy inicia el proceso electoral con clímax en la jornada de votación del 6 de junio. En el país se disputarán más de 21 mil cargos, desde ayuntamientos hasta gubernaturas y diputaciones federales. En Morelos se renuevan 33 ayuntamientos, 3 consejos municipales indígenas, 20 diputaciones locales y cinco federales, para lo que partidos políticos y candidatos independientes harán las que se estima serán las campañas más bajas en la historia reciente del estado (y conste que hemos tenido bajezas de todo tipo por muchos años).

Con autoridades electorales limitadas por múltiples factores, pero especialmente por la falta de recursos económicos para enfrentar los altísimos costos que implica regular procesos electorales en medio de la desconfianza y trapacerías de muchos de los participantes, una sociedad preocupada más por la crisis sanitaria y económica que significa la pandemia por Covid-19, la creciente inseguridad que revive el miedo de hace meses, y una oferta política verdaderamente limitada, la ciudadanía tendrá que hacer un gran esfuerzo para encontrar a los candidatos que puedan sacarnos de la peor crisis en la historia reciente de un estado al que todo le duele (política, economía, salud, seguridad, educación, desarrollo social, combate a la pobreza, empleo de calidad, ciudadanía, productividad, y los etcéteras del caso).

El reto es para todos, las autoridades electorales deben recuperar la confianza ciudadana en medio de los embates del grupo en el gobierno federal que conforme puede le arrima tremendos mamporros a la imagen de honestidad que aún tienen quienes se dedican a la organización y sanción de los comicios. Los electores deberán reconciliar sus sentimientos con la razón para seleccionar a los candidatos que puedan liderar la reconstrucción y reconciliación del estado más allá de lo simpáticos o antipáticos que pudieran resultarles. Los gobiernos y el Congreso tendrán que garantizar que el proceso se desarrollará en paz y con toda la justicia posible dentro del marco legal, evitando involucrarse aún subrepticiamente en las campañas, y mucho menos en el diseño y operación directa de campañas negativas. Los medios de comunicación deberán reforzar sus filtros para reproducir contenidos dudosos, pero también tendrán que fomentar la confianza y participación ciudadana en las elecciones promoviendo el voto razonado. Los empresarios y organizaciones tendrán que promover el voto, generar ideas y propuestas que puedan incorporarse a las plataformas políticas y a la discusión pública. Y los candidatos y quienes administran y diseñan las campañas, tendrán que encontrar mensajes que apunten a un debate político de altura que permita, una vez concluido el proceso, la reconciliación entre partidos, ex candidatos, equipos de campaña y ciudadanos, para contribuir todos juntos al desarrollo de cada región del estado.

Todos deben contribuir con su parte del trabajo. La irresponsabilidad de algunos debiera ser señalada de inmediato por el resto para permitir se corrija o hasta se elimine de la ecuación a quienes podrían arruinarla. La tarea de todos inicia hoy.


@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

Hoy inicia el proceso electoral con clímax en la jornada de votación del 6 de junio. En el país se disputarán más de 21 mil cargos, desde ayuntamientos hasta gubernaturas y diputaciones federales. En Morelos se renuevan 33 ayuntamientos, 3 consejos municipales indígenas, 20 diputaciones locales y cinco federales, para lo que partidos políticos y candidatos independientes harán las que se estima serán las campañas más bajas en la historia reciente del estado (y conste que hemos tenido bajezas de todo tipo por muchos años).

Con autoridades electorales limitadas por múltiples factores, pero especialmente por la falta de recursos económicos para enfrentar los altísimos costos que implica regular procesos electorales en medio de la desconfianza y trapacerías de muchos de los participantes, una sociedad preocupada más por la crisis sanitaria y económica que significa la pandemia por Covid-19, la creciente inseguridad que revive el miedo de hace meses, y una oferta política verdaderamente limitada, la ciudadanía tendrá que hacer un gran esfuerzo para encontrar a los candidatos que puedan sacarnos de la peor crisis en la historia reciente de un estado al que todo le duele (política, economía, salud, seguridad, educación, desarrollo social, combate a la pobreza, empleo de calidad, ciudadanía, productividad, y los etcéteras del caso).

El reto es para todos, las autoridades electorales deben recuperar la confianza ciudadana en medio de los embates del grupo en el gobierno federal que conforme puede le arrima tremendos mamporros a la imagen de honestidad que aún tienen quienes se dedican a la organización y sanción de los comicios. Los electores deberán reconciliar sus sentimientos con la razón para seleccionar a los candidatos que puedan liderar la reconstrucción y reconciliación del estado más allá de lo simpáticos o antipáticos que pudieran resultarles. Los gobiernos y el Congreso tendrán que garantizar que el proceso se desarrollará en paz y con toda la justicia posible dentro del marco legal, evitando involucrarse aún subrepticiamente en las campañas, y mucho menos en el diseño y operación directa de campañas negativas. Los medios de comunicación deberán reforzar sus filtros para reproducir contenidos dudosos, pero también tendrán que fomentar la confianza y participación ciudadana en las elecciones promoviendo el voto razonado. Los empresarios y organizaciones tendrán que promover el voto, generar ideas y propuestas que puedan incorporarse a las plataformas políticas y a la discusión pública. Y los candidatos y quienes administran y diseñan las campañas, tendrán que encontrar mensajes que apunten a un debate político de altura que permita, una vez concluido el proceso, la reconciliación entre partidos, ex candidatos, equipos de campaña y ciudadanos, para contribuir todos juntos al desarrollo de cada región del estado.

Todos deben contribuir con su parte del trabajo. La irresponsabilidad de algunos debiera ser señalada de inmediato por el resto para permitir se corrija o hasta se elimine de la ecuación a quienes podrían arruinarla. La tarea de todos inicia hoy.


@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 29 de septiembre de 2020

La piñata partidista

Daniel Martínez

lunes 28 de septiembre de 2020

Las compus de los profes

Daniel Martínez

domingo 27 de septiembre de 2020

Nombres para Cuernavaca

Daniel Martínez

miércoles 23 de septiembre de 2020

¿Y el apoyo, AMLO?

Daniel Martínez

lunes 21 de septiembre de 2020

Chelas contra la pobreza

Daniel Martínez

domingo 20 de septiembre de 2020

La huidiza paz para Morelos

Daniel Martínez

jueves 17 de septiembre de 2020

La seguridad empeorará

Daniel Martínez

miércoles 16 de septiembre de 2020

Corrupción en SAPAC

Daniel Martínez

Cargar Más