/ martes 22 de septiembre de 2020

Entrega Villalobos Adán 29 locales de “El Merendero” 

Exhortó a los propios comerciantes a que sean ellos quienes denuncien al comercio informal 

Entrega el Presidente Municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, 29 locales a igual número de locatarios en lo que se conoce como "El Merendero", ubicado a un costado del IMSS de Plan de Ayala.

La obra busca regular el comercio en la zona y que los ciudadanos que acuden a consulta médica o tiene a un familiar en las áreas de urgencia puedan consumir alimentos en un lugar establecido.

Exhortó a los propios comerciantes a que sean ellos quienes denuncien al comercio informal a fin de tener una ciudad ordenada.

Después de décadas de venta callejera de alimentos sobre la acera de la Avenida Plan de Ayala y avenida Central que obligaba bajar al arroyo vehicular a los peatones, la administración municipal construyó la zona de merenderos que a partir de este 23 de septiembre ocuparán los ex-vendedores en vía pública .

La primera etapa, entregada este martes por el alcalde capitalino, consta de 29 locales de 1.40 x 2 metros, destinados a comidas preparadas y en un par de meses estará lista la segunda fase, consistente en otros 15 locales destinados a la venta de mercancías y productos varios, así como de alimentos procesados.

El proceso fue a través de convenios de comodato por cinco años, mecanismo que da certidumbre a los expendedores y sus familias.

“Esto constituye un ejemplo de diálogo y concertación entre la autoridad municipal, los comerciantes y la comunidad”, manifestó el edil de Cuernavaca al realizar el corte del listón de los merenderos del IMSS.

Afirmó que estos merenderos son resultado de los acuerdos entre comerciantes, autoridades municipales y de la delegación del IMSS, la cual, junto con vecinos de la zona hicieron al Ayuntamiento, la petición formal desde 1997, para solucionar el problema de la obstaculizada circulación de personas, entre pacientes, enfermos, paso de equipos médicos, personas en sillas de ruedas, debido a la vendimia en la acera sobre Plan de Ayala y el acceso de Urgencias del HGZ del IMSS en Avenida Central.


“En octubre del año pasado, reiteraron la petición que tenía años de no atenderse; esta administración, de inmediato inició el proyecto y con la aprobación del Cabildo se realizó la obra, al mismo tiempo de conciliar los intereses particulares y de grupo, para privilegiar los intereses de la comunidad y aquí están los resultados”, explicó Antonio Villalobos.

El alcalde pidió a los comerciantes realizar una venta digna, en condiciones higiénicas, ya que no se trata únicamente de vender alimentos, sino reconfortar a familiares pacientes internados con una atención esmerada, mañana, tarde, noche y de madrugada, pues así lo exige el acompañamiento de familiares enfermos.

Por parte de los nuevos locatarios las vendedoras Eduviges Vergara Gómez, Socorro Ayala Figueroa y el expendedor de alimentos, Jesús Rosas Ramos, reconocieron la iniciativa del alcalde Antonio Villalobos para lograr el acuerdo entre comerciantes, autoridades del IMSS y usuarios, para que, a menos de un año de iniciado el proyecto de reubicación, este día se hiciera entrega de la primera etapa de los merenderos del IMSS.

“A partir de hoy vamos a tener un lugar digno de trabajo, seguro y donde atender a las personas que esperan a sus familiares”, señaló Doña Tere Cortés, de una gran familia de comerciantes, honestos y trabajadores, quien llevaba 34 años con su negocio en las afueras del IMSS y ahora forma parte del merendero inaugurado.

Entrega el Presidente Municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, 29 locales a igual número de locatarios en lo que se conoce como "El Merendero", ubicado a un costado del IMSS de Plan de Ayala.

La obra busca regular el comercio en la zona y que los ciudadanos que acuden a consulta médica o tiene a un familiar en las áreas de urgencia puedan consumir alimentos en un lugar establecido.

Exhortó a los propios comerciantes a que sean ellos quienes denuncien al comercio informal a fin de tener una ciudad ordenada.

Después de décadas de venta callejera de alimentos sobre la acera de la Avenida Plan de Ayala y avenida Central que obligaba bajar al arroyo vehicular a los peatones, la administración municipal construyó la zona de merenderos que a partir de este 23 de septiembre ocuparán los ex-vendedores en vía pública .

La primera etapa, entregada este martes por el alcalde capitalino, consta de 29 locales de 1.40 x 2 metros, destinados a comidas preparadas y en un par de meses estará lista la segunda fase, consistente en otros 15 locales destinados a la venta de mercancías y productos varios, así como de alimentos procesados.

El proceso fue a través de convenios de comodato por cinco años, mecanismo que da certidumbre a los expendedores y sus familias.

“Esto constituye un ejemplo de diálogo y concertación entre la autoridad municipal, los comerciantes y la comunidad”, manifestó el edil de Cuernavaca al realizar el corte del listón de los merenderos del IMSS.

Afirmó que estos merenderos son resultado de los acuerdos entre comerciantes, autoridades municipales y de la delegación del IMSS, la cual, junto con vecinos de la zona hicieron al Ayuntamiento, la petición formal desde 1997, para solucionar el problema de la obstaculizada circulación de personas, entre pacientes, enfermos, paso de equipos médicos, personas en sillas de ruedas, debido a la vendimia en la acera sobre Plan de Ayala y el acceso de Urgencias del HGZ del IMSS en Avenida Central.


“En octubre del año pasado, reiteraron la petición que tenía años de no atenderse; esta administración, de inmediato inició el proyecto y con la aprobación del Cabildo se realizó la obra, al mismo tiempo de conciliar los intereses particulares y de grupo, para privilegiar los intereses de la comunidad y aquí están los resultados”, explicó Antonio Villalobos.

El alcalde pidió a los comerciantes realizar una venta digna, en condiciones higiénicas, ya que no se trata únicamente de vender alimentos, sino reconfortar a familiares pacientes internados con una atención esmerada, mañana, tarde, noche y de madrugada, pues así lo exige el acompañamiento de familiares enfermos.

Por parte de los nuevos locatarios las vendedoras Eduviges Vergara Gómez, Socorro Ayala Figueroa y el expendedor de alimentos, Jesús Rosas Ramos, reconocieron la iniciativa del alcalde Antonio Villalobos para lograr el acuerdo entre comerciantes, autoridades del IMSS y usuarios, para que, a menos de un año de iniciado el proyecto de reubicación, este día se hiciera entrega de la primera etapa de los merenderos del IMSS.

“A partir de hoy vamos a tener un lugar digno de trabajo, seguro y donde atender a las personas que esperan a sus familiares”, señaló Doña Tere Cortés, de una gran familia de comerciantes, honestos y trabajadores, quien llevaba 34 años con su negocio en las afueras del IMSS y ahora forma parte del merendero inaugurado.

Local

En Morelos aún no es tiempo de avanzar al verde: Salud

Este lunes se registró un aumento en el número de casos confirmados de Covid-19

Local

Ante temor por rebrote, la alameda seguirá cerrada al público

Se pide a la población mantener las medidas preventivas como la sana distancia, uso de cubrebocas y gel antibacterial

Seguridad

Llega tarde campaña "Es valiente ser incluyente": Orihuela de los Santos

Tres jóvenes de la región oriente, que estaban desaparecidos desde septiembre, fueron encontrados sin vida en límites de Totolapan y Estado de México

Local

Detienen a 60 en operativo para liberar caseta en autopista

Actúan fuerzas federales para retirar a manifestantes que retuvieron autobuses y cobraban peaje

Local

En Morelos aún no es tiempo de avanzar al verde: Salud

Este lunes se registró un aumento en el número de casos confirmados de Covid-19

Finanzas

Caen 30% las ventas de lácteos morelenses

Esto ante la desconfianza generada por el castigo a grandes empresas alimentarias

Política

Diputados en Comisión de Hacienda aprueban Ley de Ingresos

De acuerdo con los legisladores, se tiene previsto que los recursos recaudados por el Gobierno por los impuestos sean 3 billones 533 mil 32 millones de pesos