/ jueves 26 de marzo de 2020

Arriesgan su salud para proteger a los demás

Cinthya es una de las más de dos mil enfermeras morelenses que forman parte de la Jornada Nacional de Salud


Mientras muchos reciben la instrucción de quedarse en casa, a ellas les piden salir a las calles todos los días. Así que cada noche, Cinthya Rivero regresa a su hogar con el temor de contagiar a su familia de Covid-19, de haber contraído el virus mientras hacía su trabajo. Cinthya es una de las más de dos mil enfermeras morelenses que forman parte de la Jornada Nacional de Salud Pública, una estrategia con la que el gobierno busca proteger a niños y adultos de la polio y el Hepatitis B. por medio de módulos de vacunación instalados en cerca de 400 puntos fijos y semifijos.

“A mí me preocupa porque a parte de mi labor, en casa me esperan mis niños y mi esposo”, dice Cinthya mientras le aplica la vacuna a un niño en los brazos de su madre. Ambas mujeres tienen cubrebocas. Cinthya tiene tres para todo el día, pero cree que no es suficiente.

“No nos negamos a trabajar, pero no contamos con el insumo necesario; lo único que nos proporcionan es nuestro cubrebocas y un poco de gel antibacterial”, lamenta.

Cada día, en la calle Galeana del Centro Histórico de Cuautla, donde se encuentra su módulo, Cinthya y sus compañeras tienen contacto directo con unos 40 adultos y entre 20 y 30 niños. Y aunque uno podría pensar que las enfermeras preferirían no tener que estar ahí, expuestas al contagio, la idea de estar haciendo lo correcto las impulsa a seguir aplicando sus vacunas.

“Es que es importante la protección para nuestros niños también”, dice Cinthya.

No visitarán hogares

A diferencia de otras jornadas nacionales, la situación de salud que enfrenta México y el mundo causada por la existencia del Covid-19 llevó a que este 2020 las enfermeras se abstengan de salir a las comunidades para aplicar vacunas de puerta en puerta. Según el personal sanitario, esto se debe en gran medida a la reducción de personal que sufrieron los Servicios de Salud de Morelos (SSM), institución que coordina la jornada, luego de que se decidiera enviar a casa a adultos mayores y mujeres embarazada y en periodo de lactancia, por tratarse de un sector vulnerable a la epidemia.

De acuerdo con María Elena Alcocer Silva, responsable del Programa Estatal de Vacunación, la jornada, que inició el 23 de marzo y concluirá el 3 de abril, se realizará a través de los 204 centros de salud que existen en el estado, así como con el apoyo del IMSS y el ISSSTE.


Mientras muchos reciben la instrucción de quedarse en casa, a ellas les piden salir a las calles todos los días. Así que cada noche, Cinthya Rivero regresa a su hogar con el temor de contagiar a su familia de Covid-19, de haber contraído el virus mientras hacía su trabajo. Cinthya es una de las más de dos mil enfermeras morelenses que forman parte de la Jornada Nacional de Salud Pública, una estrategia con la que el gobierno busca proteger a niños y adultos de la polio y el Hepatitis B. por medio de módulos de vacunación instalados en cerca de 400 puntos fijos y semifijos.

“A mí me preocupa porque a parte de mi labor, en casa me esperan mis niños y mi esposo”, dice Cinthya mientras le aplica la vacuna a un niño en los brazos de su madre. Ambas mujeres tienen cubrebocas. Cinthya tiene tres para todo el día, pero cree que no es suficiente.

“No nos negamos a trabajar, pero no contamos con el insumo necesario; lo único que nos proporcionan es nuestro cubrebocas y un poco de gel antibacterial”, lamenta.

Cada día, en la calle Galeana del Centro Histórico de Cuautla, donde se encuentra su módulo, Cinthya y sus compañeras tienen contacto directo con unos 40 adultos y entre 20 y 30 niños. Y aunque uno podría pensar que las enfermeras preferirían no tener que estar ahí, expuestas al contagio, la idea de estar haciendo lo correcto las impulsa a seguir aplicando sus vacunas.

“Es que es importante la protección para nuestros niños también”, dice Cinthya.

No visitarán hogares

A diferencia de otras jornadas nacionales, la situación de salud que enfrenta México y el mundo causada por la existencia del Covid-19 llevó a que este 2020 las enfermeras se abstengan de salir a las comunidades para aplicar vacunas de puerta en puerta. Según el personal sanitario, esto se debe en gran medida a la reducción de personal que sufrieron los Servicios de Salud de Morelos (SSM), institución que coordina la jornada, luego de que se decidiera enviar a casa a adultos mayores y mujeres embarazada y en periodo de lactancia, por tratarse de un sector vulnerable a la epidemia.

De acuerdo con María Elena Alcocer Silva, responsable del Programa Estatal de Vacunación, la jornada, que inició el 23 de marzo y concluirá el 3 de abril, se realizará a través de los 204 centros de salud que existen en el estado, así como con el apoyo del IMSS y el ISSSTE.

frontpage

Habrá sanciones para establecimientos que incumplan con medidas sanitarias

Se estará procediendo a una serie de medidas que incluyen la clausura definitiva del negocio

Local

Supermercados mandan a descansar a cerillitos

Las propinas son su sustento diario; sin embargo, por seguridad fueron enviados a casa

Local

Trabajan combis a pesar de la contingencia por el Coronavirus

Se ha registrado una baja en pasajeros, pues parte de la población está cumpliendo con la Jornada Nacional de Sana Distancia

Local

Se registra el primer incendio forestal de la temporada en Hueyapan

Autoridades piden a ciudadanos evitar la generación de llamas en los montes

México

Olga Sánchez pide a estados y municipios ser responsables ante Covid-19

La titular de la Segob también llamó a mantener la unidad nacional ante la pandemia que ha dejado 12 muertos en el país

México

Piden castigar a obispo tras decir que abortos y homosexualidad causan Covid-19

El PRD acusó al obispo de prácticas discriminatorias, homófobas y misóginas e incitar al odio

Gossip

Plácido Domingo está hospitalizado en Acapulco por Covid-19

La portavoz asegura que el tenor español se encuentra estable