/ miércoles 17 de abril de 2019

Tigres de San José, un equipo familiar

Su fundador, Raúl Pérez, formó esta novena para inculcar el deporte a sus cinco hijos

Con el único fin de encauzar a sus hijos en el deporte, concretamente en el béisbol, Raúl Pérez Vargas, fundó el equipo Tigres de San José a finales de la década de los 90. Actualmente en el equipo participan cuatro de sus hijos y él, es decir, juntos, padre e hijos forman más de medio equipo en la novena.

El objetivo se ha cumplido, pues a través del deporte, la familia Pérez Pérez ha mantenido esa unión familiar que todo padre desea. Actualmente el más pequeño de la dinastía es Rodrigo Pérez, quien a sus 12 años de edad se entrena en la prestigiada Liga Maya de la Ciudad de México.

Poblano de nacimiento, pero más cuautlense que el arroz

Aunque su infancia y juventud la vivió en su estado natal, Puebla, Raúl Pérez Vargas reconoce que en Cuautla ha encontrado su razón de vivir, pues aquí con excepción de su hijo mayor que nació en el vecino estado, el resto de la familia, siete, todos varones, nacieron en Cuautla. De ellos dos fallecieron.

De la familia son seis hijos y de ellos todos han jugado beisbol

Desde joven me vine a Cuautla a ayudarle a mi papá en el trabajo, aunque mis estudios primarios y secundarios fueron en Puebla, donde me nació el amor por el béisbol, señala el entrevistado.

Allá los vecinos jugábamos con una pelota de plástico, nos juntábamos para jugar la cascarita. Luego en la escuela también hacíamos lo mismo hasta que, a los 13-14 años, nos decidimos a conformar un equipo para meterlo a participar dentro de la categoría de tercera fuerza de la Liga de San Martín Texmelucan, equipo que se llamó San Juan Tuxco, como el pueblo donde vivíamos.

Ya en Cuautla, por invitación de uno de sus compañeros de trabajo, fue como supo de la Liga Municipal de beisbol; "le pedí que me invitara y fue como inicié aquí en el equipo de la colonia Juan Morales; luego tuve un paso breve por el equipo de Tenexepango, y regresé al Juan Morales".

Sus hijos, el motivo de formar Tigres

Mis hijos para entonces ya crecían, me veían jugar y fue como los encaucé a también practicar el béisbol: y fue como me nació el independizarme y hacer mi propio equipo, los Tigres de San José, en el que jugó el más grande, entonces de 12 años Valentín, en una Segunda Fuerza.

Con el paso de los años también se fueron agregando sus demás hijos hasta que a casi 20 de incursionar en la pelota caliente de esta zona Oriente, están ya integrados cuatro de ellos:

  • Valentín: juega en segunda base
  • Ángel: short stop, primera base y filder
  • Raúl: pitcher y filder, y Daniel que es filder

Atrás de ellos viene Rodrigo, a quien Pérez Vargas le ve más condiciones que al resto; "él se está preparando en una buena Liga que es la Maya en la Ciudad de México, a la que va a entrenar una vez a la semana y los sábados juega".

El salto a Primera Fuerza

Empujado por esa unión familiar, Raúl Pérez Vargas y sus Tigres de San José han militado principalmente en la Segunda Fuerza de la Liga local; pero fue hasta la presente temporada por terminar que dieron el salto a la Primera Fuerza.

Habíamos sido subcampeón la temporada anterior, pero pedimos a la liga que para este torneo nos incluyera en Primera Fuerza para que mis hijos tuvieron un poco de más roce y crecieran un poco más, y fue como participamos en esta máxima categoría con un buen papel en general en nuestro primer torneo.

Fundó el equipo a finales de la década de los 90.

Durante su estancia en la segunda fue un constante equipo que calificó a playoffs, sin embargo nunca pudo coronarse con el título; "calificamos muchas veces pero no hemos tenido la dicha de ser campeones; lo conseguimos en una Primera A, en la que participamos en la temporada 2003-2004; hoy que estamos ya en la máxima categoría, hicimos grandes cosas en nuestro primer torneo; entramos a los playoffs, a pesar de jugar prácticamente con el mismo equipo que jugó en segunda, con el único refuerzo de Rogelio Benítez, jugador ya de experiencia en primera".

Durante el torneo, Tigres venció a equipos poderosos como Sección 29 que calificó a la postemporada como tercer lugar, derrotándolo en las dos ocasiones de temporada regular. Con ese paso, la novena felina logró meterse en cuarto lugar, venciendo en su último partido a Oacalco en el duelo para definir al último calificado a los playoffs.

Con el único fin de encauzar a sus hijos en el deporte, concretamente en el béisbol, Raúl Pérez Vargas, fundó el equipo Tigres de San José a finales de la década de los 90. Actualmente en el equipo participan cuatro de sus hijos y él, es decir, juntos, padre e hijos forman más de medio equipo en la novena.

El objetivo se ha cumplido, pues a través del deporte, la familia Pérez Pérez ha mantenido esa unión familiar que todo padre desea. Actualmente el más pequeño de la dinastía es Rodrigo Pérez, quien a sus 12 años de edad se entrena en la prestigiada Liga Maya de la Ciudad de México.

Poblano de nacimiento, pero más cuautlense que el arroz

Aunque su infancia y juventud la vivió en su estado natal, Puebla, Raúl Pérez Vargas reconoce que en Cuautla ha encontrado su razón de vivir, pues aquí con excepción de su hijo mayor que nació en el vecino estado, el resto de la familia, siete, todos varones, nacieron en Cuautla. De ellos dos fallecieron.

De la familia son seis hijos y de ellos todos han jugado beisbol

Desde joven me vine a Cuautla a ayudarle a mi papá en el trabajo, aunque mis estudios primarios y secundarios fueron en Puebla, donde me nació el amor por el béisbol, señala el entrevistado.

Allá los vecinos jugábamos con una pelota de plástico, nos juntábamos para jugar la cascarita. Luego en la escuela también hacíamos lo mismo hasta que, a los 13-14 años, nos decidimos a conformar un equipo para meterlo a participar dentro de la categoría de tercera fuerza de la Liga de San Martín Texmelucan, equipo que se llamó San Juan Tuxco, como el pueblo donde vivíamos.

Ya en Cuautla, por invitación de uno de sus compañeros de trabajo, fue como supo de la Liga Municipal de beisbol; "le pedí que me invitara y fue como inicié aquí en el equipo de la colonia Juan Morales; luego tuve un paso breve por el equipo de Tenexepango, y regresé al Juan Morales".

Sus hijos, el motivo de formar Tigres

Mis hijos para entonces ya crecían, me veían jugar y fue como los encaucé a también practicar el béisbol: y fue como me nació el independizarme y hacer mi propio equipo, los Tigres de San José, en el que jugó el más grande, entonces de 12 años Valentín, en una Segunda Fuerza.

Con el paso de los años también se fueron agregando sus demás hijos hasta que a casi 20 de incursionar en la pelota caliente de esta zona Oriente, están ya integrados cuatro de ellos:

  • Valentín: juega en segunda base
  • Ángel: short stop, primera base y filder
  • Raúl: pitcher y filder, y Daniel que es filder

Atrás de ellos viene Rodrigo, a quien Pérez Vargas le ve más condiciones que al resto; "él se está preparando en una buena Liga que es la Maya en la Ciudad de México, a la que va a entrenar una vez a la semana y los sábados juega".

El salto a Primera Fuerza

Empujado por esa unión familiar, Raúl Pérez Vargas y sus Tigres de San José han militado principalmente en la Segunda Fuerza de la Liga local; pero fue hasta la presente temporada por terminar que dieron el salto a la Primera Fuerza.

Habíamos sido subcampeón la temporada anterior, pero pedimos a la liga que para este torneo nos incluyera en Primera Fuerza para que mis hijos tuvieron un poco de más roce y crecieran un poco más, y fue como participamos en esta máxima categoría con un buen papel en general en nuestro primer torneo.

Fundó el equipo a finales de la década de los 90.

Durante su estancia en la segunda fue un constante equipo que calificó a playoffs, sin embargo nunca pudo coronarse con el título; "calificamos muchas veces pero no hemos tenido la dicha de ser campeones; lo conseguimos en una Primera A, en la que participamos en la temporada 2003-2004; hoy que estamos ya en la máxima categoría, hicimos grandes cosas en nuestro primer torneo; entramos a los playoffs, a pesar de jugar prácticamente con el mismo equipo que jugó en segunda, con el único refuerzo de Rogelio Benítez, jugador ya de experiencia en primera".

Durante el torneo, Tigres venció a equipos poderosos como Sección 29 que calificó a la postemporada como tercer lugar, derrotándolo en las dos ocasiones de temporada regular. Con ese paso, la novena felina logró meterse en cuarto lugar, venciendo en su último partido a Oacalco en el duelo para definir al último calificado a los playoffs.

Local

En Morelos van 199 casos de Covid-19 en personal de la salud

Siguen aumentando los casos positivos de médicos y enfermeras

Local

Estos son los municipios con mayor número de casos de Covid-19

Este miércoles se han registrado cinco defunciones más que el día de ayer

Local

Extiende Cuauhtémoc Blanco la cuarentena

En reunión con la CONAGO, el gobernador advirtió que el aislamiento se extenderá “unas semanas más”

Sociedad

Detienen a cinco normalistas en Michoacán tras bloqueo

Un grupo de aproximadamente 30 normalistas se encontraban bloqueando las vías a la altura de Tiripetío

Sociedad

Puebla habilita un "reclusorio covid" para presos contagiados

En esa región se contabilizan 52 reos contagiados, quienes ya estaban aislados

Finanzas

Programa Precio de Garantía beneficia a 23 mil 500 productores lecheros: Sader

Dicho programa ncrementó su padrón de pequeños y medianos productores lecheros

Local

El 15 de julio regresamos a la actividad en Morelos, ¿qué hago mientras?

Las autoridades preparan el plan para retomar actividades no esenciales ¿En qué consisten?

Cultura

Pide Jorge Marín a coleccionistas estar alertas y no dejarse engañar

Continúan las investigaciones para dar con las piezas que fueron sustraídas de la galería Nuum Galería de Arte en Querétaro

Política

TEPJF ordena revelar calificaciones de aspirantes al Consejo General del INE

El Comité emitió la lista de los 60 aspirantes con calificaciones más altas