/ lunes 12 de febrero de 2018

Llega una Flor al mercado

“¿Quién es ella?”,pregunta Esteban, pero ya nadie lo escucha.

Hace sólo un minuto, Esteban Alvarado de 64 años,camisa decolorada y piel de un profundo oscuro, era el centro deatención de este lado del mercado, donde el olor a cecina ybarbacoa es tan fuerte que, una vez estando ahí, no se olvida.Durante un minuto, Esteban creyó ser feliz. Alrededor habíacelulares y cámaras grabándolo mientras tocaba “Cielitolindo” con una desconocida, la cual puso el acordeón y lavoz.

“¿Quién es?”, vuelve a preguntar mientras ladesconocida, atrayendo los celulares y las cámaras, se aleja porel pasillo. Al final, Esteban vuelve a ser el músico ignorado desiempre, con su vieja soledad y su vieja guitarra, que se gana lavida día a día cantando en todos los pasillos del mercadomunicipal de Cuautla.

“Ella es Flor Amargo”, dirá a lo lejos IsraelGonzález de 25 años, flores rosas en la playera y cuerpotembloroso sosteniendo un tímido girasol con las manos.

Israel estaba por tomar un colectivo rumbo aTlayacapan cuando Facebook le avisó que Flor Amargo se encontrabaen Cuautla, así que sacrificó el brinco del Chinelo por unosminutos con una de sus artistas favoritas.

“Ella es una persona que empezó desde cero, y suirreverencia y su manera de ser tan libre me hacen creer en mímismo, en todo lo que yo quiero, pienso y siento”, dice de estelado de la tepachería Piña Azul. Al otro lado, su querida florcome tacos de barbacoa y bebe tepache, acompañada por su equipo detrabajo, los líderes del mercado y funcionarios municipales.

Mientras la ve comer, Israel, cada vez más nervioso,espera tener un momento para entregarle la flor. El carnaval puedeesperar. El otro año habrá uno nuevo.


Flor AmargoFlor Amargo es una cantante urbana de la Ciudad de México, quiencobró notoriedad al participar en el programa televisivo La VozMéxico, en 2017. Al invitarla a la ciudad, Alberto Palomo, de laDirección de Arte y Cultura, espera que la cantante puedapromocionar sus atractivos a través de su música y sus redessociales, además de fortalecer el Corredor Artístico Cultural, unproyecto que convoca a los músicos jóvenes a adueñarse de lascalles del primer cuadro cada fin de semana.

Flor, que germinó en los vagones del metro, estáfamiliarizada con eso. “Es hermoso que yo pueda formar parte deese movimiento, donde a los artistas urbanos se les da un lugar,una importancia y valor como realmente lo deben tener, porque unartista urbano es un mago en el arte, hace magia en los lugaresdonde es difícil ver espacios para la creatividad”, afirma.

Después de la fama televisiva y de colaborar conartistas como Eugenia León y Mon Laferte, Flor Amargo ha vuelto apararse en las calles y en el metro de la capital, para revivir enel anonimato que sólo los artistas urbanos llegan aexperimentar.


El olvido“¿Flor Amargo, me dices?”, pregunta Esteban, cuando al finlogra que alguien le conteste.

Una vez que lo sabe, Esteban, el famoso músico queperdió el estrellato en dos segundos, que soñaba en su juventudcon ser tan famoso como ella, levanta su guitarra y se va caminandoa pasos lentos, hasta que al fin se pierde a lo lejos. Lleva 30años haciendo lo mismo.

“¿Quién es ella?”,pregunta Esteban, pero ya nadie lo escucha.

Hace sólo un minuto, Esteban Alvarado de 64 años,camisa decolorada y piel de un profundo oscuro, era el centro deatención de este lado del mercado, donde el olor a cecina ybarbacoa es tan fuerte que, una vez estando ahí, no se olvida.Durante un minuto, Esteban creyó ser feliz. Alrededor habíacelulares y cámaras grabándolo mientras tocaba “Cielitolindo” con una desconocida, la cual puso el acordeón y lavoz.

“¿Quién es?”, vuelve a preguntar mientras ladesconocida, atrayendo los celulares y las cámaras, se aleja porel pasillo. Al final, Esteban vuelve a ser el músico ignorado desiempre, con su vieja soledad y su vieja guitarra, que se gana lavida día a día cantando en todos los pasillos del mercadomunicipal de Cuautla.

“Ella es Flor Amargo”, dirá a lo lejos IsraelGonzález de 25 años, flores rosas en la playera y cuerpotembloroso sosteniendo un tímido girasol con las manos.

Israel estaba por tomar un colectivo rumbo aTlayacapan cuando Facebook le avisó que Flor Amargo se encontrabaen Cuautla, así que sacrificó el brinco del Chinelo por unosminutos con una de sus artistas favoritas.

“Ella es una persona que empezó desde cero, y suirreverencia y su manera de ser tan libre me hacen creer en mímismo, en todo lo que yo quiero, pienso y siento”, dice de estelado de la tepachería Piña Azul. Al otro lado, su querida florcome tacos de barbacoa y bebe tepache, acompañada por su equipo detrabajo, los líderes del mercado y funcionarios municipales.

Mientras la ve comer, Israel, cada vez más nervioso,espera tener un momento para entregarle la flor. El carnaval puedeesperar. El otro año habrá uno nuevo.


Flor AmargoFlor Amargo es una cantante urbana de la Ciudad de México, quiencobró notoriedad al participar en el programa televisivo La VozMéxico, en 2017. Al invitarla a la ciudad, Alberto Palomo, de laDirección de Arte y Cultura, espera que la cantante puedapromocionar sus atractivos a través de su música y sus redessociales, además de fortalecer el Corredor Artístico Cultural, unproyecto que convoca a los músicos jóvenes a adueñarse de lascalles del primer cuadro cada fin de semana.

Flor, que germinó en los vagones del metro, estáfamiliarizada con eso. “Es hermoso que yo pueda formar parte deese movimiento, donde a los artistas urbanos se les da un lugar,una importancia y valor como realmente lo deben tener, porque unartista urbano es un mago en el arte, hace magia en los lugaresdonde es difícil ver espacios para la creatividad”, afirma.

Después de la fama televisiva y de colaborar conartistas como Eugenia León y Mon Laferte, Flor Amargo ha vuelto apararse en las calles y en el metro de la capital, para revivir enel anonimato que sólo los artistas urbanos llegan aexperimentar.


El olvido“¿Flor Amargo, me dices?”, pregunta Esteban, cuando al finlogra que alguien le conteste.

Una vez que lo sabe, Esteban, el famoso músico queperdió el estrellato en dos segundos, que soñaba en su juventudcon ser tan famoso como ella, levanta su guitarra y se va caminandoa pasos lentos, hasta que al fin se pierde a lo lejos. Lleva 30años haciendo lo mismo.

Local

“Graco no es ningún tonto”: Cipriano Sotelo

Para llevar ante la justicia al ex gobernador por presuntos actos de corrupción se requiere voluntad y conocimiento, y en Morelos no lo hay, advierte el abogado penalista

Local

Multará Cuautla a escandalosos

De acuerdo con la Ley de Protección Ambiental y la Ley de Ingresos 2019, la contaminación auditiva es causa de infracciones

Local

¿Tu hijo se acerca mucho para ver? ¡Esto te interesa!

Recomienda IMSS realizar un examen de vista a menores antes del regreso a clases

Círculos

Exigen sus derechos a través de obras de arte

Talentosos jóvenes artistas del estado participan en esta exposición

Finanzas

Registran los balnearios poca afluencia

Hubo menos turismo que en años anteriores, afirman empresarios

Local

Librobús en la antigua estación del ferrocarril

La biblioteca del Librobús se compone de 6 mil ejemplares de literatura, novela, cuento, narrativa, poesía, infantil, clásicos de literatura universal, filosofía, artes, ciencias puras, ciencias sociales, historia; se trata de acercar los libros al público en general

Finanzas

Delitos financieros encienden alertas

En 2018, la Condusef recibió 8.9 millones de quejas por delitos financieros

Policiaca

Domingo sangriento

Los hechos violentos se registraron en Coatlán del Río, Temixco y Miacatlán; entre las víctimas, un descuartizado

Deportes

Canamy divide puntos en casa ante Orizaba

Igualaron a un gol el partido que puso en marcha en el Estadio Olímpico de Oaxtepec