/ lunes 13 de julio de 2020

Todos los caminos llevan al pasado: los extraditables

La corrupción en nuestro país ha sido la madre de todos los vicios: la desigualdad social, inseguridad, gran parte del endeudamiento, un sistema educativo deficiente, un liderazgo regional perdido y una industria petrolera que dejó de ser panacea para convertirse en un problema, todo como consecuencia del enorme caudal de corruptelas que gobernantes sin escrúpulos nos han recetado a lo largo de la historia.

El gobierno prometió que barrería las escaleras de arriba hacia abajo, un primer golpe de timón en los albores de la administración fue la detención de Alonso Ancira, millonario empresario dueño de AHMSA; siguió Juan Collado, abogado, amigo y presunto testaferro de las altas clases políticas en este país y quien por cierto acaba de cumplir un año como huésped distinguido del reclusorio norte, pero en 2019 no era todo, el hilo siguió hasta la detención de Rosario Robles, convirtiéndose en la primera ex secretaria de estado llamada a rendir cuentas ante la ley, la detención se vio envuelta en acusaciones de revanchismo político.

Después vino la calma, parecía como si el acostumbrado ritual presidencialista sexenio tras sexenio ofreciendo los necesarios sacrificios, hubiera amainado para retornar a aguas tranquilas; pero todo cambió, hoy los extraditables son la noticia del día y representan una muestra clara que para desterrar la impunidad del presente por fuerza hay que hurgar en el pasado, aunque signifique embarrarse los dedos, vayamos poco a poco:

Tomás Zerón era el hombre de las confianzas de José Murillo Karam y exdirector de la Agencia de investigación Criminal, encargado de investigar el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos en la noche más triste de México; pero hoy existen videos filtrados a medios que revelan los “infalibles métodos” de Zerón, en aquel entonces estuvimos pendientes de los avances en su trabajo, mientras el funcionario se gastaba más de 15 millones de pesos en comida gourmet y un chef acompañándolo a todos lados.

Cuando Gertz Manero derrumbó “La Verdad Histórica”, Tomas Zerón salió huyendo antes de caer la última piedra, ahora ha sido localizado en Canadá en donde se sabe, pidió asilo político para evitar su extradición, trámite que por cierto la Secretaría de Relaciones Exteriores ya ha iniciado a petición de la FGR, acusado de tortura y omisión, se espera sea la pieza clave para llegar al fondo del crimen más impactante en la historia reciente de México.

El otrora Director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, inmerso en los escándalos de Odebrecht y la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados, significa la oportunidad de oro para salvar el desempeño de la 4T, juzgarlo de forma unipersonal sería nefasto para garantizar el verdadero compromiso por erradicar la corrupción, el asunto es a todas luces un caso de delincuencia organizada, lo dijo en su oportunidad Javier Coello Trejo su flamante ex abogado “mi cliente no se mandaba solo”, no se necesita ser genio para imaginar quien o quienes pudieron tener la jerarquía necesaria para mandar a Lozoya, la SEIDO debe tomar cartas en el asunto si en verdad busca ir desarticulando el complejo andamiaje de corrupción radicado en nuestro país.

Hace unos días fue detenido Cesar Duarte, ex gobernador de Chihuahua, dicen que en política no existen casualidades sino causalidades ¿Duarte podría ser considerado entonces como un souvenir de la reciente visita presidencial a los Estados Unidos?

Lo cierto es que representa uno de los nefastos íconos de la corrupción en México, a través de un prestanombres presuntamente sacó cantidades ofensivamente millonarias hacia bancos en el extranjero, el priísta presumido por Peña Nieto pudiera tener al menos 50 propiedades en el vecino país del norte, además de un “ranchito” de 40 mil hectáreas en donde cabe la capital de su Estado, en sus propiedades se encontraron animales exóticos, cabezas de res robadas de los programas de apoyo a ganaderos chihuahuenses; la UIF congeló cuentas relacionadas a este personajes por más de 5000 mdp, todo como parte de la llamada operación “Safiro” con “s” por medio de la cual se desvió dinero a campañas electorales del PRI.

La 4T tiene en estos extraditables la prueba de fuego para demostrar ser distintos, barrer las escaleras del vecino pero también las propias es urgente, debemos aceptar como todos los caminos en la lucha contra la impunidad nos llevan al pasado, a ese pasado que muchos quisieran dejar en el olvido.

La corrupción en nuestro país ha sido la madre de todos los vicios: la desigualdad social, inseguridad, gran parte del endeudamiento, un sistema educativo deficiente, un liderazgo regional perdido y una industria petrolera que dejó de ser panacea para convertirse en un problema, todo como consecuencia del enorme caudal de corruptelas que gobernantes sin escrúpulos nos han recetado a lo largo de la historia.

El gobierno prometió que barrería las escaleras de arriba hacia abajo, un primer golpe de timón en los albores de la administración fue la detención de Alonso Ancira, millonario empresario dueño de AHMSA; siguió Juan Collado, abogado, amigo y presunto testaferro de las altas clases políticas en este país y quien por cierto acaba de cumplir un año como huésped distinguido del reclusorio norte, pero en 2019 no era todo, el hilo siguió hasta la detención de Rosario Robles, convirtiéndose en la primera ex secretaria de estado llamada a rendir cuentas ante la ley, la detención se vio envuelta en acusaciones de revanchismo político.

Después vino la calma, parecía como si el acostumbrado ritual presidencialista sexenio tras sexenio ofreciendo los necesarios sacrificios, hubiera amainado para retornar a aguas tranquilas; pero todo cambió, hoy los extraditables son la noticia del día y representan una muestra clara que para desterrar la impunidad del presente por fuerza hay que hurgar en el pasado, aunque signifique embarrarse los dedos, vayamos poco a poco:

Tomás Zerón era el hombre de las confianzas de José Murillo Karam y exdirector de la Agencia de investigación Criminal, encargado de investigar el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos en la noche más triste de México; pero hoy existen videos filtrados a medios que revelan los “infalibles métodos” de Zerón, en aquel entonces estuvimos pendientes de los avances en su trabajo, mientras el funcionario se gastaba más de 15 millones de pesos en comida gourmet y un chef acompañándolo a todos lados.

Cuando Gertz Manero derrumbó “La Verdad Histórica”, Tomas Zerón salió huyendo antes de caer la última piedra, ahora ha sido localizado en Canadá en donde se sabe, pidió asilo político para evitar su extradición, trámite que por cierto la Secretaría de Relaciones Exteriores ya ha iniciado a petición de la FGR, acusado de tortura y omisión, se espera sea la pieza clave para llegar al fondo del crimen más impactante en la historia reciente de México.

El otrora Director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, inmerso en los escándalos de Odebrecht y la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados, significa la oportunidad de oro para salvar el desempeño de la 4T, juzgarlo de forma unipersonal sería nefasto para garantizar el verdadero compromiso por erradicar la corrupción, el asunto es a todas luces un caso de delincuencia organizada, lo dijo en su oportunidad Javier Coello Trejo su flamante ex abogado “mi cliente no se mandaba solo”, no se necesita ser genio para imaginar quien o quienes pudieron tener la jerarquía necesaria para mandar a Lozoya, la SEIDO debe tomar cartas en el asunto si en verdad busca ir desarticulando el complejo andamiaje de corrupción radicado en nuestro país.

Hace unos días fue detenido Cesar Duarte, ex gobernador de Chihuahua, dicen que en política no existen casualidades sino causalidades ¿Duarte podría ser considerado entonces como un souvenir de la reciente visita presidencial a los Estados Unidos?

Lo cierto es que representa uno de los nefastos íconos de la corrupción en México, a través de un prestanombres presuntamente sacó cantidades ofensivamente millonarias hacia bancos en el extranjero, el priísta presumido por Peña Nieto pudiera tener al menos 50 propiedades en el vecino país del norte, además de un “ranchito” de 40 mil hectáreas en donde cabe la capital de su Estado, en sus propiedades se encontraron animales exóticos, cabezas de res robadas de los programas de apoyo a ganaderos chihuahuenses; la UIF congeló cuentas relacionadas a este personajes por más de 5000 mdp, todo como parte de la llamada operación “Safiro” con “s” por medio de la cual se desvió dinero a campañas electorales del PRI.

La 4T tiene en estos extraditables la prueba de fuego para demostrar ser distintos, barrer las escaleras del vecino pero también las propias es urgente, debemos aceptar como todos los caminos en la lucha contra la impunidad nos llevan al pasado, a ese pasado que muchos quisieran dejar en el olvido.

lunes 10 de agosto de 2020

La "dulce" realidad

lunes 27 de julio de 2020

Los Cimientos Rotos

lunes 20 de julio de 2020

El testigo y la fiesta

lunes 06 de julio de 2020

Semáforo naranja ¿Y ahora qué?

lunes 29 de junio de 2020

México "Prieto"

lunes 22 de junio de 2020

Discriminación, vergonzosa realidad

lunes 15 de junio de 2020

Realidad oculta

lunes 08 de junio de 2020

Giovanni no murió...

Cargar Más