/ miércoles 12 de mayo de 2021

PASO EXPRES: no fue diseñado pensando en Cuernavaca

Circulando por el PASO EXPRES me percato que hay varias brigadas haciendo trabajos de mantenimiento y/o de revisión; quizás a la SCT le inquietó mucho la tragedia de la línea 12 del Metro de la CDMX y recordó el socavón de julio de 2017 que cobró la vida de dos personas cuando su auto cayó en dicho socavón.

El PASO EXPRES es una obra que retrata la forma en que la corrupción en el sexenio de Peña Nieto era vista como un tema cultural de los mexicanos.

Una obra federal que fue otorgada a una de las empresas consentidas de la administración Peñista, la misma que construyó la autopista siglo XXI que atraviesa el sur de Morelos desde Tequesquitengo hasta Jantetelco, 62 km.

El llamado libramiento de Cuernavaca pasó de ser una carretera de 2 carriles peligrosa y estrecha, a un libramiento de 4 carriles que funcionó bien algunos años pero que se fue saturando por el aumento de tráfico hasta ser una vía permanentemente embotellada, sobre todo en períodos vacacionales, puentes y fines de semana largos. Cuando el libramiento estaba rebasado se propuso hacer un libramiento nuevo con un trazo que correría del Norte de Cuernavaca, desde el corredor Ajusco-Chichinautzin hacia el sur-poniente bajando por los ejidos de Santa María Ahuacatitlán, San Antón y otros. Este proyecto lo acarició la administración panista de Felipe Calderón y su par en el estado, afortunadamente no se llevó a cabo, hubiera sido un gran impacto negativo a los bosques de la ciudad.

Posteriormente se planteó hacer un segundo piso sobre el trazo del libramiento existente, sin embargo por lo costoso de esta solución se desechó por completo y se planteó finalmente ampliar el libramiento agregando más carriles en ambos sentidos, lo bautizaron con el pomposo nombre de PASO EXPRES. Este proyecto tiene graves fallas fundamentales y a continuación menciono algunas:

1.- La idea original no contemplaba una solución para desahogar el tránsito y mejorar la vialidad de Cuernavaca, lejos de eso fue pensado para los vehículos en tránsito a que se dirigen al puerto de Acapulco, los primeros beneficiarios serían aquellos cuyo destino estaba más allá de Cuernavaca, evitándose la molestia de estar horas en el tráfico propio de la capital morelense.

2.- Esta idea de saltarse a Cuernavaca, no de mejorarla, sólo cruzarla en el menor tiempo posible, llevó a diseñar un proyecto con dos peligrosos carriles centrales totalmente confinados en ambos sentidos.

3.- No se diseñaron los carriles de la derecha para aliviar y mejorar la vialidad interna de la capital, por lo que no se previeron hacer accesos bien diseñados en las diferentes intersecciones de la autopista, como por ejemplo el entronque en Ahuehuetitla, o en la salida a la Barona y Universo, o simplemente abrir más accesos para convertir el libramiento en una especie de periférico local. Se fueron por la solución simple y dejaron como están de inoperantes las entradas y salidas en estos y otros puntos importantes, así de absurdo.

4.- Privilegiaron el jugoso negocio que significa tender miles de metros cúbicos de concreto hidráulico y acero, haga cuentas: una vía de 60 metros de ancho y más de 12 kilómetros de longitud. Esto explica la necedad de hacer 10 carriles sin siquiera acotamiento, si hubieran podido hacer más carriles lo hubieran hecho.

Lo racional hubiese sido diseñar realmente una nueva vialidad con dos carriles centrales por lado, no necesariamente confinados, y dos carriles laterales de cada lado para tránsito local con acotamiento y con un carril para transporte público. Para decirlo claro: se evitaron la molestia de diseñar una vialidad integral, les bastó con hacerla más ancha bajo el viejo trazo del libramiento original y cobrar los volúmenes de obra respectivos.

5- Bajo la lógica de sólo hacer más ancho el libramiento y no diseñar una nueva vía moderna, cometieron un error fatal: dejaron los viejos drenajes pluviales que ya existían, mismos que fueron diseñados para un cierto caudal con una sección (área transversal) diseñada para una vía de 4 carriles, no de 10 carriles.

Uno de estos drenajes viejo y desgastado no resistió el aumento de caudal y la fuerte presión hidráulica produciéndose una erosión subterránea que se convirtió en el famoso socavón. No se tomaron la molestia de cambiar ese drenaje cuando sabían que estaba dañado y que era insuficiente, ni de aumentar la sección transversal dado el aumento en la longitud del drenaje. Se ahorraron unos cuantos miles de pesos y ese ahorro cobró la vida de dos seres humanos, dos trabajadores padre e hijo que se dirigían muy temprano a laborar.

Tal como pasó en la línea 12 del metro, en el caso del socavón del PASO EXPRES hubo negligencia, corrupción y complicidad de autoridades y contratistas. Este tipo de tragedias no se explican sin estos ingredientes.

Pero eso sí, le cambiaron el nombre, dejo de llamarse libramiento (aunque en la realidad lo seguía siendo, sólo que más ancho) y le pusieron ¡¡¡ PASO EXPRES !!!

Pero el negocio, ese sí lo hicieron.


Circulando por el PASO EXPRES me percato que hay varias brigadas haciendo trabajos de mantenimiento y/o de revisión; quizás a la SCT le inquietó mucho la tragedia de la línea 12 del Metro de la CDMX y recordó el socavón de julio de 2017 que cobró la vida de dos personas cuando su auto cayó en dicho socavón.

El PASO EXPRES es una obra que retrata la forma en que la corrupción en el sexenio de Peña Nieto era vista como un tema cultural de los mexicanos.

Una obra federal que fue otorgada a una de las empresas consentidas de la administración Peñista, la misma que construyó la autopista siglo XXI que atraviesa el sur de Morelos desde Tequesquitengo hasta Jantetelco, 62 km.

El llamado libramiento de Cuernavaca pasó de ser una carretera de 2 carriles peligrosa y estrecha, a un libramiento de 4 carriles que funcionó bien algunos años pero que se fue saturando por el aumento de tráfico hasta ser una vía permanentemente embotellada, sobre todo en períodos vacacionales, puentes y fines de semana largos. Cuando el libramiento estaba rebasado se propuso hacer un libramiento nuevo con un trazo que correría del Norte de Cuernavaca, desde el corredor Ajusco-Chichinautzin hacia el sur-poniente bajando por los ejidos de Santa María Ahuacatitlán, San Antón y otros. Este proyecto lo acarició la administración panista de Felipe Calderón y su par en el estado, afortunadamente no se llevó a cabo, hubiera sido un gran impacto negativo a los bosques de la ciudad.

Posteriormente se planteó hacer un segundo piso sobre el trazo del libramiento existente, sin embargo por lo costoso de esta solución se desechó por completo y se planteó finalmente ampliar el libramiento agregando más carriles en ambos sentidos, lo bautizaron con el pomposo nombre de PASO EXPRES. Este proyecto tiene graves fallas fundamentales y a continuación menciono algunas:

1.- La idea original no contemplaba una solución para desahogar el tránsito y mejorar la vialidad de Cuernavaca, lejos de eso fue pensado para los vehículos en tránsito a que se dirigen al puerto de Acapulco, los primeros beneficiarios serían aquellos cuyo destino estaba más allá de Cuernavaca, evitándose la molestia de estar horas en el tráfico propio de la capital morelense.

2.- Esta idea de saltarse a Cuernavaca, no de mejorarla, sólo cruzarla en el menor tiempo posible, llevó a diseñar un proyecto con dos peligrosos carriles centrales totalmente confinados en ambos sentidos.

3.- No se diseñaron los carriles de la derecha para aliviar y mejorar la vialidad interna de la capital, por lo que no se previeron hacer accesos bien diseñados en las diferentes intersecciones de la autopista, como por ejemplo el entronque en Ahuehuetitla, o en la salida a la Barona y Universo, o simplemente abrir más accesos para convertir el libramiento en una especie de periférico local. Se fueron por la solución simple y dejaron como están de inoperantes las entradas y salidas en estos y otros puntos importantes, así de absurdo.

4.- Privilegiaron el jugoso negocio que significa tender miles de metros cúbicos de concreto hidráulico y acero, haga cuentas: una vía de 60 metros de ancho y más de 12 kilómetros de longitud. Esto explica la necedad de hacer 10 carriles sin siquiera acotamiento, si hubieran podido hacer más carriles lo hubieran hecho.

Lo racional hubiese sido diseñar realmente una nueva vialidad con dos carriles centrales por lado, no necesariamente confinados, y dos carriles laterales de cada lado para tránsito local con acotamiento y con un carril para transporte público. Para decirlo claro: se evitaron la molestia de diseñar una vialidad integral, les bastó con hacerla más ancha bajo el viejo trazo del libramiento original y cobrar los volúmenes de obra respectivos.

5- Bajo la lógica de sólo hacer más ancho el libramiento y no diseñar una nueva vía moderna, cometieron un error fatal: dejaron los viejos drenajes pluviales que ya existían, mismos que fueron diseñados para un cierto caudal con una sección (área transversal) diseñada para una vía de 4 carriles, no de 10 carriles.

Uno de estos drenajes viejo y desgastado no resistió el aumento de caudal y la fuerte presión hidráulica produciéndose una erosión subterránea que se convirtió en el famoso socavón. No se tomaron la molestia de cambiar ese drenaje cuando sabían que estaba dañado y que era insuficiente, ni de aumentar la sección transversal dado el aumento en la longitud del drenaje. Se ahorraron unos cuantos miles de pesos y ese ahorro cobró la vida de dos seres humanos, dos trabajadores padre e hijo que se dirigían muy temprano a laborar.

Tal como pasó en la línea 12 del metro, en el caso del socavón del PASO EXPRES hubo negligencia, corrupción y complicidad de autoridades y contratistas. Este tipo de tragedias no se explican sin estos ingredientes.

Pero eso sí, le cambiaron el nombre, dejo de llamarse libramiento (aunque en la realidad lo seguía siendo, sólo que más ancho) y le pusieron ¡¡¡ PASO EXPRES !!!

Pero el negocio, ese sí lo hicieron.


Local

Autoridades de Jonacatepec piden mantener medidas contra el Covid-19

Se exhorta a mantener el uso de cubrebocas, la sana distancia y el lavado constante de manos

Local

Se cierra convocatoria para aspirantes a comisionado del IMIPE

Son diez mujeres y nueve hombres quienes aspiran al cargo que ocupó hasta hace unos días Dora Ivonne Rosales

Local

Jóvenes morelenses diseñan un submarino ambiental

Kolop, proyecto de alumnos del Tec Monterrey Cuernavaca, realiza funciones de limpieza y verificación en arrecifes de coral

Local

Impepac oficializa nombres de los ganadores de la elección

La primera de las listas que dio a conocer el órgano electoral, incluye el nombre de los presidentes municipales electos de los 33 ayuntamientos

Local

Cifra de feminicidios de la Fiscalía es menor al número real: CIDH

Aunque la Fiscalía manifiesta que en lo que va del año se han registrado 15 feminicidios, la Independiente de Derechos Humanos asegura que la cifra ya fue rebasada

Local

Analizan transportistas descuento a estudiantes

El transporte con itinerario fijo otorgó descuentos del 25 por ciento a estudiantes

Local

Plataformas digitales, opción permanente en la educación

hay una gran preocupación de una gran mayoría de estudiantes que ven en el regreso a clases de manera presencial, la garantía de recibir una educación de calidad

Local

Vuelta a clases no es obligatoria: Cornejo

El secretario de Educación anunció que ya se entregaron paquetes del escudo de la salud a los 109 planteles de educación básica

Finanzas

Habrá 350 mdp en crédito para sectores rural, ganadero y agrícola

La titular de Sedagro mencionó que la intención es fortalecer el desarrollo rural, mediante el financiamiento