/ sábado 21 de septiembre de 2019

[Especial] La paz aplazada

Decenas de hechos violentos y políticos han estorbado la implementación del plan de pacificación del gobierno estatal

Como una estrategia para contener la ola de inseguridad heredada, quince días después de asumir el cargo de gobernador, el 18 de octubre del 2018, Cuauchtémoc Blanco Bravo ordenó al gabinete de seguridad una reunión diaria para dar parte de los hechos suscitados, como parte del proyecto que delineaba el gobierno federal.

En unos días se cumplirá un año, y los resultados no llegan, la mesa continúa a puerta cerrada, pero la paz está cada día más lejos de los morelenses.

Si bien estas mesas, eran "tempraneras" y los primeros días se permitía el acceso para la interacción de la prensa, gradualmente fueron cerrando el acceso ante el agobio de los sucesos, y la falta de argumentos de los funcionarios de las dependencias de la seguridad, para poder explicar, la manera tan rápida, imprevista, violenta y hasta impune de cómo estaban ocurriendo los sucesos uno tras otro, sin descanso ni respiro para informar con precisión.

LAS PRIMERAS "MAÑANERAS"

En la apertura de los trabajos el pasado 18 de octubre, el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, decía de forma elocuente, que la medida para reunir a los titulares de la seguridad, entre ellos a la Comisión Estatal de Seguridad Pública, era porque el tema de la seguridad es de suma importancia para Cuauhtémoc Blanco.

Sin embargo, el tema ya había sido tomado por el mandatario días antes, al encabezar los trabajos de la Primera Mesa Regional de Gobierno Ciudadano, cuyo objetivo era conocer desde sus orígenes la problemática de inseguridad que se vive en el estado, así generar acuerdos reales y soluciones conjuntas de manera inmediata.

Ahí, el gobernador advertía que la lucha por la seguridad en Morelos era tarea de todos, al mismo tiempo que refrendó su compromiso que hizo desde campaña “la prioridad es la seguridad de todos los ciudadanos. Nos tenemos que poner de acuerdo para terminar con esa inseguridad que se vive en todos los municipios y poder ayudar a todos los presidentes municipales (sic)”.

Recordó la herencia que recibió con un estado que ocupa el cuarto sitio con peor percepción de inseguridad a nivel nacional, y el tercer lugar en feminicidios (hoy está en segundo lugar), por lo que era necesario realizar un trabajo lo antes posible para que los morelenses recuperaran la confianza en sus autoridades.

“Los morelenses, al igual que todos los mexicanos, clamamos por recuperar la paz social. Urge entregar resultados a nuestra gente”, planteaba el Blanco Bravo en aquel entonces.

SE INCORPORA EL DELEGADO DE AMLO

A partir de la incorporación del delegado federal, Hugo Erick Flores, comenzó a coordinar los encuentros; y la advertencia era que en conjunto, el gabinete de seguridad debía generar las estrategias para recuperar la Seguridad y la Paz.

Con la participación de las corporaciones de seguridad federal, el gobierno de Morelos se sumaba al Plan Nacional de Seguridad y Paz anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Todos los días se medirá y corregirá la estrategia de seguridad, y se combatirá la inseguridad para reducir los índices delictivos, presumía el delegado del gobierno federal.

Y es que a menos de 24 horas de que Andrés Manuel López Obrador, rindiera protesta como presidente de México, el funcionario federal, encabezó la instalación de la mesa de Coordinación, para que en "cada sesión se evaluaran las acciones y tomaran acuerdos para combatir la inseguridad y la violencia, entere los titulares de las áreas encargadas de la seguridad y la procuración de justicia estatal y federal".

Anunció además que seguiría el esquema del Mando Único, que implementó el gobierno de Graco Ramírez, el cual dejará de operar en cuanto los diputados federales modifiquen el marco normativo para que se implemente la Guardia Nacional, y ahora, el gobierno estatal lo cambió por el mando coordinado.

A partir de la incorporación del delegado federal, Hugo Erick Flores, comenzó a coordinar los encuentros

BUENA PROPUESTA, SIN RESULTADOS

En palabras, los objetivos y planes de esa mesa suenan bien, pero poco se ha visto si se cumplen o no los objetivos. En algunos párrafos se puede leer; "con la finalidad de establecer un trabajo que permita elevar la seguridad y consolidar acciones en contra de la delincuencia, se conformó el Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz del Estado de Morelos, en donde se integran autoridades del Gobierno del Estado, el Gobierno Federal y la Fiscalía General del Estado de Morelos".

Para lograr lo anterior, se ha reforzado de manera importante, la colaboración con los mandos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPyPC) a través de la Policía Federal (PF), Fiscalía General de la República (FGR), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

POR QUÉ NO FUNCIONA

Con el paso de los días, los sucesos se han acumulado, ejecuciones, asesinatos, feminicidios, violencia, robos, asaltos, y muchos más; ante los cuestionamientos, el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, advertía que el trabajo que se realiza a través de la mesa de coordinación para la Seguridad y la Paz, son estrategias establecidas desde el Gobierno de México para brindar seguridad.

“Nosotros estamos llevando lo que nos pide el Gobierno Federal en cuestión de organización, y lo estamos haciendo como lo están pidiendo”, el trabajo es integral “es una organización global, área jurídica, de inteligencia, operativa, administrativa”, es toda una organización del órgano político, social, tanto estatal como federal".

"No es una, sino muchas estrategias que se sirven para atender específicamente cada caso que se presenta", dijo en su momento el general de la 24/a zona militar, Armando Gómez Mendoza. En este esfuerzo, la milicia fue la única que trabajó en varios proyectos como Soldado amigo, y otras acciones con la gente que amenazaba con tomar las armas ante la inseguridad en la zona Oriente.

Debido a la falta de argumentos para dar contestación a los cuestionamientos, las reuniones mañaneras del gabinete de seguridad quedaron cerradas, cambiadas de sede, y sin información.

FALTAN RECURSOS

Para el Comisionado Estatal de Seguridad (CES) de Morelos, José Antonio Ortiz Guarneros el proyecto de seguridad no solo requiere de personal, ya que la corporación está disminuida, y también los recursos, por ello es necesario para avanzar en mayores resultados, un aumento presupuestal de un poco más del 100 por ciento de su presupuesto 2019.

La CES, advirtió, requiere la instalación de “verdaderas cámaras de seguridad” que guarden características tecnológicas como fibra óptica, grabación digital y sean resistentes al trabajo rudo y a la intemperie.

“No necesitamos camaritas de las del supermercado”, en referencia a las casi mil que supuestamente colocó la administración perredista, y a que a la llegada del gobierno de Cuauhtémoc Blanco no funcionaba ni el 50 por ciento.

Agregó que el presupuesto 2019 de la dependencia fue de alrededor de mil 129 millones de pesos, sin embargo, para 2020 se requerirá doblar esa cifra a dos mil 500 millones de pesos, debido a que es urgente invertir en tecnología.

Incluso, la idea es incorporar la utilización de drones y otros programas computacionales sofisticados para fortalecer la vigilancia y el seguimiento de los delitos. Sin ese dinero no prometió resultados.

SÍ HAY RESULTADOS Y REACOMODOS

En algún momento, Blanco Bravo había pedido que también se hablara de cosas buenas, de las detenciones de líderes de bandas delictivas que han sido detenidos y muchas de estas acciones no eran mencionados; por eso ocurren reacciones.

También José Manuel Sanz jefe de la oficina de la gubernatura, señalaba que los homicidios a plena luz del día son sucesos esporádicos afortunadamente, y no hay ataques generalizados contra la población; y aunque eventos así son preocupantes, porque ocurren a plena luz del día y cualquier hora, no se puede poner un policía detrás de cada persona "eso es imposible, porque los eventos violentos son impredecibles, si aquí estamos todos ahorita y llegara alguien a disparar, no se puede prever (sic)".

LA MESA SÍ TRABAJA

En esto coincide con el secretario de gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, que a pesar de que se piense lo contrario, la mesa de la paz trabaja coordinadamente con las áreas de inteligencia, y la prueba es que ha habido detenciones de los principales generadores de violencia en el estado.

"Ha habido muchos resultados, algunos de estos han generado reacciones de la delincuencia organizada que se ha ido reacomodando, y como lo dijimos después de haber tenido el mes menos violento del año en Julio, ya en agosto desde el 01 que fue cuando ocurre la detención de Santiago Mazari, comienzan a reacomodar los grupos, sobre todo sus dos hijos con la confrontación del CJNG, eso generó un repunte de violencia que esperamos ya pueda generar datos a la baja".

Y la prueba es que en otros delitos, Morelos ha ido a la baja, solo en homicidios dolosos se ha notado un enorme repunte, pero hay confianza, dijo, de que vuelva la tranquilidad.

Agregó que la mesa funciona y trabaja todos los días, analiza los asuntos, y se toman decisiones sobre la estrategia en cada caso. Para muchos, la mesa de la paz es más reactiva que preventiva, sin una estrategia definida debido a los conflictos internos que prevalecen entre secretarios del gabinete, donde predominan más los egos y las ambiciones de los funcionarios; lo peor es que mientras unos intentan soluciones, el "fuego amigo" surge desde adentro para avivar otro conflicto.

RECIBIRÁ MORELOS AYUDA DE LA SSyPC

Cuauhtémoc Blanco Bravo confirmó que tras los más de 10 asesinados el viernes, la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana estará colaborando con Morelos, enviando un mayor número de elementos para investigación y seguridad. El mandatario dijo que habló con Alfonso Durazo para anunciarle su colaboración, porque todo parece indicar que se trata de un mismo caso por el que mueren más de diez personas.

Luego de llevar a cabo un recorrido por la expo Protección Civil en plaza de armas, el mandatario explicó que después de conocerse el caso de las seis personas asesinadas en la colonia Antonio Barona de Cuernavaca, Alfonso Durazo secretario de seguridad, lo llamó para anunciarle que la federación estará colaborando con su administración, y además de enviar un nuevo contingente de elementos, trabajarán para las investigaciones.

Los primeros indicios que recibió de la fiscalía y de la CES, fueron en el sentido de que las personas asesinadas en realidad tenían antecedentes criminales "pero estamos esperando las investigaciones del fiscal.

Blanco Bravo, reiteró que por el momento no hay información completa de estos sucesos, "pero por la mañana platiqué con el secretario de seguridad pública federal y esta en contacto con el almirante (José Antonio Ortiz Guarneros) para ver si nos puede enviar un mayor número de elementos a Morelos porque tenemos que acabar con el crimen organizado, y no vamos a descansar hasta dar tranquilidad a la gente".

El mandatario, insistió que una vez más queda demostrado que la gente no esta acostumbrada a la denuncia, "cada uno sabe quién vive en su barrio, o sus colonias, y les vuelvo a decir que hagan la denuncia anónima para actuar, fue una ejecución directa de parte del crimen organizado, aunque vamos a seguir trabajando y la federación nos va a dar todo el apoyo", finalizó.

Como una estrategia para contener la ola de inseguridad heredada, quince días después de asumir el cargo de gobernador, el 18 de octubre del 2018, Cuauchtémoc Blanco Bravo ordenó al gabinete de seguridad una reunión diaria para dar parte de los hechos suscitados, como parte del proyecto que delineaba el gobierno federal.

En unos días se cumplirá un año, y los resultados no llegan, la mesa continúa a puerta cerrada, pero la paz está cada día más lejos de los morelenses.

Si bien estas mesas, eran "tempraneras" y los primeros días se permitía el acceso para la interacción de la prensa, gradualmente fueron cerrando el acceso ante el agobio de los sucesos, y la falta de argumentos de los funcionarios de las dependencias de la seguridad, para poder explicar, la manera tan rápida, imprevista, violenta y hasta impune de cómo estaban ocurriendo los sucesos uno tras otro, sin descanso ni respiro para informar con precisión.

LAS PRIMERAS "MAÑANERAS"

En la apertura de los trabajos el pasado 18 de octubre, el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, decía de forma elocuente, que la medida para reunir a los titulares de la seguridad, entre ellos a la Comisión Estatal de Seguridad Pública, era porque el tema de la seguridad es de suma importancia para Cuauhtémoc Blanco.

Sin embargo, el tema ya había sido tomado por el mandatario días antes, al encabezar los trabajos de la Primera Mesa Regional de Gobierno Ciudadano, cuyo objetivo era conocer desde sus orígenes la problemática de inseguridad que se vive en el estado, así generar acuerdos reales y soluciones conjuntas de manera inmediata.

Ahí, el gobernador advertía que la lucha por la seguridad en Morelos era tarea de todos, al mismo tiempo que refrendó su compromiso que hizo desde campaña “la prioridad es la seguridad de todos los ciudadanos. Nos tenemos que poner de acuerdo para terminar con esa inseguridad que se vive en todos los municipios y poder ayudar a todos los presidentes municipales (sic)”.

Recordó la herencia que recibió con un estado que ocupa el cuarto sitio con peor percepción de inseguridad a nivel nacional, y el tercer lugar en feminicidios (hoy está en segundo lugar), por lo que era necesario realizar un trabajo lo antes posible para que los morelenses recuperaran la confianza en sus autoridades.

“Los morelenses, al igual que todos los mexicanos, clamamos por recuperar la paz social. Urge entregar resultados a nuestra gente”, planteaba el Blanco Bravo en aquel entonces.

SE INCORPORA EL DELEGADO DE AMLO

A partir de la incorporación del delegado federal, Hugo Erick Flores, comenzó a coordinar los encuentros; y la advertencia era que en conjunto, el gabinete de seguridad debía generar las estrategias para recuperar la Seguridad y la Paz.

Con la participación de las corporaciones de seguridad federal, el gobierno de Morelos se sumaba al Plan Nacional de Seguridad y Paz anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Todos los días se medirá y corregirá la estrategia de seguridad, y se combatirá la inseguridad para reducir los índices delictivos, presumía el delegado del gobierno federal.

Y es que a menos de 24 horas de que Andrés Manuel López Obrador, rindiera protesta como presidente de México, el funcionario federal, encabezó la instalación de la mesa de Coordinación, para que en "cada sesión se evaluaran las acciones y tomaran acuerdos para combatir la inseguridad y la violencia, entere los titulares de las áreas encargadas de la seguridad y la procuración de justicia estatal y federal".

Anunció además que seguiría el esquema del Mando Único, que implementó el gobierno de Graco Ramírez, el cual dejará de operar en cuanto los diputados federales modifiquen el marco normativo para que se implemente la Guardia Nacional, y ahora, el gobierno estatal lo cambió por el mando coordinado.

A partir de la incorporación del delegado federal, Hugo Erick Flores, comenzó a coordinar los encuentros

BUENA PROPUESTA, SIN RESULTADOS

En palabras, los objetivos y planes de esa mesa suenan bien, pero poco se ha visto si se cumplen o no los objetivos. En algunos párrafos se puede leer; "con la finalidad de establecer un trabajo que permita elevar la seguridad y consolidar acciones en contra de la delincuencia, se conformó el Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz del Estado de Morelos, en donde se integran autoridades del Gobierno del Estado, el Gobierno Federal y la Fiscalía General del Estado de Morelos".

Para lograr lo anterior, se ha reforzado de manera importante, la colaboración con los mandos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPyPC) a través de la Policía Federal (PF), Fiscalía General de la República (FGR), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

POR QUÉ NO FUNCIONA

Con el paso de los días, los sucesos se han acumulado, ejecuciones, asesinatos, feminicidios, violencia, robos, asaltos, y muchos más; ante los cuestionamientos, el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, advertía que el trabajo que se realiza a través de la mesa de coordinación para la Seguridad y la Paz, son estrategias establecidas desde el Gobierno de México para brindar seguridad.

“Nosotros estamos llevando lo que nos pide el Gobierno Federal en cuestión de organización, y lo estamos haciendo como lo están pidiendo”, el trabajo es integral “es una organización global, área jurídica, de inteligencia, operativa, administrativa”, es toda una organización del órgano político, social, tanto estatal como federal".

"No es una, sino muchas estrategias que se sirven para atender específicamente cada caso que se presenta", dijo en su momento el general de la 24/a zona militar, Armando Gómez Mendoza. En este esfuerzo, la milicia fue la única que trabajó en varios proyectos como Soldado amigo, y otras acciones con la gente que amenazaba con tomar las armas ante la inseguridad en la zona Oriente.

Debido a la falta de argumentos para dar contestación a los cuestionamientos, las reuniones mañaneras del gabinete de seguridad quedaron cerradas, cambiadas de sede, y sin información.

FALTAN RECURSOS

Para el Comisionado Estatal de Seguridad (CES) de Morelos, José Antonio Ortiz Guarneros el proyecto de seguridad no solo requiere de personal, ya que la corporación está disminuida, y también los recursos, por ello es necesario para avanzar en mayores resultados, un aumento presupuestal de un poco más del 100 por ciento de su presupuesto 2019.

La CES, advirtió, requiere la instalación de “verdaderas cámaras de seguridad” que guarden características tecnológicas como fibra óptica, grabación digital y sean resistentes al trabajo rudo y a la intemperie.

“No necesitamos camaritas de las del supermercado”, en referencia a las casi mil que supuestamente colocó la administración perredista, y a que a la llegada del gobierno de Cuauhtémoc Blanco no funcionaba ni el 50 por ciento.

Agregó que el presupuesto 2019 de la dependencia fue de alrededor de mil 129 millones de pesos, sin embargo, para 2020 se requerirá doblar esa cifra a dos mil 500 millones de pesos, debido a que es urgente invertir en tecnología.

Incluso, la idea es incorporar la utilización de drones y otros programas computacionales sofisticados para fortalecer la vigilancia y el seguimiento de los delitos. Sin ese dinero no prometió resultados.

SÍ HAY RESULTADOS Y REACOMODOS

En algún momento, Blanco Bravo había pedido que también se hablara de cosas buenas, de las detenciones de líderes de bandas delictivas que han sido detenidos y muchas de estas acciones no eran mencionados; por eso ocurren reacciones.

También José Manuel Sanz jefe de la oficina de la gubernatura, señalaba que los homicidios a plena luz del día son sucesos esporádicos afortunadamente, y no hay ataques generalizados contra la población; y aunque eventos así son preocupantes, porque ocurren a plena luz del día y cualquier hora, no se puede poner un policía detrás de cada persona "eso es imposible, porque los eventos violentos son impredecibles, si aquí estamos todos ahorita y llegara alguien a disparar, no se puede prever (sic)".

LA MESA SÍ TRABAJA

En esto coincide con el secretario de gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, que a pesar de que se piense lo contrario, la mesa de la paz trabaja coordinadamente con las áreas de inteligencia, y la prueba es que ha habido detenciones de los principales generadores de violencia en el estado.

"Ha habido muchos resultados, algunos de estos han generado reacciones de la delincuencia organizada que se ha ido reacomodando, y como lo dijimos después de haber tenido el mes menos violento del año en Julio, ya en agosto desde el 01 que fue cuando ocurre la detención de Santiago Mazari, comienzan a reacomodar los grupos, sobre todo sus dos hijos con la confrontación del CJNG, eso generó un repunte de violencia que esperamos ya pueda generar datos a la baja".

Y la prueba es que en otros delitos, Morelos ha ido a la baja, solo en homicidios dolosos se ha notado un enorme repunte, pero hay confianza, dijo, de que vuelva la tranquilidad.

Agregó que la mesa funciona y trabaja todos los días, analiza los asuntos, y se toman decisiones sobre la estrategia en cada caso. Para muchos, la mesa de la paz es más reactiva que preventiva, sin una estrategia definida debido a los conflictos internos que prevalecen entre secretarios del gabinete, donde predominan más los egos y las ambiciones de los funcionarios; lo peor es que mientras unos intentan soluciones, el "fuego amigo" surge desde adentro para avivar otro conflicto.

RECIBIRÁ MORELOS AYUDA DE LA SSyPC

Cuauhtémoc Blanco Bravo confirmó que tras los más de 10 asesinados el viernes, la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana estará colaborando con Morelos, enviando un mayor número de elementos para investigación y seguridad. El mandatario dijo que habló con Alfonso Durazo para anunciarle su colaboración, porque todo parece indicar que se trata de un mismo caso por el que mueren más de diez personas.

Luego de llevar a cabo un recorrido por la expo Protección Civil en plaza de armas, el mandatario explicó que después de conocerse el caso de las seis personas asesinadas en la colonia Antonio Barona de Cuernavaca, Alfonso Durazo secretario de seguridad, lo llamó para anunciarle que la federación estará colaborando con su administración, y además de enviar un nuevo contingente de elementos, trabajarán para las investigaciones.

Los primeros indicios que recibió de la fiscalía y de la CES, fueron en el sentido de que las personas asesinadas en realidad tenían antecedentes criminales "pero estamos esperando las investigaciones del fiscal.

Blanco Bravo, reiteró que por el momento no hay información completa de estos sucesos, "pero por la mañana platiqué con el secretario de seguridad pública federal y esta en contacto con el almirante (José Antonio Ortiz Guarneros) para ver si nos puede enviar un mayor número de elementos a Morelos porque tenemos que acabar con el crimen organizado, y no vamos a descansar hasta dar tranquilidad a la gente".

El mandatario, insistió que una vez más queda demostrado que la gente no esta acostumbrada a la denuncia, "cada uno sabe quién vive en su barrio, o sus colonias, y les vuelvo a decir que hagan la denuncia anónima para actuar, fue una ejecución directa de parte del crimen organizado, aunque vamos a seguir trabajando y la federación nos va a dar todo el apoyo", finalizó.

Local

Se inquieta el volcán Popocatépetl

El Semáforo de Alerta Volcánica permanece en Amarillo Fase 2

Local

Abierta la clínica del IMSS en Cuautla

Por el momento sólo brinda atención de medicina familiar

Local

Se analiza la solicitud de juicio político contra Graco Ramírez

Alejandra Flores confirmó que si la denuncia contra el ex gobernador y ex secretarios cumple con los requisitos emitirán un dictamen dentro de los 30 días hábiles

Cultura

Un año de Ictus Danza

La compañía morelense alista la presentación de su nuevo programa De otra naturaleza

Local

Abren puertas a la minería

Advierte SDEyT que revisará impacto ambiental y en el desarrollo económico del proyecto en Tetlama

Finanzas

Impulsa Morelos la innovación

Este viernes y sábado se llevará a cabo la décima edición del Hackathon

Local

Veteranos zapatistas exigen pago

El representante del Frente Zapatista de Morelos manifestó que se han realizado diversas solicitudes al Gobernador