/ lunes 13 de enero de 2020

Nuestro ya basta. Adiós, nota roja

La construcción de la paz es un compromiso que no admite regateos. En El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla cancelamos la sección policíaca y damos paso al contenido social

Morelos ha vivido en una constante de violencia que ha costado miles de vidas. Los hechos de sangre se volvieron en esta etapa algo cotidiano que, a querer o no, fue insensibilizándonos a la violencia.

La urgencia de paz radica no sólo en el impacto que la violencia tiene en la economía, la convivencia social, y hasta la percepción que tenemos sobre la vida, también está en los cientos de miles de víctimas de delitos, 8 mil 378 de ellas asesinadas, de los últimos 20 años. La vocación por la paz de los morelenses no se ha visto reflejada en el discurso político ni en el contenido de los medios de comunicación que, en el cumplimiento de líneas editoriales del siglo XX trataron de reflejar una realidad del siglo XXI.

No podemos hacerlo más

La construcción de la paz es un compromiso que no admite regateos, quienes hacemos El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla, junto a otros periódicos miembros de la Organización Editorial Mexicana, participamos en nuestra convención nacional con la propuesta de desaparecer de nuestras páginas la nota roja, como un aporte a la recuperación de los valores y virtudes de los ciudadanos, al periodismo de paz y de soluciones que hemos convertido en nuestra guía de actuación.

La decisión, avalada por muchos amigos, compañeros periodistas, colaboradores, no significa cerrar los ojos a una realidad que parece imbatible. Se traduce, eso sí, en reducir el contenido de violencia en nuestras páginas y orientar a nuestros lectores sobre formas más seguras de vida y coexistencia. Seguiremos comunicando la realidad de forma objetiva, pero evitaremos el lenguaje de la violencia, no seremos voceros reales o simbólicos de quienes han sometido al estado a una situación de inseguridad insostenible y que ha llevado al estado a una de sus más graves crisis. Seguiremos insistiendo en el problema y los efectos que la inseguridad provoca en el estado, en la misma dimensión que lo hacemos con otros retos que enfrenta la entidad. Reiteramos el llamado a la sociedad entera, incluyendo a las autoridades, a construir juntos la paz que todos anhelamos como un medio para alcanzar una vida plena para los morelenses.

Igualmente, continuaremos destacando, porque es una deuda del periodismo del siglo XX, las mejores cosas de Morelos, los triunfos de su gente, las vidas ejemplares, la enorme virtud que encierra la humanidad y que suele darse por sentada.

Porque creemos firmemente en la misión social de los medios de comunicación, reiteramos nuestro compromiso con ella. Dedicaremos nuestras páginas, siempre, a crear un Morelos pacífico en donde el diálogo, la tolerancia, la tranquilidad, vuelvan a ser cotidianos y se conviertan en las herramientas de convivencia para construir, todos juntos, nuestro desarrollo.

Morelos ha vivido en una constante de violencia que ha costado miles de vidas. Los hechos de sangre se volvieron en esta etapa algo cotidiano que, a querer o no, fue insensibilizándonos a la violencia.

La urgencia de paz radica no sólo en el impacto que la violencia tiene en la economía, la convivencia social, y hasta la percepción que tenemos sobre la vida, también está en los cientos de miles de víctimas de delitos, 8 mil 378 de ellas asesinadas, de los últimos 20 años. La vocación por la paz de los morelenses no se ha visto reflejada en el discurso político ni en el contenido de los medios de comunicación que, en el cumplimiento de líneas editoriales del siglo XX trataron de reflejar una realidad del siglo XXI.

No podemos hacerlo más

La construcción de la paz es un compromiso que no admite regateos, quienes hacemos El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla, junto a otros periódicos miembros de la Organización Editorial Mexicana, participamos en nuestra convención nacional con la propuesta de desaparecer de nuestras páginas la nota roja, como un aporte a la recuperación de los valores y virtudes de los ciudadanos, al periodismo de paz y de soluciones que hemos convertido en nuestra guía de actuación.

La decisión, avalada por muchos amigos, compañeros periodistas, colaboradores, no significa cerrar los ojos a una realidad que parece imbatible. Se traduce, eso sí, en reducir el contenido de violencia en nuestras páginas y orientar a nuestros lectores sobre formas más seguras de vida y coexistencia. Seguiremos comunicando la realidad de forma objetiva, pero evitaremos el lenguaje de la violencia, no seremos voceros reales o simbólicos de quienes han sometido al estado a una situación de inseguridad insostenible y que ha llevado al estado a una de sus más graves crisis. Seguiremos insistiendo en el problema y los efectos que la inseguridad provoca en el estado, en la misma dimensión que lo hacemos con otros retos que enfrenta la entidad. Reiteramos el llamado a la sociedad entera, incluyendo a las autoridades, a construir juntos la paz que todos anhelamos como un medio para alcanzar una vida plena para los morelenses.

Igualmente, continuaremos destacando, porque es una deuda del periodismo del siglo XX, las mejores cosas de Morelos, los triunfos de su gente, las vidas ejemplares, la enorme virtud que encierra la humanidad y que suele darse por sentada.

Porque creemos firmemente en la misión social de los medios de comunicación, reiteramos nuestro compromiso con ella. Dedicaremos nuestras páginas, siempre, a crear un Morelos pacífico en donde el diálogo, la tolerancia, la tranquilidad, vuelvan a ser cotidianos y se conviertan en las herramientas de convivencia para construir, todos juntos, nuestro desarrollo.

Local

[VIDEO] Tiene la UAEM su Big Brother

El plan de seguridad se extenderá a otras unidades académicas

Local

Estas son las etapas emocionales de la mujer

La figura de las niñas comienza con cambios evidentes en la apariencia corporal

Local

Mantiene Impepac sin financiamiento al PRI

Conflictos internos no ofrecen certeza en el uso de los recursos públicos, asegura León Trueba

Mundo

Cerrarán primarias y secundarias para evitar contagio de coronavirus en Japón

El cierre de las escuelas se prevé durante marzo, pues el virus ha cobrado la vida de ocho personas en este país

Círculos

Cautiva Ed Maverick con Transiciones tour

Después de presentarse en el Lunario y Teatro Metropolitan de la CdMx, el cantante llegó a Cuernavaca

Círculos

Inauguran De verdad miento. Ficciones colectivas en CMA

A la presentación se dieron cita artistas, maestros, estudiantes, autoridades de la STyC y público en general

Cultura

Triunfan morelenses en festival de teatro

Egresados de la UAEM obtienen la victoria con la puesta en escena Ella miró un pájaro blanco cruzar el cielo y pensó que podía ser una gaviota