imagotipo

Ahorrar segundos le costó la vida

  • Dulce Gaviña
  • en Local

Por “flojera” o por ahorrarse tiempo, la mayoría de los ciudadanos no usa los puentes peatonales y prefiere cruzar las avenidas por debajo exponiendo su vida.

“La rampa está muy larga, además el puente es peligroso porque asaltan”; “me tardo más en subir que en cruzar por debajo, aunque lo haga corriendo” y “el piso es muy resbaloso, ya varias personas se han caído al subir al puente”, son las principales excusas de los ciudadanos para evitar utilizar el puente peatonal.

Sin embargo, las consecuencias pueden ser fatales, ya que un cruce por debajo del puente sin precaución puede conllevar hasta perder la vida.

El caso más reciente es el de un hombre que fue atropellado frente al Hospital General de Cuautla “Mauro Belaunzarán Tapia”, y perdió en ese momento la vida.

De acuerdo a los testigos, el hombre iba a ser atropellado primero por un autobús, pero logró frenar, más no pasó lo mismo con una camioneta de una empresa panificadora, la cual terminó arrollándolo y arrebatando su vida.

A escasos metros del accidente se encuentra el puente peatonal, el cual es ignorado por una gran cantidad de gente, principalmente pacientes que se dirigen al hospital, así como enfermeras y trabajadores del mismo.

Un puente peatonal es un medio de conexión de vías que permite el cruce de personas en calles y avenidas de alto flujo vehicular sin interferir en el tránsito de los vehículos. Su uso es de suma importancia porque es la única manera de garantizar la seguridad en el desplazamiento del peatón.

Tan sólo cinco minutos bastaron estar en el puente del Hospital General (ubicado en la avenida Reforma) para ver como de tres personas sólo una cruzo la avenida por el puente, las otras dos prefirieron sortear su destino, una de ellas una mujer de aproximadamente 30 años, quien llevaba cargando en cada mano unas bolsas del supermercado.

Al preguntarle por qué no utilizó el puente, sólo se limitó a decir “porque me canso mucho al subir con las bolsas”, y apresuró el paso para que no se le siguiera cuestionando.

El director de Tránsito Municipal, Rodolfo Vega reconoció que la ciudadanía carece de una cultura de prevención y de educación vial, no obstante, señaló que la responsabilidad es tanto del peatón como del conductor, las dos partes deben de ser prevenidos, pero sobre todo, respetar las reglas viales, como el límite de velocidad en el caso de los vehículos, y las reglas de seguridad (no bajarse de la banqueta, utilizar el puente o esperar el rojo del semáforo) por parte de los peatones.

Como parte de las acciones que lleva a cabo esta dirección, se llevan a cabo pláticas de educación vial, principalmente en escuelas, a fin de concientizar a los alumnos, padres de familia, docentes y directivos sobre la importancia de adoptar una cultura vial.