/ martes 9 de marzo de 2021

"Danzartmex" enaltece a México desde la danza

Esta compañía de danza nació en 2010, y desde 2012 es una academia que da clases a un costo accesible para niños y jóvenes de la región

José Miguel Cano era muy joven cuando tuvo que tomar una decisión crucial en su vida: una vez egresado de la carrera de bailarín ejecutante por el Centro de Arte y Ballet de Tecamachalco, en el Estado de México, tenía que elegir entre buscar el éxito fuera del país o regresar a Cuautla, donde había aprendido los principios de la danza, y promover su aprendizaje entre las nuevas generaciones.

Una difícil elección

“No me arrepiento, tomé la mejor decisión, porque en Cuautla, en Danzartmex, tuve la oportunidad tal vez no como ejecutante, pero sí como director, y esto nos abrió las puertas hacia países como Canadá y Estados Unidos, en este proyecto que involucra a jóvenes, padres de familia, niños y autoridades. Es un trabajo que se puede lograr, y este ejercicio me abrió un panorama muy amplio”, afirma Cano, sentado, tranquilamente, en una silla colocada en medio de tres espejos.

Danzartmex hizo su primera presentación en el año 2010, en el Encuentro de Danza realizado por la compañía “Malitzi, arte escénico” en el marco del bicentenario de la Independencia de México y el centenario de la Revolución Mexicana. Aquel primer espectáculo marcó el origen de una compañía integrada entonces por tres jóvenes que tenían un objetivo claro en un momento específico.

“El objetivo fue la difusión de nuestra cultura por medio de la danza clásica, buscando llevar nuestras costumbres y tradiciones a los puntos más sublimes del arte escénico, en torno al bicentenario; en ese momento esa fue nuestra aportación a los festejos, la aportación de esta institución”, recuerda.

Acompañado por sus amigos Julio y Laura, Miguel y Danzartmex siguieron trabajando en la creación de coreografías para piezas clave del repertorio de música mexicana, como “Cielito lindo” o “El son de la negra”, presentándose en actos públicos convocados por el Ayuntamiento. Para 2012, Danzartmex da otro paso y se convierte en una academia de baile. Con esta academia, que ha ocupado varias sedes, Cano busca difundir la danza entre las nuevas generaciones, con clases accesibles para las familias de la región.

“Hacen falta más espacios donde podamos ofertar esta demanda por parte de los jóvenes y niños que realmente buscan una disciplina, ya sea cultura o deportiva, eso es muy importante. Porque nos encontramos en una situación donde la tecnología lo está revolucionando todo, y las nuevas generaciones no llegan a tener empatía hacia estas actividades, pues prefieren la comodidad de estar en las plataformas digitales, estos aparatos que conectan con la modernidad”, lamenta.

El cambio soñado

Tal como en 2010, Cano conserva un sueño por cumplir. Ya desde entonces, Miguel había aprendido a ponderar el papel de las autoridades de gobierno a la hora de promover y difundir la cultura. Después de todo, los artistas, sea la actividad a la que se dediquen, poco han podido hacer si no son patrocinados por capital público o privado.

“Los cambios políticos son un detonante muy importante para la comunidad artística, porque desde ahí se maneja el futuro para los bailarines. Es parte del juego (…) Hoy en día, es la fecha en que tenemos muy pocas legislaciones en materia de cultura, es un área que se está quedando atrás y ahora es el momento de poder retomar la cultura como eje directriz de las decisiones y las políticas para que se estén desarrollando a un modelo de economía cultural, algo que ahorita está en boga en muchas ciudades del mundo, donde la cultura está detonando como un eje central de la economía”, opina el director artístico de Danzartmex.

Cano, pues, sueña, pero también trabaja, y ha empezado por su colonia. Hace dos años, Miguel participó como candidato a ayudante municipal de la colonia Guadalupe Victoria, donde reside. En este periodo, el bailarín ha vivido en carne propia las dificultades de la gestión pública, y adquirido un aprendizaje valioso.

“¿Cuál sería mi aportación social? Que (Danzartmex) sea un ejemplo para la zona Oriente del estado”, afirma.

La pandemia

Si la conmemoración del bicentenario del Sitio de Cuautla llevó a que, en 2012, Danzartmex experimentara uno de sus mejores eventos con la presentación de la obra original “Cuautla 1812, un estruendo de libertad”, la pandemia de la covid-19 ha supuesto todo lo contrario, con una ola de circunstancias que ha retado a Cano, y al sector artístico en general, a buscar nuevas formas de seguir trabajando.

“Todo el sector cultural fue el primero en salir de escena, con todo este impacto fue a nivel mundial. El retomar esta normalidad, con nuevas plataformas de llegar a la educación, con nuevas formas de integrarnos a la sociedad, es un trabajo muy arduo porque no todos tenemos la capacidad o disposición de subirnos al tren de la nueva normalidad. Yo siento que es un trabajo de concienciación par ala comunidad cultural, pero también para los niños que conforman estos talleres, con nuevas medidas que vamos a desarrollar de ahora en adelante, porque son disciplinas cuya formación es cien por ciento presencial”, expresa.

En los momentos más críticos, la academia de ballet clásico tuvo que cerrar sus puertas y esperar que el escenario epidémico del estado permitiera continuar con las clases. Llegado ese momento, la sede actual de Danzartmex se ubica en la segunda planta del gimnasio Forte Gym, a bordo de la carretera Cuautla-Yautepec.

“Tenemos clases de ballet clásico para niñas a partir de tres años de edad. Es un grupo infantil, y tenemos un grupo juvenil con niveles de principiante e intermedio. Además, estamos por abrir el taller de ballet para adultos. Estamos abriendo el campo para todo el público, que vean el ballet como un ejercicio de colocación y postura”.

Además de ofrecer clases a un precio que se ajusta a la economía local, la academia de Danzartmex también ofrece becas, lo que reduce los impedimentos de las familias para que las niñas y niños con aptitudes puedan dar sus primeros pasos como bailarines.

“Es un trabajo, pero no es difícil. Creo que estamos colocados dentro de los grupos preferidos de los cuautlenses y no sólo de Cuautla, sino de la zona Oriente del estado, porque hemos brindado talleres y la difusión es en todos los municipios que conforman esta zona”, afirma Miguel.

José Miguel Cano era muy joven cuando tuvo que tomar una decisión crucial en su vida: una vez egresado de la carrera de bailarín ejecutante por el Centro de Arte y Ballet de Tecamachalco, en el Estado de México, tenía que elegir entre buscar el éxito fuera del país o regresar a Cuautla, donde había aprendido los principios de la danza, y promover su aprendizaje entre las nuevas generaciones.

Una difícil elección

“No me arrepiento, tomé la mejor decisión, porque en Cuautla, en Danzartmex, tuve la oportunidad tal vez no como ejecutante, pero sí como director, y esto nos abrió las puertas hacia países como Canadá y Estados Unidos, en este proyecto que involucra a jóvenes, padres de familia, niños y autoridades. Es un trabajo que se puede lograr, y este ejercicio me abrió un panorama muy amplio”, afirma Cano, sentado, tranquilamente, en una silla colocada en medio de tres espejos.

Danzartmex hizo su primera presentación en el año 2010, en el Encuentro de Danza realizado por la compañía “Malitzi, arte escénico” en el marco del bicentenario de la Independencia de México y el centenario de la Revolución Mexicana. Aquel primer espectáculo marcó el origen de una compañía integrada entonces por tres jóvenes que tenían un objetivo claro en un momento específico.

“El objetivo fue la difusión de nuestra cultura por medio de la danza clásica, buscando llevar nuestras costumbres y tradiciones a los puntos más sublimes del arte escénico, en torno al bicentenario; en ese momento esa fue nuestra aportación a los festejos, la aportación de esta institución”, recuerda.

Acompañado por sus amigos Julio y Laura, Miguel y Danzartmex siguieron trabajando en la creación de coreografías para piezas clave del repertorio de música mexicana, como “Cielito lindo” o “El son de la negra”, presentándose en actos públicos convocados por el Ayuntamiento. Para 2012, Danzartmex da otro paso y se convierte en una academia de baile. Con esta academia, que ha ocupado varias sedes, Cano busca difundir la danza entre las nuevas generaciones, con clases accesibles para las familias de la región.

“Hacen falta más espacios donde podamos ofertar esta demanda por parte de los jóvenes y niños que realmente buscan una disciplina, ya sea cultura o deportiva, eso es muy importante. Porque nos encontramos en una situación donde la tecnología lo está revolucionando todo, y las nuevas generaciones no llegan a tener empatía hacia estas actividades, pues prefieren la comodidad de estar en las plataformas digitales, estos aparatos que conectan con la modernidad”, lamenta.

El cambio soñado

Tal como en 2010, Cano conserva un sueño por cumplir. Ya desde entonces, Miguel había aprendido a ponderar el papel de las autoridades de gobierno a la hora de promover y difundir la cultura. Después de todo, los artistas, sea la actividad a la que se dediquen, poco han podido hacer si no son patrocinados por capital público o privado.

“Los cambios políticos son un detonante muy importante para la comunidad artística, porque desde ahí se maneja el futuro para los bailarines. Es parte del juego (…) Hoy en día, es la fecha en que tenemos muy pocas legislaciones en materia de cultura, es un área que se está quedando atrás y ahora es el momento de poder retomar la cultura como eje directriz de las decisiones y las políticas para que se estén desarrollando a un modelo de economía cultural, algo que ahorita está en boga en muchas ciudades del mundo, donde la cultura está detonando como un eje central de la economía”, opina el director artístico de Danzartmex.

Cano, pues, sueña, pero también trabaja, y ha empezado por su colonia. Hace dos años, Miguel participó como candidato a ayudante municipal de la colonia Guadalupe Victoria, donde reside. En este periodo, el bailarín ha vivido en carne propia las dificultades de la gestión pública, y adquirido un aprendizaje valioso.

“¿Cuál sería mi aportación social? Que (Danzartmex) sea un ejemplo para la zona Oriente del estado”, afirma.

La pandemia

Si la conmemoración del bicentenario del Sitio de Cuautla llevó a que, en 2012, Danzartmex experimentara uno de sus mejores eventos con la presentación de la obra original “Cuautla 1812, un estruendo de libertad”, la pandemia de la covid-19 ha supuesto todo lo contrario, con una ola de circunstancias que ha retado a Cano, y al sector artístico en general, a buscar nuevas formas de seguir trabajando.

“Todo el sector cultural fue el primero en salir de escena, con todo este impacto fue a nivel mundial. El retomar esta normalidad, con nuevas plataformas de llegar a la educación, con nuevas formas de integrarnos a la sociedad, es un trabajo muy arduo porque no todos tenemos la capacidad o disposición de subirnos al tren de la nueva normalidad. Yo siento que es un trabajo de concienciación par ala comunidad cultural, pero también para los niños que conforman estos talleres, con nuevas medidas que vamos a desarrollar de ahora en adelante, porque son disciplinas cuya formación es cien por ciento presencial”, expresa.

En los momentos más críticos, la academia de ballet clásico tuvo que cerrar sus puertas y esperar que el escenario epidémico del estado permitiera continuar con las clases. Llegado ese momento, la sede actual de Danzartmex se ubica en la segunda planta del gimnasio Forte Gym, a bordo de la carretera Cuautla-Yautepec.

“Tenemos clases de ballet clásico para niñas a partir de tres años de edad. Es un grupo infantil, y tenemos un grupo juvenil con niveles de principiante e intermedio. Además, estamos por abrir el taller de ballet para adultos. Estamos abriendo el campo para todo el público, que vean el ballet como un ejercicio de colocación y postura”.

Además de ofrecer clases a un precio que se ajusta a la economía local, la academia de Danzartmex también ofrece becas, lo que reduce los impedimentos de las familias para que las niñas y niños con aptitudes puedan dar sus primeros pasos como bailarines.

“Es un trabajo, pero no es difícil. Creo que estamos colocados dentro de los grupos preferidos de los cuautlenses y no sólo de Cuautla, sino de la zona Oriente del estado, porque hemos brindado talleres y la difusión es en todos los municipios que conforman esta zona”, afirma Miguel.

Local

Podría incrementar costo de la tortilla

El precio de la tortilla, podría llegar incluso, a los 26 pesos por kilo

Local

Esperan finalizar la zafra para el 20 de mayo

La meta de los productores para este año es moler más de 750 mil toneladas de caña

Local

[Mundo Geek] Tiendas de apps aumentan sus ventas en pandemia

Informes de Games Industry posicionan a Timi Studios, de Tencent, como la desarrolladora más grande en la actualidad

Local

Desinterés presente en elección de magistrados del Poder Judicial

La diputada Ariadna Barrera Vázquez, reconoció que sus homólogos estarán imposibilitados de salir a campaña electoral mientras sigan teniendo presente

Local

Vacunas para los 36 municipios del estado

Con cinco puestos de vacunación se llevará a cabo la jornada en el municipio de Ayala

Local

Mireya Gally Jordá toma las riendas del Impepac

Este sábado el Impepac tendrá nueva titular

Política

En debate | Biométricos para telefonía móvil

El registro del número de una línea telefónica móvil en el Padrón Nacional de Usuarios será obligatorio para el usuario con sus datos personales y biométricos

Aderezo

A cocinar canciones

Gabriela Ruiz lanzó Siempre Carmela, un proyecto que lleva la comida de sus restaurantes a domicilio y luego apostó por los lives en redes sociales.