/ martes 20 de octubre de 2020

Red por la rendición de cuentas

A raíz de las acciones emprendidas desde la sociedad, luego de la alternancia política del año 2000, que derivaron en las primeras leyes de transparencia en el país y las entidades federativas y sus respectivas renovaciones de los últimos años, hemos sido testigos de cómo ha salido a la luz pública el estilo opaco y corrupto de gobernar por parte de algunos personajes, que ha sido demostrado y sustentado en el ejercicio del derecho de acceso a la información por parte de periodistas, académicos, investigadores y asociaciones civiles.

Esto sin duda ha colocado en el léxico social, términos como “rendición de cuentas”, “transparencia”, “combate a la corrupción”, por mencionar algunos, que son utilizados por la sociedad en una exigencia legítima de políticas públicas en su favor; sin embargo, hablar de políticas públicas implica primeramente hablar de acciones efectivas, y para ello se requiere también el contar con el andamiaje operativo que permita planear, ejecutar, verificar y mejorar estas acciones.

Estamos todos de acuerdo en que para conseguir el éxito se requiere preparación y constancia de todos los involucrados, es por ello que la capacitación y profesionalización de los servidores públicos en temas como la Transparencia Proactiva, el Gobierno abierto, las Obligaciones de Transparencia, la Gestión Documental, la Protección de Datos Personales, el uso de plataformas, entre otros, resulta fundamental si queremos garantizar un buen servicio público a nuestra sociedad.

En este sentido, desde la Comisión de Capacitación, Educación y Cultura del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), se ha puesto en marcha la instalación de redes de capacitación nacional y locales, que tienen como objetivo la comunicación y coordinación entre los órganos garantes y los sujetos obligados de cada entidad, para planear, dar seguimiento, evaluar, y compartir experiencias respecto a las necesidades y prioridades de capacitación; dicho de otro modo, trabajamos de forma coordinada y en comunicación constante para saber qué es lo que se necesita y cómo se puede atender esta necesidad de capacitación por parte de quienes integramos las instituciones.

De esta forma, emprendemos esfuerzos comunes y en conjunto que nos permiten avanzar en nuestros objetivos y obligaciones, que posteriormente derivan en acciones efectivas y entonces, al retroalimentar nuestros resultados, podemos iniciar con el establecimiento de políticas públicas que mejoren la calidad de vida de todas las personas, incluidos los que estamos en el servicio público.

La visión con la que hemos establecido las doce Redes Locales por una Cultura de la Transparencia y la correspondiente Red Nacional, tiene como fundamento los tres saberes: saber, saber hacer y saber ser, por ello apostamos a la capacitación y profesionalización en todos los aspectos del ser humano.

Creo firmemente que antes que servidores públicos, somos personas y requerimos una formación integral, por ello el exhorto a todos los que dirigimos a las instituciones, a apostar por la preparación de los recursos humanos y nos sumemos activamente a las redes de capacitación de nuestras entidades, para que desde ahí, apoyemos las acciones que nos permita desarrollar lo mejor de nosotros mismos y brindemos también nuestro mejor esfuerzo.

A raíz de las acciones emprendidas desde la sociedad, luego de la alternancia política del año 2000, que derivaron en las primeras leyes de transparencia en el país y las entidades federativas y sus respectivas renovaciones de los últimos años, hemos sido testigos de cómo ha salido a la luz pública el estilo opaco y corrupto de gobernar por parte de algunos personajes, que ha sido demostrado y sustentado en el ejercicio del derecho de acceso a la información por parte de periodistas, académicos, investigadores y asociaciones civiles.

Esto sin duda ha colocado en el léxico social, términos como “rendición de cuentas”, “transparencia”, “combate a la corrupción”, por mencionar algunos, que son utilizados por la sociedad en una exigencia legítima de políticas públicas en su favor; sin embargo, hablar de políticas públicas implica primeramente hablar de acciones efectivas, y para ello se requiere también el contar con el andamiaje operativo que permita planear, ejecutar, verificar y mejorar estas acciones.

Estamos todos de acuerdo en que para conseguir el éxito se requiere preparación y constancia de todos los involucrados, es por ello que la capacitación y profesionalización de los servidores públicos en temas como la Transparencia Proactiva, el Gobierno abierto, las Obligaciones de Transparencia, la Gestión Documental, la Protección de Datos Personales, el uso de plataformas, entre otros, resulta fundamental si queremos garantizar un buen servicio público a nuestra sociedad.

En este sentido, desde la Comisión de Capacitación, Educación y Cultura del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), se ha puesto en marcha la instalación de redes de capacitación nacional y locales, que tienen como objetivo la comunicación y coordinación entre los órganos garantes y los sujetos obligados de cada entidad, para planear, dar seguimiento, evaluar, y compartir experiencias respecto a las necesidades y prioridades de capacitación; dicho de otro modo, trabajamos de forma coordinada y en comunicación constante para saber qué es lo que se necesita y cómo se puede atender esta necesidad de capacitación por parte de quienes integramos las instituciones.

De esta forma, emprendemos esfuerzos comunes y en conjunto que nos permiten avanzar en nuestros objetivos y obligaciones, que posteriormente derivan en acciones efectivas y entonces, al retroalimentar nuestros resultados, podemos iniciar con el establecimiento de políticas públicas que mejoren la calidad de vida de todas las personas, incluidos los que estamos en el servicio público.

La visión con la que hemos establecido las doce Redes Locales por una Cultura de la Transparencia y la correspondiente Red Nacional, tiene como fundamento los tres saberes: saber, saber hacer y saber ser, por ello apostamos a la capacitación y profesionalización en todos los aspectos del ser humano.

Creo firmemente que antes que servidores públicos, somos personas y requerimos una formación integral, por ello el exhorto a todos los que dirigimos a las instituciones, a apostar por la preparación de los recursos humanos y nos sumemos activamente a las redes de capacitación de nuestras entidades, para que desde ahí, apoyemos las acciones que nos permita desarrollar lo mejor de nosotros mismos y brindemos también nuestro mejor esfuerzo.

Finanzas

Inicia la zafra en el ingenio Emiliano Zapata

Se mantiene la expectativa de industrializar un millón 70 mil toneladas de azúcar

Local

Habitantes de la Gabriel Tepepa exigen suministro de agua potable

Los colonos de las diferentes ampliaciones de la colonia advirtieron de los riesgos que implica tener cinco días sin agua en medio de la pandemia

Local

Reactiva Cuautla servicio de parquímetro

Logra Corona Damián 60% del monto total del servicio

Seguridad

Pide Prevención del Delito reforzar medidas de seguridad

Diciembre es el mes con mayor número de denuncias debido al flujo de dinero que hay en estas fechas

Local

Entregan obras en la Nopalera a tres años del sismo

Vecinos de la colonia, fundaciones y el Gobierno de Yautepec, han trabajado en conjunto para levantar estas obras

Local

Dirigencia estatal PRD y PRI exigen piso parejo

Califican al gobierno actual como ausente e ineficiente así como mal calificado por sus propios ciudadanos

Local

[Especial] Cuautla cumple ocho años como Zona Histórica

Se encuentran en el abandono 19 monumentos; sufren deterioro e invasiones los edificios emblemáticos

Local

[Especial] Se fortalecen las ventas en línea

Más de la mitad de los consumidores mexicanos gastaron en promedio seis mil pesos durante el Buen Fin 2020

Cultura

Ximbio estrena 4CERO

El sencillo Mar de Estrellas se ha convertido en el tema favorito del público