Carlos Félix

  / miércoles 10 de abril de 2019

Zapata: 100 años (marca registrada)

Se conmemora hoy el Centenario Luctuoso de Emiliano Zapata Salazar (1879-1919) máximo personaje histórico de nuestro estado, figura clave de la Revolución Mexicana y ahora, ícono elevado a los altares, no de la Reforma Agraria, sino de la mercadotecnia.

Y es que “El Caudillo del Sur” es ahora ¡marca registrada! Y ¿por qué no? si hasta El Chapo Guzmán está buscando comercializar su nombre. El registro de Emiliano Zapata como marca es por parte de la Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución A.C., formada por los descendientes del caudillo y es encabezada por su bisnieto, Édgar Castro Zapata, quien ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) registró por 10 años el copy right que lleva el nombre del hijo de Gabriel Zapata y Cleofas Salazar.

Los derechos reservados serán para comercializar camisas, pantalones, trajes y sombreros de charro, botas, zapatos, tenis entre otros productos. Y aunque el registro (expedientes 2127677 y 1973078) no incluye la fabricación de mezcal, han llovido fuertes críticas por lucrar con la figura del prócer. Castro Zapata dijo que el registro es para regular su uso y evitar abusos, sin fines de lucro y con propósito exclusivamente social. Eso dijo Alejando Fernández con el fumado churro de película que hizo en Morelos sobre mi General ¿se acuerdan? Nada que ver con Marlon Brando en “¡Viva Zapata!” acompañado de Anthony Quinn como su hermano Eufemio, o las cintas de Tony Aguilar.

Pero el tema de Mi General Miliano es tendencia política y social por el contexto de los 100 años de su muerte, asesinado por la traición de Jesús Guajardo en la Hacienda de Chinameca, sitio de culto, cabalgata y peregrinación obligada, y que forma parte de la tan desaprovechada “Ruta de Zapata”, y que debiera ser uno de los máximos atractivos históricos-turísticos-culturales que ofrecer al mundo. Hoy poco se habla de esos sitios emblemáticos por los que pasó, donde nació, luchó y murió; estos se encuentran en el abandono, como muchos de sus principios, consagrados en “la biblia del campesinado”, el Plan de Ayala.

De ahí brotó el germen de su lucha y de ahí la expresión que pretendió sintetizar sus ideales: Reforma, Libertad, Justicia y Ley. El escudo de nuestra entidad federativa reza en su contorno “la tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos”, promesa (aspiración, anhelo del Jefe) incumplida, pues hay aún hoy a quienes no les ha hecho justicia la revolución. Se ha pretendido sintetizar la utopía simplemente como Tierra y Libertad, y ha habido infinidad de grupos que se han declarado zapatistas, como el EZLN, más como una justificación ideológica que pragmática. No olvidemos las placas con la figura de Don Emiliano en el sexenio de Sergio Estrada. ¿O era el “Yeyo” el que aparecía?

El caso es que la figura de Marcos y sus huestes contrastan, por ejemplo con quien sí continuó la brecha, el surco abierto por el “El Atila del Sur”, Rubén Jaramillo, quien a los 14 años ingresó al Ejército Libertador del Sur a las órdenes directas de Zapata con quién luchó en contra de los caciques del sur y se convirtió en un oficial apreciado y querido por los habitantes de Morelos y sur de Puebla. Alcanzó el grado de capitán en el verdadero ejército zapatista, además de haber sido ministro bautista y a partir de 1931 parte de la logia masónica.

El asunto es que hoy está en Morelos el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien declaró el 2019 como “Año del Caudillo Del Sur, Emiliano Zapata Salazar”, pero por prudencia política no acudió a Chinameca, pues como reconoció el Subsecretario de Gobierno, José de Jesús Guízar, existen "focos rojos" en el marco de la visita del Jefe del Ejecutivo, con motivo de su aval a la operación de la termoeléctrica de Huexca, a la que se oponen distintas organizaciones. Según el PRD local, en voz del dirigente en Morelos, Matías Quiroz, “este nuevo desatino pone en duda la capacidad mediadora del Gobernador y sus colaboradores con la sociedad civil, para con diálogo y entendimiento de las partes poder desarrollar eventos de tal importancia como éste".

El programa de hoy, a efectuarse en la Plaza “General Emiliano Zapata Salazar” (el zócalo de Cuernavaca) contempla a Margarita Zapata, nieta del revolucionario, abriendo los discursos, seguida del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica; y AMLO será quien concluya. La sinfónica de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) amenizará el evento en el que participará todo el Gobierno de la República, incluido Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados; y, probablemente, Martí Batres, representante del Senado.

Más temprano, el alcalde de Cuernavaca Francisco Antonio Villalobos Adán, presidió un acto similar, donde develó la estatua del “Zapatita” (la que estaba en Plaza de Armas) en la Glorieta de la IMSS en la Avenida Plan de Ayala, para honrar la memoria del “Jefe”. De tal suerte que además de estas ceremonias cívicas, nuestra entidad es sede de coloquios, exposiciones, festivales culturales, conferencias, ciclos de cine y otras muchas actividades culturales, tanto sobre el Centenario de la Muerte de Emiliano Zapata, como por el 150 Aniversario de la Erección de Morelos como estado libre y soberano a celebrarse el próximo 17 de abril, gracias al decreto de creación de otro de los personajes favoritos del Presidente López, Benito Juárez.

Pero hoy, en el día de Zapata (marca registrada) rescato un pensamiento del “Apóstol del Agrarismo” que siempre tuvo claro que fallecería sin ver su misión terminada: “Yo me he levantado no por enriquecerme, sino para defender y cumplir ese sacrosanto deber que tiene el pueblo mexicano honrado, y estoy dispuesto a morir a la hora que sea porque llevo la pureza del sentimiento en el corazón y la tranquilidad de la conciencia”.

Hasta la próxima entrega, donde podrán seguir leyendo lo que hay en mi mente.

Comentarios: cfelix7@hotmail.com

Twitter: @CarlosFelix1

Se conmemora hoy el Centenario Luctuoso de Emiliano Zapata Salazar (1879-1919) máximo personaje histórico de nuestro estado, figura clave de la Revolución Mexicana y ahora, ícono elevado a los altares, no de la Reforma Agraria, sino de la mercadotecnia.

Y es que “El Caudillo del Sur” es ahora ¡marca registrada! Y ¿por qué no? si hasta El Chapo Guzmán está buscando comercializar su nombre. El registro de Emiliano Zapata como marca es por parte de la Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución A.C., formada por los descendientes del caudillo y es encabezada por su bisnieto, Édgar Castro Zapata, quien ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) registró por 10 años el copy right que lleva el nombre del hijo de Gabriel Zapata y Cleofas Salazar.

Los derechos reservados serán para comercializar camisas, pantalones, trajes y sombreros de charro, botas, zapatos, tenis entre otros productos. Y aunque el registro (expedientes 2127677 y 1973078) no incluye la fabricación de mezcal, han llovido fuertes críticas por lucrar con la figura del prócer. Castro Zapata dijo que el registro es para regular su uso y evitar abusos, sin fines de lucro y con propósito exclusivamente social. Eso dijo Alejando Fernández con el fumado churro de película que hizo en Morelos sobre mi General ¿se acuerdan? Nada que ver con Marlon Brando en “¡Viva Zapata!” acompañado de Anthony Quinn como su hermano Eufemio, o las cintas de Tony Aguilar.

Pero el tema de Mi General Miliano es tendencia política y social por el contexto de los 100 años de su muerte, asesinado por la traición de Jesús Guajardo en la Hacienda de Chinameca, sitio de culto, cabalgata y peregrinación obligada, y que forma parte de la tan desaprovechada “Ruta de Zapata”, y que debiera ser uno de los máximos atractivos históricos-turísticos-culturales que ofrecer al mundo. Hoy poco se habla de esos sitios emblemáticos por los que pasó, donde nació, luchó y murió; estos se encuentran en el abandono, como muchos de sus principios, consagrados en “la biblia del campesinado”, el Plan de Ayala.

De ahí brotó el germen de su lucha y de ahí la expresión que pretendió sintetizar sus ideales: Reforma, Libertad, Justicia y Ley. El escudo de nuestra entidad federativa reza en su contorno “la tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos”, promesa (aspiración, anhelo del Jefe) incumplida, pues hay aún hoy a quienes no les ha hecho justicia la revolución. Se ha pretendido sintetizar la utopía simplemente como Tierra y Libertad, y ha habido infinidad de grupos que se han declarado zapatistas, como el EZLN, más como una justificación ideológica que pragmática. No olvidemos las placas con la figura de Don Emiliano en el sexenio de Sergio Estrada. ¿O era el “Yeyo” el que aparecía?

El caso es que la figura de Marcos y sus huestes contrastan, por ejemplo con quien sí continuó la brecha, el surco abierto por el “El Atila del Sur”, Rubén Jaramillo, quien a los 14 años ingresó al Ejército Libertador del Sur a las órdenes directas de Zapata con quién luchó en contra de los caciques del sur y se convirtió en un oficial apreciado y querido por los habitantes de Morelos y sur de Puebla. Alcanzó el grado de capitán en el verdadero ejército zapatista, además de haber sido ministro bautista y a partir de 1931 parte de la logia masónica.

El asunto es que hoy está en Morelos el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien declaró el 2019 como “Año del Caudillo Del Sur, Emiliano Zapata Salazar”, pero por prudencia política no acudió a Chinameca, pues como reconoció el Subsecretario de Gobierno, José de Jesús Guízar, existen "focos rojos" en el marco de la visita del Jefe del Ejecutivo, con motivo de su aval a la operación de la termoeléctrica de Huexca, a la que se oponen distintas organizaciones. Según el PRD local, en voz del dirigente en Morelos, Matías Quiroz, “este nuevo desatino pone en duda la capacidad mediadora del Gobernador y sus colaboradores con la sociedad civil, para con diálogo y entendimiento de las partes poder desarrollar eventos de tal importancia como éste".

El programa de hoy, a efectuarse en la Plaza “General Emiliano Zapata Salazar” (el zócalo de Cuernavaca) contempla a Margarita Zapata, nieta del revolucionario, abriendo los discursos, seguida del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica; y AMLO será quien concluya. La sinfónica de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) amenizará el evento en el que participará todo el Gobierno de la República, incluido Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados; y, probablemente, Martí Batres, representante del Senado.

Más temprano, el alcalde de Cuernavaca Francisco Antonio Villalobos Adán, presidió un acto similar, donde develó la estatua del “Zapatita” (la que estaba en Plaza de Armas) en la Glorieta de la IMSS en la Avenida Plan de Ayala, para honrar la memoria del “Jefe”. De tal suerte que además de estas ceremonias cívicas, nuestra entidad es sede de coloquios, exposiciones, festivales culturales, conferencias, ciclos de cine y otras muchas actividades culturales, tanto sobre el Centenario de la Muerte de Emiliano Zapata, como por el 150 Aniversario de la Erección de Morelos como estado libre y soberano a celebrarse el próximo 17 de abril, gracias al decreto de creación de otro de los personajes favoritos del Presidente López, Benito Juárez.

Pero hoy, en el día de Zapata (marca registrada) rescato un pensamiento del “Apóstol del Agrarismo” que siempre tuvo claro que fallecería sin ver su misión terminada: “Yo me he levantado no por enriquecerme, sino para defender y cumplir ese sacrosanto deber que tiene el pueblo mexicano honrado, y estoy dispuesto a morir a la hora que sea porque llevo la pureza del sentimiento en el corazón y la tranquilidad de la conciencia”.

Hasta la próxima entrega, donde podrán seguir leyendo lo que hay en mi mente.

Comentarios: cfelix7@hotmail.com

Twitter: @CarlosFelix1

miércoles 19 de junio de 2019

Disparos, disparates y dislates

miércoles 12 de junio de 2019

La Luz del Muro

miércoles 29 de mayo de 2019

El Diablo trae bronca contra México

miércoles 22 de mayo de 2019

¿Arde Morelos?

miércoles 15 de mayo de 2019

Con V de violencia

miércoles 08 de mayo de 2019

Mayo

jueves 02 de mayo de 2019

Trabajos forzados

miércoles 24 de abril de 2019

Cifras espeluznantes

Cargar Más