/ martes 28 de enero de 2020

Omnipresente

Mirar hacia adentro

Sin lugar a dudas, el personaje cultural morelense más representativo es el Chinelo; tal es su arraigo en el estado, que acompaña nuestras vidas en todo tipo de celebraciones: culturales, sociales, religiosas, educativas y hasta políticas. Cualquier morelense, en cuanto escucha los primeros acordes de sus sones, recoge los brazos a la altura del pecho y comienza a bailar el brinco del Chinelo. Prácticamente cada localidad de Morelos cuenta por lo menos con una comparsa. Su figura es reproducida en todo tipo de materiales por nuestros artesanos: talla en madera, cartonería, alfarería, plumaria, joyería, etc; e incorporada en las piezas de un sinnúmero de artistas, que trabajan con este símbolo en grabado, pintura, video, performance, dibujo, instalaciones y fotografía. El Chinelo es omnipresente, ha pasado de ser únicamente un personaje de Carnaval a ser símbolo de esta tierra y como tal es mitificado y resignificado de acuerdo a las necesidades de quienes la habitamos, e incluso de nuestros estados vecinos, pues existen comparsas en varias alcaldías de la Ciudad de México, en muchos municipios guerrerenses, del Estado de México y de Puebla. Tal es su belleza, carisma y capacidad de brindar alegría.

He visto comparsas de Chinelos, algo deslucidas, desfilar por las calles del centro de la Ciudad de México y otras por el centro de Coyoacán, brincando al son de otras músicas, pues las bandas contratadas no conocían los sones de Chinelo, cuya notación musical debemos a Don Brígido Santamaría Morales. En una ocasión, llevé un disco con los sones de Chinelos a una playa oaxaqueña, como regalo a un amigo, quien lo puso en el estéreo de su palapa. Allí se encontraba sentado un surfista suizo muy joven, que en cuanto escuchó la trompeta que con un breve solo marca el inicio de estos sones, saltó de su asiento y con el gesto característico de llevarse las manos al pecho y dar brinquitos, comenzó a bailar; sorprendido y sonriente, le pregunté que cuándo había estado en Morelos, a lo que respondió que nunca. Le pregunté que entonces en dónde había visto a los Chinelos y me respondió sin dejar de bailar que nunca los había visto y que no sabía qué eran. Me quedé desconcertado y le pregunté entonces porqué bailaba así esa música, a lo que me respondió que así es como se baila esta música en el Carnaval de Suiza. El desconcierto me impidió preguntarle más, cuando quise saber la localidad donde se llevaba a cabo el carnaval en el que bailan como bailamos en Morelos y con la misma música, ya había dejado la playa.

Nos adentramos en la temporada de brincos de Chinelo y Carnavales, la fiesta que le dio nacimiento y sentido a esta expresión cultural que, de tan amada, todos queremos señalar como originaria de nuestra localidad y darle una historia y un contexto local. A brincar a gusto, que mañana vamos a querer y ya no va a haber.

Sin lugar a dudas, el personaje cultural morelense más representativo es el Chinelo; tal es su arraigo en el estado, que acompaña nuestras vidas en todo tipo de celebraciones: culturales, sociales, religiosas, educativas y hasta políticas. Cualquier morelense, en cuanto escucha los primeros acordes de sus sones, recoge los brazos a la altura del pecho y comienza a bailar el brinco del Chinelo. Prácticamente cada localidad de Morelos cuenta por lo menos con una comparsa. Su figura es reproducida en todo tipo de materiales por nuestros artesanos: talla en madera, cartonería, alfarería, plumaria, joyería, etc; e incorporada en las piezas de un sinnúmero de artistas, que trabajan con este símbolo en grabado, pintura, video, performance, dibujo, instalaciones y fotografía. El Chinelo es omnipresente, ha pasado de ser únicamente un personaje de Carnaval a ser símbolo de esta tierra y como tal es mitificado y resignificado de acuerdo a las necesidades de quienes la habitamos, e incluso de nuestros estados vecinos, pues existen comparsas en varias alcaldías de la Ciudad de México, en muchos municipios guerrerenses, del Estado de México y de Puebla. Tal es su belleza, carisma y capacidad de brindar alegría.

He visto comparsas de Chinelos, algo deslucidas, desfilar por las calles del centro de la Ciudad de México y otras por el centro de Coyoacán, brincando al son de otras músicas, pues las bandas contratadas no conocían los sones de Chinelo, cuya notación musical debemos a Don Brígido Santamaría Morales. En una ocasión, llevé un disco con los sones de Chinelos a una playa oaxaqueña, como regalo a un amigo, quien lo puso en el estéreo de su palapa. Allí se encontraba sentado un surfista suizo muy joven, que en cuanto escuchó la trompeta que con un breve solo marca el inicio de estos sones, saltó de su asiento y con el gesto característico de llevarse las manos al pecho y dar brinquitos, comenzó a bailar; sorprendido y sonriente, le pregunté que cuándo había estado en Morelos, a lo que respondió que nunca. Le pregunté que entonces en dónde había visto a los Chinelos y me respondió sin dejar de bailar que nunca los había visto y que no sabía qué eran. Me quedé desconcertado y le pregunté entonces porqué bailaba así esa música, a lo que me respondió que así es como se baila esta música en el Carnaval de Suiza. El desconcierto me impidió preguntarle más, cuando quise saber la localidad donde se llevaba a cabo el carnaval en el que bailan como bailamos en Morelos y con la misma música, ya había dejado la playa.

Nos adentramos en la temporada de brincos de Chinelo y Carnavales, la fiesta que le dio nacimiento y sentido a esta expresión cultural que, de tan amada, todos queremos señalar como originaria de nuestra localidad y darle una historia y un contexto local. A brincar a gusto, que mañana vamos a querer y ya no va a haber.

Local

Sufren acoso estudiantes de la primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”

Piden a las autoridades construir una barda perimetral para proteger a los alumnos de personas externas

Local

[VIDEO] Tesoros del Museo de la Caricatura y la Historieta Mexicana

Durante dos décadas, el Museo ha resguardado ejemplares que relatan la evolución de la historieta mexicana

Local

Familias de migrantes de Yautepec se reencuentran en Estados Unidos

15 familias más se reencontraron ahora en la ciudad de Riverside, California, en los Estados Unidos, como parte del programa Yautepec Uniendo Familias

Local

Sufren acoso estudiantes de la primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”

Piden a las autoridades construir una barda perimetral para proteger a los alumnos de personas externas

Local

Familias de migrantes de Yautepec se reencuentran en Estados Unidos

15 familias más se reencontraron ahora en la ciudad de Riverside, California, en los Estados Unidos, como parte del programa Yautepec Uniendo Familias

Seguridad

Sorprenden en flagrancia a servidores públicos de Atlatlahucan

La Fiscalía Anticorrupción logró detener en flagrancia a los servidores públicos al momento en que presuntamente realizaban un cobro irregular

Círculos

Van morelenses al festival Folklor 2020

Durante su participación, la compañía del CMA presentará su programa Danza y Tradición

Círculos

Brindan apoyo a adultos mayores

Esta organización empezó en Francia y después se extendió por el mundo

Local

Cuautla pide auxilio

Busca Corona Damián que el municipio sea incluido en fondo para pago de laudos laborales