/ viernes 5 de agosto de 2022

Antenazo

Algún día aprendimos de la frase: “que bien nos sale lo improvisado cuando lo organizamos bien”. Y qué razón.

En otra ocasión nos señalaron: “Dile a tu cuate que las organizaciones tienen dueño”.

Tal vez víctimas de los sueños democráticos y lo que quedaba de juventud nos hemos topado en varias ocasiones con desengaños y traiciones. Ejemplos sobran.

El reciente ejercicio que Morena emprendió y que ha transitado en las primeras etapas: división del país mediante sorteo para definir por género los próximos presidentes estatales, registro de postulantes y elección de consejeros, permiten entender que dentro de una organización partidista lo que vale es eso precisamente… la “organización” aunque aparente lo contrario.

En este mismo mes se definirán los comités ejecutivos y las presidencias de los consejos en cada entidad, se elegirán congresistas mediante asambleas en el exterior; en septiembre se tiene contemplado la celebración de su Congreso Nacional con tres objetivos: reforma de documentos básicos, elección del Consejo Nacional y su Presidencia, renovación del Comité Ejecutivo Nacional con excepción de la Presidencia y la Secretaría General. Los actores que pueden participar, ellas y ellos, ya están definidos con los bríos que aporta el éxito.

Sin embargo grandes actores que han competido en procesos electorales constitucionales en donde se buscan miles de votos, hoy están en una posición de “privilegio” dentro de Morena con un poco más de 500 votos. Ante la figura Presidencial sencillamente solo queda la sumisión.

No cabe duda que quien busca la conquista y/o la permanencia en el poder, en cualquier nivel, debe ejercer el liderazgo además de maniobrar con todos los actores intermedios que son factor elemental para el trabajo pie-tierra. Y este es el mejor de los ejemplos.

Mientras tanto os partidos de oposición han lanzado cualquier cantidad de críticas sobre la gobernanza del Presidente de la República al igual del proceso interno de Morena, pero no encontramos una propuesta que permita evaluar alguna otra alternativa hacia el 2023 en el estado de México y Coahuila, mucho menos hacia el 2024 con todo lo que está en juego. En ellos está ser actores o como otra frase lapidaria de la década de los 80s: “resignarse a verlos pasar”.

Radio Pasillo

Las frases y dichos aplican: “Candil de la calle y oscuridad de su casa” o en su caso “nadie es profeta en su tierra”. El delegado con funciones de presidente de Morena en Morelos, César Raúl Ojeda Zubieta, logró colarse como delegado con 529 votos en su natal Tabasco en el último de los espacios disponibles, el 60. ¿Ese es el alcance de un candidato por triple ocasión a la gubernatura de la tierra de Tomás Garrido Canabal?

teodororenteriavilla@gmail.com

Algún día aprendimos de la frase: “que bien nos sale lo improvisado cuando lo organizamos bien”. Y qué razón.

En otra ocasión nos señalaron: “Dile a tu cuate que las organizaciones tienen dueño”.

Tal vez víctimas de los sueños democráticos y lo que quedaba de juventud nos hemos topado en varias ocasiones con desengaños y traiciones. Ejemplos sobran.

El reciente ejercicio que Morena emprendió y que ha transitado en las primeras etapas: división del país mediante sorteo para definir por género los próximos presidentes estatales, registro de postulantes y elección de consejeros, permiten entender que dentro de una organización partidista lo que vale es eso precisamente… la “organización” aunque aparente lo contrario.

En este mismo mes se definirán los comités ejecutivos y las presidencias de los consejos en cada entidad, se elegirán congresistas mediante asambleas en el exterior; en septiembre se tiene contemplado la celebración de su Congreso Nacional con tres objetivos: reforma de documentos básicos, elección del Consejo Nacional y su Presidencia, renovación del Comité Ejecutivo Nacional con excepción de la Presidencia y la Secretaría General. Los actores que pueden participar, ellas y ellos, ya están definidos con los bríos que aporta el éxito.

Sin embargo grandes actores que han competido en procesos electorales constitucionales en donde se buscan miles de votos, hoy están en una posición de “privilegio” dentro de Morena con un poco más de 500 votos. Ante la figura Presidencial sencillamente solo queda la sumisión.

No cabe duda que quien busca la conquista y/o la permanencia en el poder, en cualquier nivel, debe ejercer el liderazgo además de maniobrar con todos los actores intermedios que son factor elemental para el trabajo pie-tierra. Y este es el mejor de los ejemplos.

Mientras tanto os partidos de oposición han lanzado cualquier cantidad de críticas sobre la gobernanza del Presidente de la República al igual del proceso interno de Morena, pero no encontramos una propuesta que permita evaluar alguna otra alternativa hacia el 2023 en el estado de México y Coahuila, mucho menos hacia el 2024 con todo lo que está en juego. En ellos está ser actores o como otra frase lapidaria de la década de los 80s: “resignarse a verlos pasar”.

Radio Pasillo

Las frases y dichos aplican: “Candil de la calle y oscuridad de su casa” o en su caso “nadie es profeta en su tierra”. El delegado con funciones de presidente de Morena en Morelos, César Raúl Ojeda Zubieta, logró colarse como delegado con 529 votos en su natal Tabasco en el último de los espacios disponibles, el 60. ¿Ese es el alcance de un candidato por triple ocasión a la gubernatura de la tierra de Tomás Garrido Canabal?

teodororenteriavilla@gmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 05 de agosto de 2022

Antenazo

Teodoro Rentería