/ miércoles 15 de agosto de 2018

[Video] Café y peces entre los pies, la original idea de un restaurante en Vietnam

Amix no parece distinta de cualquier cafetería moderna del país, pero los clientes que deciden subir al segundo y al tercer piso toman su dosis de cafeína con los pies a remojo

HoChiMinh, Vietnam.- Las inundaciones son una pesadilla para cualquier negocio en la ciudad vietnamita de HoChiMinh (antigua Saigón), excepto para la cafetería Amix, donde los clientes degustan su café con el agua hasta los tobillos mientras los peces merodean a su alrededor.

En su planta baja, Amix no parece distinta de cualquier cafetería moderna del país: una camarera uniformada detrás de un mostrador, un panel con el menú y varias mesas, pero los clientes que deciden subir al segundo y al tercer piso toman su dosis de cafeína con los pies a remojo y rodeados de carpas japonesas.

La idea fue de Nguyen Duoc Hoa, un emprendedor de 23 años que abrió el negocio el pasado junio con el propósito de darle una vuelta de tuerca a los populares cafés en que los clientes se entretienen acariciando gatos o perros.

"Quería crear un concepto singular, que no existiera en ningún otro lugar. Soy de una ciudad costera, me encantan los peces y pensé que era una buena manera de crear un negocio combinando la innovación y mi afición", relata a Efe.

La puesta en marcha del negocio no ha sido fácil por la complicación técnica y el coste económico de inundar a una altura de unos 25 centímetros dos estancias de 20 metros cuadrados (5 mil litros cada una) y mantener el agua depurada.

Foto: EFE

Lee también: ¿Por qué se le ha declarado la guerra a los popotes de plástico?

"Tenemos un sistema de filtrado triple y bombas de aire para mantener el agua cristalina. Cada doce horas cambiamos una cuarta parte del agua para garantizar la limpieza", explica.

Mientras Hoa detalla los pormenores de la organización de su negocio, van llegando clientes en la cafetería: tres chicas jóvenes con aspecto de estudiantes y dos madres con tres niños.

Los pequeños se descalzan, se limpian los pies rápidamente y zambullen los pies con mucha mayor decisión que sus madres, algo titubeantes.

Hoa señala que las familias con niños se quedan en la segunda planta, donde nadan un centenar de peces de menor tamaño, mientras en la tercera 20 carpas japonesas de unos 300 gramos cada una serpentean entre las sillas y las mesas luciendo sus largas colas ondulantes.

Foto: EFE

No te pierdas: Starbucks otra vez bajo polémica en EU por discriminación

"Las familias y los jóvenes son los dos grandes grupos de clientes que tenemos. Nuestra experiencia es más positiva con los estudiantes y jóvenes profesionales que con las familias. Los peces son muy sociables y si les tratan bien, se acercan a la gente, se dejan tocar o pasan rozando sus pies, pero normalmente no permitimos darles de comer", indica el empresario.

"Con la mayoría de familias va todo bien -prosigue-, pero a veces hemos tenido problemas con niños demasiado traviesos que intentan atrapar los peces sin que sus padres digan nada. Alguna vez hemos tenido que invitarles a que se marcharan"
, cuenta.

El establecimiento ha atraído a cientos de curiosos desde su apertura y su fundador destaca que la mitad de los clientes jóvenes y el 20 por ciento de las familias vuelven después de la primera vez.

Puede interesarte: Indígenas colombianos luchan por su tierra

Alabado por la originalidad de su negocio, Hoa también ha sufrido ataques de usuarios por someter a los peces a un estrés innecesario. "Compadezco a los peces que tienen que soportar los piel malolientes de los clientes. Tarde o temprano morirán por el trauma", critica la usuaria Ngocpham en el periódico digital Zing.

Otros comentaristas más jocosos del mismo medio, como Phuong Nguyen, lo comparan con las inundaciones que asolan a la ciudad durante la temporada de lluvias, entre mayo y noviembre. "Por si no tuviéramos bastante con caminar por el agua en la ciudad, ahora tenemos que pagar por mojarnos los pies", ironiza.

Lee más:


HoChiMinh, Vietnam.- Las inundaciones son una pesadilla para cualquier negocio en la ciudad vietnamita de HoChiMinh (antigua Saigón), excepto para la cafetería Amix, donde los clientes degustan su café con el agua hasta los tobillos mientras los peces merodean a su alrededor.

En su planta baja, Amix no parece distinta de cualquier cafetería moderna del país: una camarera uniformada detrás de un mostrador, un panel con el menú y varias mesas, pero los clientes que deciden subir al segundo y al tercer piso toman su dosis de cafeína con los pies a remojo y rodeados de carpas japonesas.

La idea fue de Nguyen Duoc Hoa, un emprendedor de 23 años que abrió el negocio el pasado junio con el propósito de darle una vuelta de tuerca a los populares cafés en que los clientes se entretienen acariciando gatos o perros.

"Quería crear un concepto singular, que no existiera en ningún otro lugar. Soy de una ciudad costera, me encantan los peces y pensé que era una buena manera de crear un negocio combinando la innovación y mi afición", relata a Efe.

La puesta en marcha del negocio no ha sido fácil por la complicación técnica y el coste económico de inundar a una altura de unos 25 centímetros dos estancias de 20 metros cuadrados (5 mil litros cada una) y mantener el agua depurada.

Foto: EFE

Lee también: ¿Por qué se le ha declarado la guerra a los popotes de plástico?

"Tenemos un sistema de filtrado triple y bombas de aire para mantener el agua cristalina. Cada doce horas cambiamos una cuarta parte del agua para garantizar la limpieza", explica.

Mientras Hoa detalla los pormenores de la organización de su negocio, van llegando clientes en la cafetería: tres chicas jóvenes con aspecto de estudiantes y dos madres con tres niños.

Los pequeños se descalzan, se limpian los pies rápidamente y zambullen los pies con mucha mayor decisión que sus madres, algo titubeantes.

Hoa señala que las familias con niños se quedan en la segunda planta, donde nadan un centenar de peces de menor tamaño, mientras en la tercera 20 carpas japonesas de unos 300 gramos cada una serpentean entre las sillas y las mesas luciendo sus largas colas ondulantes.

Foto: EFE

No te pierdas: Starbucks otra vez bajo polémica en EU por discriminación

"Las familias y los jóvenes son los dos grandes grupos de clientes que tenemos. Nuestra experiencia es más positiva con los estudiantes y jóvenes profesionales que con las familias. Los peces son muy sociables y si les tratan bien, se acercan a la gente, se dejan tocar o pasan rozando sus pies, pero normalmente no permitimos darles de comer", indica el empresario.

"Con la mayoría de familias va todo bien -prosigue-, pero a veces hemos tenido problemas con niños demasiado traviesos que intentan atrapar los peces sin que sus padres digan nada. Alguna vez hemos tenido que invitarles a que se marcharan"
, cuenta.

El establecimiento ha atraído a cientos de curiosos desde su apertura y su fundador destaca que la mitad de los clientes jóvenes y el 20 por ciento de las familias vuelven después de la primera vez.

Puede interesarte: Indígenas colombianos luchan por su tierra

Alabado por la originalidad de su negocio, Hoa también ha sufrido ataques de usuarios por someter a los peces a un estrés innecesario. "Compadezco a los peces que tienen que soportar los piel malolientes de los clientes. Tarde o temprano morirán por el trauma", critica la usuaria Ngocpham en el periódico digital Zing.

Otros comentaristas más jocosos del mismo medio, como Phuong Nguyen, lo comparan con las inundaciones que asolan a la ciudad durante la temporada de lluvias, entre mayo y noviembre. "Por si no tuviéramos bastante con caminar por el agua en la ciudad, ahora tenemos que pagar por mojarnos los pies", ironiza.

Lee más:


Local

Pide Hugo Éric Flores tener paciencia a la GN

Indicó que es un cuerpo policíaco que estará atendiendo instrucciones nacionales

Local

Será río Cuautla corredor ecológico

El presidente municipal, Jesús Corona Damián, agradeció a los jóvenes su participación

Local

Repatriados, 250 morelenses de EU

Busca Ejecutivo seguir apoyando con créditos a quienes decidan quedarse

Cultura

Voces de los Pueblos, frente a la Ley y la Justicia

El 30 de junio se realizó un foro regional para para constituir una propuesta de reforma constitucional sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano

Local

Exregidores piden pagos por 1.3 mdp

Ocho miembros del anterior cabildo demandaron al Ayuntamiento por incumplimiento de pago

Moda

Vibra la tendencia denim con sello noventero

Con un showcase se presentó la nueva colección Fall-Winter de la firma Denizen inspirada en el clásico estilo pop de los 90’s

Círculos

Con expo, promueven la no violencia bajo el legado de Gandhi

Con una exposición temporal, se recuerda al activista y defensor de los derechos humanos y el más importante de todos los tiempos 

Círculos

Alessandra Rojo de la Vega mente ecofriendly

La socialité que logró adentrarse al mundo político, propuso una ley que ya fue aprobada, para reducir el uso de los plásticos en la ciudad 

Aderezo

Quintonil, gastronomía con sazón personal y creatividad

El chef Jorge Vallejo, fundador del restaurante Quintonil, nos cuenta su pasión por la cocina y su sentir de pertenecer en el ranking The World´s 50 Best Restaurants 2019