/ martes 4 de mayo de 2021

Mercado 740, nacido en plena pandemia

Surgida en periodo de pandemia, esta plaza gastronómica busca ser única en Cuautla

“Muchas veces hacemos caso de la gente que nos dice ‘mira, esto no es para Cuautla, la gente no va a ir’, pero no es así. En esta vida todo es posible”, dice Mónica en una de las mesas de lo que hasta hace poco era sólo una idea en su mente y hoy una realidad. Contra cualquier pronóstico negativo por el que pudo haberse dejado influenciar, Mónica Espinoza, administradora de “Mercado 740”, se aferró a lo que quería lograr y no se despegó de tal objetivo: un lugar especial para la gente de la zona.

“Mercado 740” abrió sus puertas al público en noviembre pasado. Es un mercado gastronómico en el que cuautlenses y turistas pueden encontrar en un solo espacio varias opciones para disfrutar con la familia: desde las apreciadas nieves de Tepoznieves hasta los platillos de Sushi Itto, por mencionar sólo dos de las franquicias que se encuentran aquí.

“Todo se puede, sobre todo con trabajo, que es lo que hace que las cosas salgan adelante. El trabajo, las ganas, el ahínco y la fe que puedas tener en tu proyecto”, dice Mónica, y la gente que disfruta de los platillos de Sushi Itto al otro lado del edificio demuestra lo equivocados que estaban quienes decían que esto no era para Cuautla.

Nacer en plena pandemia

Si poner en marcha un proyecto de este tipo puede ser por sí mismo arriesgado, hacerlo en la pandemia de la covid-19 debió requerir de mucha, pero demasiada fe. Mónica la tuvo y, junto con los dueños de las franquicias que se instalaron en el mercado, se encargó de que la gente se sintiera segura para venir a comer o cenar sin el temor de contagiarse.

“Desde que abrió la plaza, la administración y los dueños han tenido bien claro que vamos a respetar todas las normas, a acatar lo que nos dicen las autoridades. Contamos con los protocolos de sanidad correspondientes, como la toma de temperatura, la disponibilidad de gel antibacterial, en tanto que el uso de cubreboca es un requisito indispensable todo el tiempo, particularmente en la preparación de alimentos. Llevamos todas las normas”, afirma Mónica y, ciertamente, cada una de las mesas de las que nos rodean dispone de un frasquito de gel antibacterial con la etiqueta de la plaza, listo para ser utilizado.

Con cinco meses de nacido, “Mercado 740” es todavía un espacio del que se puede esperar mucho, en parte porque las restricciones sanitarias han impedido explotar su capacidad al cien por ciento, y también porque aun hay locales por ser ocupados, esperando el acercamiento de nuevos colaboradores.

“Esto apenas empieza, está creciendo y, Dios mediante, cuando estemos en semáforo verde esperamos que ya esté al cien por ciento. Aun hay espacios disponibles, que son pocos, pero la gente que esté interesada puede comunicarse con nosotros”.

El lugar es agradable. La música suena lo suficientemente bajo como para permitir conversar y el personal conserva siempre un trato amable hacia los comensales. Mónica dice que han construido una nueva familia.

“Lo hemos logrado: afortunadamente entre todos a habido un buen trabajo de equipo, pese a que cada local es independiente, todos han sabido trabajar en conjunto y apoyarse unos con otros. Hay buena convivencia y una buena armonía”, sostiene.

Conforme cae la tarde y la iluminación se enciende, meseros y meseras, si hay un rato libre, se reúnen para bailar ligeramente, al ritmo de la música que esté tocando el grupo invitado (esta tarde es “Staff9”, de Cuernavaca), unos al lado de otros, aplaudiendo animadamente.

Mónica afirma que con trabajo, fe y el apoyo de locatarios ha logrado un espacio único en la región / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Los platillos

A la hora de salir a comer, muchas familias pueden enfrentarse a un verdadero dilema tratando decidir el lugar: puede que el padre quiera comer mariscos y beber una cerveza, que la madre prefiera un platillo más ligero, un café o un té (también puede que sea al revés); y que los niños, en cambio, pidan un helado. En “Mercado 740” es posible que las familias se sienten en una sola mesa, y que el padre y la madre pidan lo que querían probar, y que los niños saboreen su helado. No hay que discutir más.

“Se puede decir que este mercado gastronómico es el primero de su tipo en Cuautla. Sabemos que hay varias placitas y mercados, pero de este tipo es el primero. Tenemos muchas opciones, mucha variedad de comida, platillos, bebidas y postres para toda la familia. Está diseñado par arecibir a familias enteras, y puedes venir desde a tomar un café o tu postre favorito, con tus amigas, hasta comer con toda la familia, o a una cena romántica”, explica Mónica.

En menos de un año, “Mercado 740” se ha ganado la confianza no sólo de empresas como Sushi Itto y Tepoznieves, que cuentan con varias sucursales fuera y dentro de Morelos, sino de proyectos regionales que también han logrado establecerse en el gusto de los morelenses, como Tacopez Mariscos, Chuchulukos, Kimaaya, La Sanwichería Gourmet, Papa’s House, Caramelo Cuautla, La Truffa Patisserie y Be Go Salads.

“A todos se les presentó un proyecto muy noble, muy prometedor, un proyecto que al final de cuentas tiene el propósito de ofrecer algo nuevo, algo distinto que no hay en Cuautla, así como el generar muchos empleos”, nos cuenta Mónica, entusiasta.

Actualmente, esta plaza gastronómica da empleo a cerca de 55 personas. Además, la administradora rescata que todos los locatarios, sin excepción, son oriundos del municipio. “Ninguno es de fuera”, asegura.

El concepto vio la luz en noviembre del año pasado y rápidamente se ha convertido en el favorito de muchos cuautlenses / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Mercado 740

“Mercado 740” está ubicado en la calle Baluarte, en el Centro Histórico de Cuautla, y alberga los sueños de un grupo de cuautlenses que siguen confiando en la gente de esta ciudad. Alberga, también, la dedicación de sus trabajadores, que se esmeran por ofrecer los mejores platillos y el servicio más gentil hacia sus clientes. Al frente de ellos, la intención de Mónica de convertir a este lugar en el mejor.

“Ha sido un proyecto que ha salido avante, así que no nos podemos quejar. Hemos tenido buena respuesta de la gente, de la ciudadanía de Cuautla, y de los turistas que vienen. No ha sido fácil, pero el esfuerzo de todos los locatarios, así como su dedicación, y el esmerarse por ofrecer buenos productos y buen servicio, la mejor de las atenciones, ha logrado llevarnos a estar en la preferencia de la gente”, dice, mientras la música sigue meciéndose en el ambiente.

La plaza está en servicio los siete días de la semana, con horarios de las 12:00 a las 20:00 horas de domingo a jueves, y de las 12:00 a las 22:30 los viernes y sábados. También cuenta con servicio a domicilio:

“Estos momentos no son para echarse para atrás, sino al contrario: dar un paso adelante y arriesgarse para llegar a la acción, para hacer, proponer. En este caso, la gente que decidió participar en este proyecto lo hizo con mucho entusiasmo, mucha fe, muchas ganas de salir adelante y adaptarse a la época que estamos viviendo, porque no sólo es venir a consumir a la plaza, sino que también estamos ofreciendo servicio a domicilio, que es una de las herramientas que están utilizando en la pandemia”.

Como ha ocurrido con los negocios dedicados a la venta de alimentos y bebidas, el servicio a domicilio se convirtió en el remo que permitió a los restauranteros y empresarios seguir navegando sobre la crisis económica que trajo consigo la pandemia del coronavirus.

Tras hacer frente a los descensos que sufrió el semáforo epidémico en Morelos desde diciembre pasado, primero al color anaranjado y posteriormente al rojo, Mónica Espinoza confía en que la siguiente fase del amarillo actual sea, como debería ser idealmente, el color verde.

Redes sociales:

Facebook: Mercado740

Instagram: mercadogastronomico740

El lugar cuenta con todas las medidas sanitarias para evitar en lo posible contagios de Covid-19 / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Suscríbete a nuestro canal

“Muchas veces hacemos caso de la gente que nos dice ‘mira, esto no es para Cuautla, la gente no va a ir’, pero no es así. En esta vida todo es posible”, dice Mónica en una de las mesas de lo que hasta hace poco era sólo una idea en su mente y hoy una realidad. Contra cualquier pronóstico negativo por el que pudo haberse dejado influenciar, Mónica Espinoza, administradora de “Mercado 740”, se aferró a lo que quería lograr y no se despegó de tal objetivo: un lugar especial para la gente de la zona.

“Mercado 740” abrió sus puertas al público en noviembre pasado. Es un mercado gastronómico en el que cuautlenses y turistas pueden encontrar en un solo espacio varias opciones para disfrutar con la familia: desde las apreciadas nieves de Tepoznieves hasta los platillos de Sushi Itto, por mencionar sólo dos de las franquicias que se encuentran aquí.

“Todo se puede, sobre todo con trabajo, que es lo que hace que las cosas salgan adelante. El trabajo, las ganas, el ahínco y la fe que puedas tener en tu proyecto”, dice Mónica, y la gente que disfruta de los platillos de Sushi Itto al otro lado del edificio demuestra lo equivocados que estaban quienes decían que esto no era para Cuautla.

Nacer en plena pandemia

Si poner en marcha un proyecto de este tipo puede ser por sí mismo arriesgado, hacerlo en la pandemia de la covid-19 debió requerir de mucha, pero demasiada fe. Mónica la tuvo y, junto con los dueños de las franquicias que se instalaron en el mercado, se encargó de que la gente se sintiera segura para venir a comer o cenar sin el temor de contagiarse.

“Desde que abrió la plaza, la administración y los dueños han tenido bien claro que vamos a respetar todas las normas, a acatar lo que nos dicen las autoridades. Contamos con los protocolos de sanidad correspondientes, como la toma de temperatura, la disponibilidad de gel antibacterial, en tanto que el uso de cubreboca es un requisito indispensable todo el tiempo, particularmente en la preparación de alimentos. Llevamos todas las normas”, afirma Mónica y, ciertamente, cada una de las mesas de las que nos rodean dispone de un frasquito de gel antibacterial con la etiqueta de la plaza, listo para ser utilizado.

Con cinco meses de nacido, “Mercado 740” es todavía un espacio del que se puede esperar mucho, en parte porque las restricciones sanitarias han impedido explotar su capacidad al cien por ciento, y también porque aun hay locales por ser ocupados, esperando el acercamiento de nuevos colaboradores.

“Esto apenas empieza, está creciendo y, Dios mediante, cuando estemos en semáforo verde esperamos que ya esté al cien por ciento. Aun hay espacios disponibles, que son pocos, pero la gente que esté interesada puede comunicarse con nosotros”.

El lugar es agradable. La música suena lo suficientemente bajo como para permitir conversar y el personal conserva siempre un trato amable hacia los comensales. Mónica dice que han construido una nueva familia.

“Lo hemos logrado: afortunadamente entre todos a habido un buen trabajo de equipo, pese a que cada local es independiente, todos han sabido trabajar en conjunto y apoyarse unos con otros. Hay buena convivencia y una buena armonía”, sostiene.

Conforme cae la tarde y la iluminación se enciende, meseros y meseras, si hay un rato libre, se reúnen para bailar ligeramente, al ritmo de la música que esté tocando el grupo invitado (esta tarde es “Staff9”, de Cuernavaca), unos al lado de otros, aplaudiendo animadamente.

Mónica afirma que con trabajo, fe y el apoyo de locatarios ha logrado un espacio único en la región / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Los platillos

A la hora de salir a comer, muchas familias pueden enfrentarse a un verdadero dilema tratando decidir el lugar: puede que el padre quiera comer mariscos y beber una cerveza, que la madre prefiera un platillo más ligero, un café o un té (también puede que sea al revés); y que los niños, en cambio, pidan un helado. En “Mercado 740” es posible que las familias se sienten en una sola mesa, y que el padre y la madre pidan lo que querían probar, y que los niños saboreen su helado. No hay que discutir más.

“Se puede decir que este mercado gastronómico es el primero de su tipo en Cuautla. Sabemos que hay varias placitas y mercados, pero de este tipo es el primero. Tenemos muchas opciones, mucha variedad de comida, platillos, bebidas y postres para toda la familia. Está diseñado par arecibir a familias enteras, y puedes venir desde a tomar un café o tu postre favorito, con tus amigas, hasta comer con toda la familia, o a una cena romántica”, explica Mónica.

En menos de un año, “Mercado 740” se ha ganado la confianza no sólo de empresas como Sushi Itto y Tepoznieves, que cuentan con varias sucursales fuera y dentro de Morelos, sino de proyectos regionales que también han logrado establecerse en el gusto de los morelenses, como Tacopez Mariscos, Chuchulukos, Kimaaya, La Sanwichería Gourmet, Papa’s House, Caramelo Cuautla, La Truffa Patisserie y Be Go Salads.

“A todos se les presentó un proyecto muy noble, muy prometedor, un proyecto que al final de cuentas tiene el propósito de ofrecer algo nuevo, algo distinto que no hay en Cuautla, así como el generar muchos empleos”, nos cuenta Mónica, entusiasta.

Actualmente, esta plaza gastronómica da empleo a cerca de 55 personas. Además, la administradora rescata que todos los locatarios, sin excepción, son oriundos del municipio. “Ninguno es de fuera”, asegura.

El concepto vio la luz en noviembre del año pasado y rápidamente se ha convertido en el favorito de muchos cuautlenses / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Mercado 740

“Mercado 740” está ubicado en la calle Baluarte, en el Centro Histórico de Cuautla, y alberga los sueños de un grupo de cuautlenses que siguen confiando en la gente de esta ciudad. Alberga, también, la dedicación de sus trabajadores, que se esmeran por ofrecer los mejores platillos y el servicio más gentil hacia sus clientes. Al frente de ellos, la intención de Mónica de convertir a este lugar en el mejor.

“Ha sido un proyecto que ha salido avante, así que no nos podemos quejar. Hemos tenido buena respuesta de la gente, de la ciudadanía de Cuautla, y de los turistas que vienen. No ha sido fácil, pero el esfuerzo de todos los locatarios, así como su dedicación, y el esmerarse por ofrecer buenos productos y buen servicio, la mejor de las atenciones, ha logrado llevarnos a estar en la preferencia de la gente”, dice, mientras la música sigue meciéndose en el ambiente.

La plaza está en servicio los siete días de la semana, con horarios de las 12:00 a las 20:00 horas de domingo a jueves, y de las 12:00 a las 22:30 los viernes y sábados. También cuenta con servicio a domicilio:

“Estos momentos no son para echarse para atrás, sino al contrario: dar un paso adelante y arriesgarse para llegar a la acción, para hacer, proponer. En este caso, la gente que decidió participar en este proyecto lo hizo con mucho entusiasmo, mucha fe, muchas ganas de salir adelante y adaptarse a la época que estamos viviendo, porque no sólo es venir a consumir a la plaza, sino que también estamos ofreciendo servicio a domicilio, que es una de las herramientas que están utilizando en la pandemia”.

Como ha ocurrido con los negocios dedicados a la venta de alimentos y bebidas, el servicio a domicilio se convirtió en el remo que permitió a los restauranteros y empresarios seguir navegando sobre la crisis económica que trajo consigo la pandemia del coronavirus.

Tras hacer frente a los descensos que sufrió el semáforo epidémico en Morelos desde diciembre pasado, primero al color anaranjado y posteriormente al rojo, Mónica Espinoza confía en que la siguiente fase del amarillo actual sea, como debería ser idealmente, el color verde.

Redes sociales:

Facebook: Mercado740

Instagram: mercadogastronomico740

El lugar cuenta con todas las medidas sanitarias para evitar en lo posible contagios de Covid-19 / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Suscríbete a nuestro canal

Cultura

Chuspata, un regalo artesanal de Michoacán para Cuautla

El tiempo de trabajo varia pues va desde tres días en una pieza hasta más de 30 en un artículo más grande

Seguridad

Colapsa la techumbre de edificio histórico dañado en el 19S

Autoridades advierten que hay otros 18 edificios dañados tras el sismo de 2017 y el riesgo de caer; la lluvia de los últimos días agrava la situación

Seguridad

Derrumbe al interior del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec

Actualmente se trabaja en la zona para limpiar el lugar donde se registró el derrumbe, informó el personal del Centro Vacacional

Sociedad

Disminuyen los migrantes haitianos en Tapachula y otro grupo deja Tamaulipas

Según el Centro de Dignificación Humana han salido 12 mil migrantes haitianos

Sociedad

Baja la participación de mujeres en puestos de tecnología en México

Las mujeres que se desarrollan en el sector tecnológico reciben 30% menos de salario que un compañero varón de la misma profesión.

Política

Plenaria de CELAC fue positiva pese a diferencias: AMLO

La presencia de Díaz-Canel y Maduro este fin de semana en la plenaria donde México fue anfitrión, generó severas críticas en contra del presidente López Obrador

Sociedad

Amparo permite a migrantes llegar a Mexicali desde Tapachula

La familia, de origen hondureño, logró llegar a la ciudad de Mexicali gracias a un juicio de amparo promovido por activistas en Tapachula

Mundo

EU extiende restricciones de viaje para México y Canadá

Desde marzo de 2020, Estados Unidos impuso restricciones a los viajes no esenciales en su frontera con México y Canadá

Sociedad

Ineptitud provocó tragedias en Tula y El Chiquihuite, critica Anaya

Ricardo Anaya aseguró que en ambas tragedias pudieron evitarse si se hubiera actuado con prontitud.