/ jueves 8 de noviembre de 2018

El mejor día de nuestras vidas

Al notar esa situación, de nueva cuenta su hermano le recomendó acudir al DIF Morelos para ver la posibilidad de adoptar un bebé

Mariana Tufiño y Rafael Barrera, son una pareja con 15 años de matrimonio, desde hace 14 años ambos planearon concebir un hijo; sin embargo, tras varios intentos descartaron la posibilidad, ya que Mariana sufría endometriosis, por lo que los médicos descartaron que la pareja tuviera la posibilidad de concebir un hijo, pues la endometriosis ya había llegado a algunos órganos abdominales.

“Después de darnos ese diagnóstico fue una situación difícil que pasamos, porque nuestro mayor deseo era ser padres; como por el año 2008 mi hermano me dijo que fuéramos al DIF para iniciar un trámite de adopción, pero en ese momento quienes estaban al frente de esa dependencia nos dijeron que no éramos aptos, la forma en cómo nos trataron y nos lo dijeron nos devastó, y ahí perdimos toda esperanza”, precisó Mariana Tufiño.

De ahí la pareja perdió el interés por seguir intentando adoptar un hijo, por lo que paso algún tiempo, y unas personas les ofrecieron darles en adopción un menor, sin embargo, al indagar sobre dicha situación observaron que eso podría ser ilegal, por lo que decidieron negarse a esa opción y determinaron ya no buscar más opciones.

Luego de un tiempo a Mariana le dijeron que debido a la enfermedad que padecía era necesario realizarle una operación en donde se le extirparía la matriz, tras la intervención quirúrgica y debido a que Rafael, su esposo, gran parte del tiempo se la pasaba en su trabajo, ella empezó a sufrir depresión.

Al notar esa situación, de nueva cuenta su hermano le recomendó acudir al DIF Morelos para ver la posibilidad de adoptar un bebé, Rafael la animó y acudieron el mes de febrero de 2017 a pedir información y meter sus papeles, tras ingresar sus documentos, ellos fueron notificados que eran aptos, por lo que tuvieron que tomar diferentes cursos y certificaciones con los cuales podrían tener la posibilidad de ser padres.

Conforme pasaba el tiempo, a veces tenían miedo que no los consideraran aptos, sin embargo el 23 de abril del 2017, fue un día que cambio sus vidas, porque tras efectuar el Consejo de Adopciones, Mariana recibió una llamada telefónica por parte del Sistema DIF Morelos en donde se les notificaba que eran padres de una menor de nombre Emily.

“Ese día fue el mejor día de nuestros días, al saber que éramos papás de una niña, la cual sin conocerla era nuestro mayor deseo ya poder tenerla en nuestros brazos”, expresó Rafael Barrera.

Tras recibir la noticia, la pareja acudió a las instalaciones del Centro de Asistencia Morelense para la Infancia (CAMI) en donde se les presentó a su hija, una niña de cuatro años, con la cual por algunas semanas solo convivían por algunas horas, para más tardes regresará a las instalaciones del CAMI.

Mariana detalló el primer encuentro con la pequeña, “cuando fuimos a conocerla fue increíble verla y por Dios que la ves y es idéntica a mí en su cabello, su carita, te lo juro es igualita a mí, en ese momento en el que pude abrazarla no puedo describirte ese amor inmenso que ahora entiendo tienen los padres por sus hijos”.

Tras la convivencia, por fin llegó el día esperado para los tres, el día en que Emily salió de CAMI para incorporarse a su nuevo hogar, en donde a siete meses, la pareja asegura que su vida cambio de forma radical.

“Después de que ni ganas me daban de despertar por las mañana, ahora desde las 6 de la mañana despierto para poder atender, llevar con mi esposo a la escuela a nuestra hija y planear todas las actividades que haremos, me dio un nuevo respiro como mujer y como persona, hay días que ella se despierta por las noches para tomar agua, la escuchó caminar y cuando entra a mi recamara tratando de no hacer ruido y me da un beso en la mejilla y decirme en el oído te quiero mami, eso, justo eso, me hace sentir algo que no puedo describir, pero me anima cada mañana a dar lo mejor de mí”, expresó Mariana mostrando una sonrisa en su rostro mientras lo narraba.

Por su parte Rafael asegura que la forma de pensar de muchas personas es que al adoptar mejoraras la vida del niño, “pero en realidad ella vino a mejorar nuestras vidas a darnos otro sentido, ella nos dio una nueva fuerza para impulsarnos a ser mejores y dar lo mejor de nosotros para ella”, concluyó.


Mariana Tufiño y Rafael Barrera, son una pareja con 15 años de matrimonio, desde hace 14 años ambos planearon concebir un hijo; sin embargo, tras varios intentos descartaron la posibilidad, ya que Mariana sufría endometriosis, por lo que los médicos descartaron que la pareja tuviera la posibilidad de concebir un hijo, pues la endometriosis ya había llegado a algunos órganos abdominales.

“Después de darnos ese diagnóstico fue una situación difícil que pasamos, porque nuestro mayor deseo era ser padres; como por el año 2008 mi hermano me dijo que fuéramos al DIF para iniciar un trámite de adopción, pero en ese momento quienes estaban al frente de esa dependencia nos dijeron que no éramos aptos, la forma en cómo nos trataron y nos lo dijeron nos devastó, y ahí perdimos toda esperanza”, precisó Mariana Tufiño.

De ahí la pareja perdió el interés por seguir intentando adoptar un hijo, por lo que paso algún tiempo, y unas personas les ofrecieron darles en adopción un menor, sin embargo, al indagar sobre dicha situación observaron que eso podría ser ilegal, por lo que decidieron negarse a esa opción y determinaron ya no buscar más opciones.

Luego de un tiempo a Mariana le dijeron que debido a la enfermedad que padecía era necesario realizarle una operación en donde se le extirparía la matriz, tras la intervención quirúrgica y debido a que Rafael, su esposo, gran parte del tiempo se la pasaba en su trabajo, ella empezó a sufrir depresión.

Al notar esa situación, de nueva cuenta su hermano le recomendó acudir al DIF Morelos para ver la posibilidad de adoptar un bebé, Rafael la animó y acudieron el mes de febrero de 2017 a pedir información y meter sus papeles, tras ingresar sus documentos, ellos fueron notificados que eran aptos, por lo que tuvieron que tomar diferentes cursos y certificaciones con los cuales podrían tener la posibilidad de ser padres.

Conforme pasaba el tiempo, a veces tenían miedo que no los consideraran aptos, sin embargo el 23 de abril del 2017, fue un día que cambio sus vidas, porque tras efectuar el Consejo de Adopciones, Mariana recibió una llamada telefónica por parte del Sistema DIF Morelos en donde se les notificaba que eran padres de una menor de nombre Emily.

“Ese día fue el mejor día de nuestros días, al saber que éramos papás de una niña, la cual sin conocerla era nuestro mayor deseo ya poder tenerla en nuestros brazos”, expresó Rafael Barrera.

Tras recibir la noticia, la pareja acudió a las instalaciones del Centro de Asistencia Morelense para la Infancia (CAMI) en donde se les presentó a su hija, una niña de cuatro años, con la cual por algunas semanas solo convivían por algunas horas, para más tardes regresará a las instalaciones del CAMI.

Mariana detalló el primer encuentro con la pequeña, “cuando fuimos a conocerla fue increíble verla y por Dios que la ves y es idéntica a mí en su cabello, su carita, te lo juro es igualita a mí, en ese momento en el que pude abrazarla no puedo describirte ese amor inmenso que ahora entiendo tienen los padres por sus hijos”.

Tras la convivencia, por fin llegó el día esperado para los tres, el día en que Emily salió de CAMI para incorporarse a su nuevo hogar, en donde a siete meses, la pareja asegura que su vida cambio de forma radical.

“Después de que ni ganas me daban de despertar por las mañana, ahora desde las 6 de la mañana despierto para poder atender, llevar con mi esposo a la escuela a nuestra hija y planear todas las actividades que haremos, me dio un nuevo respiro como mujer y como persona, hay días que ella se despierta por las noches para tomar agua, la escuchó caminar y cuando entra a mi recamara tratando de no hacer ruido y me da un beso en la mejilla y decirme en el oído te quiero mami, eso, justo eso, me hace sentir algo que no puedo describir, pero me anima cada mañana a dar lo mejor de mí”, expresó Mariana mostrando una sonrisa en su rostro mientras lo narraba.

Por su parte Rafael asegura que la forma de pensar de muchas personas es que al adoptar mejoraras la vida del niño, “pero en realidad ella vino a mejorar nuestras vidas a darnos otro sentido, ella nos dio una nueva fuerza para impulsarnos a ser mejores y dar lo mejor de nosotros para ella”, concluyó.


Local

PT gastó más dinero por cada voto

Para la alcaldía de Cuernavaca el segundo escalón con el voto más caro fue el candidato del PES, Morena y Nueva Alianza, Jorge Arturo Argüelles Victorero

Local

Alistan cambio de comisariado

En agosto se realizan las votaciones para elegir al representante del ejido

Local

Congreso del Estado apura once nombramientos

La ruta estipulada será que la Junta Política y de Gobierno haga las propuestas al Pleno de los perfiles que mayor le convengan a la entidad morelense

Local

[Nosotras] La violencia no se justifica

Durante el noviazgo o cualquier tipo de relación se pueden dar casos de abuso, denúncialo

Seguridad

El clima influye en la violencia contra las mujeres

Asegura funcionaria que han detectado un incremento de hasta cinco atenciones diarias a víctimas de maltrato en marzo, abril y mayo

Seguridad

Autoridades inician la inhumación de alrededor de 110 cuerpos

Los cadáveres permanecían sin identificar en las instalaciones del Seméfo de la Fiscalía Regional de Cuautla

Local

Jóvenes buscan reforestar los cerros de Tepoztlán

Integrantes de FOLIUM A.C. se acercaron a las autoridades del ayuntamiento para organizar y llevar a cabo un plan de reforestación

Local

INAH supervisa obras en el cerro de La Tortuga

En respuesta a la queja de comuneros contra la construcción de un mirador en el área, el Instituto realizó una revisión en la zona arqueológica