/ sábado 5 de octubre de 2019

[Especial] Chinelín, al rescate de la cultura mexicana

Crean un objeto de diseño que se fusiona con el trabajo manual de un artesano, hecho por diseñadores y artistas morelenses

Chinelín es un proyecto artístico y artesanal cien por ciento morelense, que está inspirado en la cultura mexicana, impulsado por Miguel Ángel Méndez, quien dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo, con el objetivo de revalorar la cultura popular en México.

“Cuando era profesor llevé a los alumnos a un congreso de diseño en Guadalajara, y vimos una conferencia muy interesante con dos diseñadores, una chilena y un neozelandés, que presentaron un producto de Art Toy llamado Villanito, que estaba inspirado en Pinochet, pero era un personaje muy festivo y relacionado a las celebraciones chilenas. Me llamó mucho la atención que el empaque tenía confeti y eso me hizo recordar que en México y en Morelos nos encanta la fiesta con el confeti, la serpentina y el papel picado. Al terminar la conferencia, ellos dijeron que se quedarían en México para aprovechar la cultura que nosotros parecíamos despreciar, de inmediato me pegó mucho eso y empecé a desarrollar la idea”, expresó Miguel Ángel Méndez.

Miguel Ángel Méndez dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo/Fotos: Maritza Cuevas

Como diseñador, siempre había tenido la inquietud de crear un personaje emblemático de Morelos y en 2014, con el antecedente de la conferencia, Miguel Ángel decide desarrollar un Chinelito (nombre que tenía en un principio) para después irlo modificando hasta llegar al proyecto actual.

“Chinelín no es una artesanía, es un objeto de diseño que se fusiona con el trabajo manual de un artesano, hecho por diseñadores y artistas morelenses. En un principio se pensó en seguir la idea del Art Toy y hacerlo de plástico, pero después un familiar propuso la idea del barro que es más representativa de México. Primero trabajamos con figuras de barro procedente de Guerrero, pero por algunas circunstancias, tuvimos que buscar barro en Morelos y que mejor que el de Tlayacapan, que tiene un valor agregado porque es algo especifico de allá”, detalló.

En un principio, sólo se creaban piezas muy básicas con la figura del Chinelo, pero al participar en una edición del Festival Cervantino en Guanajuato, Miguel Ángel y su equipo se percataron de que el chinelo era una figura muy local en Morelos, por lo que decidieron crear otras figuras para abarcar la cultura de México a nivel nacional.

“Durante tres años, estuvimos muy enfocados en promover la tradición del chinelo, pero nos dimos cuenta que debíamos hacer un personaje festivo, alegre simpático y muy accesible, pero que nos genere una emoción cuando lo vemos nos dé alegría y nos transmita algo que es muy mexicano. En 2017, con apoyo de artistas de la UAEM que hicieron prácticas con nosotros creamos a la Xihuatlina, muñequitas vestidas con los trajes típicos de todos los estados de la República Mexicana, la figura del Guerrero Águila con la idea de la cultura prehispánica y unas trajineras de Xochimilco, buscando algo emblemático de la Ciudad de México”, dijo.

Entre otras de las figuras que han creado están las Catrinas, las Fridas en honor a Frida Kahlo y los Guerreros Águila y Jaguar con decoración de calavera.

La misión de Chinelín es dar a conocer y fusionar la tradición con el diseño de vanguardia. Cada pieza es el resultado de la investigación y un desarrollo formal con el fin de crear figuras emblemáticas de México, aplicando nuestra riqueza cultural en nuevas formas y composiciones con el objetivo de crear obras con alto valor artístico y de gran calidad.

Además de involucrar a su familia en este grandioso proyecto, Miguel Ángel se ha aliado con artistas egresados del Centro Morelense de las Artes (CMA) para enriquecer las figuras.

“Los artistas son indispensables en este concepto, porque su aportación creativa tiene la formación de la carrera que llevan en el CMA, la cual permite que cada figura tenga una delicadeza impecable, pues tenemos tres motores de trabajo, que sea emblemático, innovador y de alta calidad. Además todos nos involucramos en la creación de las piezas, no son un solo artista, sí es mi idea y concepto, pero no podría avanzar sin el equipo de trabajo”, comentó.

De 2014 a la fecha, Miguel Ángel menciona que han creado alrededor de 20 mil figuras, cada una representa una obra de arte, pues son pintadas a mano y totalmente únicas.

Miguel Ángel Méndez dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo/Fotos: Maritza Cuevas

Asimismo su modelo de trabajo ha ido evolucionando, pues anteriormente sólo hacía trabajos sobre pedido, pero decidió implementar pequeñas tiendas en Cuernavaca, Tepoztlán y Ciudad de México para ampliar la difusión de su proyecto.

“Eso que empezó como una curiosidad, se convirtió en un aliado que pasó de ser un proyecto a una realidad y en proceso de tener un progreso amplio, pues tenemos la idea de crear un programa de desarrollo al valor agregado del diseño y de la imagen para trascender e incluso que sea un producto emblemático de Morelos, como la talavera de Puebla y el barro negro de Oaxaca”, destacó.

Además, Chinelín se ha convertido en una plataforma para la generación de nuevos productos que no sólo tiene que ver con las figuras de barro, pues ahora han creado llaveros e imanes decorativos con figuras emblemáticas, utilizando siempre materiales sustentables.

“Me da mucha satisfacción ver un trabajo único e innovador que es trascendente. Y como consejo, puedo decir que hay que tener la certeza de que todo se puede, pero para llegar a concretar una idea se requiere siempre mucho trabajo”, finalizó.

Chinelín es un proyecto artístico y artesanal cien por ciento morelense, que está inspirado en la cultura mexicana, impulsado por Miguel Ángel Méndez, quien dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo, con el objetivo de revalorar la cultura popular en México.

“Cuando era profesor llevé a los alumnos a un congreso de diseño en Guadalajara, y vimos una conferencia muy interesante con dos diseñadores, una chilena y un neozelandés, que presentaron un producto de Art Toy llamado Villanito, que estaba inspirado en Pinochet, pero era un personaje muy festivo y relacionado a las celebraciones chilenas. Me llamó mucho la atención que el empaque tenía confeti y eso me hizo recordar que en México y en Morelos nos encanta la fiesta con el confeti, la serpentina y el papel picado. Al terminar la conferencia, ellos dijeron que se quedarían en México para aprovechar la cultura que nosotros parecíamos despreciar, de inmediato me pegó mucho eso y empecé a desarrollar la idea”, expresó Miguel Ángel Méndez.

Miguel Ángel Méndez dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo/Fotos: Maritza Cuevas

Como diseñador, siempre había tenido la inquietud de crear un personaje emblemático de Morelos y en 2014, con el antecedente de la conferencia, Miguel Ángel decide desarrollar un Chinelito (nombre que tenía en un principio) para después irlo modificando hasta llegar al proyecto actual.

“Chinelín no es una artesanía, es un objeto de diseño que se fusiona con el trabajo manual de un artesano, hecho por diseñadores y artistas morelenses. En un principio se pensó en seguir la idea del Art Toy y hacerlo de plástico, pero después un familiar propuso la idea del barro que es más representativa de México. Primero trabajamos con figuras de barro procedente de Guerrero, pero por algunas circunstancias, tuvimos que buscar barro en Morelos y que mejor que el de Tlayacapan, que tiene un valor agregado porque es algo especifico de allá”, detalló.

En un principio, sólo se creaban piezas muy básicas con la figura del Chinelo, pero al participar en una edición del Festival Cervantino en Guanajuato, Miguel Ángel y su equipo se percataron de que el chinelo era una figura muy local en Morelos, por lo que decidieron crear otras figuras para abarcar la cultura de México a nivel nacional.

“Durante tres años, estuvimos muy enfocados en promover la tradición del chinelo, pero nos dimos cuenta que debíamos hacer un personaje festivo, alegre simpático y muy accesible, pero que nos genere una emoción cuando lo vemos nos dé alegría y nos transmita algo que es muy mexicano. En 2017, con apoyo de artistas de la UAEM que hicieron prácticas con nosotros creamos a la Xihuatlina, muñequitas vestidas con los trajes típicos de todos los estados de la República Mexicana, la figura del Guerrero Águila con la idea de la cultura prehispánica y unas trajineras de Xochimilco, buscando algo emblemático de la Ciudad de México”, dijo.

Entre otras de las figuras que han creado están las Catrinas, las Fridas en honor a Frida Kahlo y los Guerreros Águila y Jaguar con decoración de calavera.

La misión de Chinelín es dar a conocer y fusionar la tradición con el diseño de vanguardia. Cada pieza es el resultado de la investigación y un desarrollo formal con el fin de crear figuras emblemáticas de México, aplicando nuestra riqueza cultural en nuevas formas y composiciones con el objetivo de crear obras con alto valor artístico y de gran calidad.

Además de involucrar a su familia en este grandioso proyecto, Miguel Ángel se ha aliado con artistas egresados del Centro Morelense de las Artes (CMA) para enriquecer las figuras.

“Los artistas son indispensables en este concepto, porque su aportación creativa tiene la formación de la carrera que llevan en el CMA, la cual permite que cada figura tenga una delicadeza impecable, pues tenemos tres motores de trabajo, que sea emblemático, innovador y de alta calidad. Además todos nos involucramos en la creación de las piezas, no son un solo artista, sí es mi idea y concepto, pero no podría avanzar sin el equipo de trabajo”, comentó.

De 2014 a la fecha, Miguel Ángel menciona que han creado alrededor de 20 mil figuras, cada una representa una obra de arte, pues son pintadas a mano y totalmente únicas.

Miguel Ángel Méndez dejó su labor como maestro en diseño para crear su propia fuente de trabajo/Fotos: Maritza Cuevas

Asimismo su modelo de trabajo ha ido evolucionando, pues anteriormente sólo hacía trabajos sobre pedido, pero decidió implementar pequeñas tiendas en Cuernavaca, Tepoztlán y Ciudad de México para ampliar la difusión de su proyecto.

“Eso que empezó como una curiosidad, se convirtió en un aliado que pasó de ser un proyecto a una realidad y en proceso de tener un progreso amplio, pues tenemos la idea de crear un programa de desarrollo al valor agregado del diseño y de la imagen para trascender e incluso que sea un producto emblemático de Morelos, como la talavera de Puebla y el barro negro de Oaxaca”, destacó.

Además, Chinelín se ha convertido en una plataforma para la generación de nuevos productos que no sólo tiene que ver con las figuras de barro, pues ahora han creado llaveros e imanes decorativos con figuras emblemáticas, utilizando siempre materiales sustentables.

“Me da mucha satisfacción ver un trabajo único e innovador que es trascendente. Y como consejo, puedo decir que hay que tener la certeza de que todo se puede, pero para llegar a concretar una idea se requiere siempre mucho trabajo”, finalizó.

Local

Se inquieta el volcán Popocatépetl

El Semáforo de Alerta Volcánica permanece en Amarillo Fase 2

Local

Abierta la clínica del IMSS en Cuautla

Por el momento sólo brinda atención de medicina familiar

Local

Se analiza la solicitud de juicio político contra Graco Ramírez

Alejandra Flores confirmó que si la denuncia contra el ex gobernador y ex secretarios cumple con los requisitos emitirán un dictamen dentro de los 30 días hábiles

Cultura

Un año de Ictus Danza

La compañía morelense alista la presentación de su nuevo programa De otra naturaleza

Local

Abren puertas a la minería

Advierte SDEyT que revisará impacto ambiental y en el desarrollo económico del proyecto en Tetlama

Finanzas

Impulsa Morelos la innovación

Este viernes y sábado se llevará a cabo la décima edición del Hackathon

Local

Veteranos zapatistas exigen pago

El representante del Frente Zapatista de Morelos manifestó que se han realizado diversas solicitudes al Gobernador