imagotipo

San Francisco de Asís

  • Aurelia Torres
  • en Local

El barrio abarca gran parte del Centro de Cuernavaca, desde Hidalgo, hasta las Palmas.

La antigua ciudad de Cuernavaca estuvo dividida en barrios, en su parte central se encuentra uno de ellos, el Barrio de San Francisco de Asís, los vecinos lo recuerdan por su colorida feria en la que participaban y cooperaban las familias nativas; hoy tratan de rescatarla y desearían ver las calles con la misma alegría de hace algunos años.
El barrio abarca una gran parte del Centro de Cuernavaca, desde la calle Hidalgo, la Plazuela del Zacate, toda la calle Galeana pasando por Mariano Abasolo, Motolinía, Cuauhtemotzin, Francisco González Bocanegra hasta las Palmas.
En la esquina de la calle Miguel Hidalgo con Galeana se ubicó la primera lechería del barrio, justo enfrente la Plazuela del Zacate, llamada así porque era el punto de venta de la comida para los burros y más adelante la Mercería Sussy que tiene más de 40 años.
La calle Galeana se caracteriza por ser una zona comercial: tiendas de abarrotes, sastres, y diversos comercios, asimismo se encuentra la escuela primaria Cuauhtémoc, donde asisten los niños que viven en el lugar.
Si recorremos esta calle aún podemos observar algunas fachadas de adobe y casas grandes que pertenecieron a las familias nativas del barrio y que ahora tienen otro semblante porque han sido vendidas o se encuentran en venta.

El Barrio de los Olac
El barrio de San Francisco era conocido también como el Barrio de los Olac, que era habitado por una familia muy grande de este nombre y la cual abarcaba casi todo el barrio.
Los Olac descienden de la única tribu que permaneció después de la Conquista, contó Ángel Olac, integrante del Comité Organizador de la fiesta patronal y sucesor de la familia, quien además por convicción ha colaborado para que las tradiciones del barrio prevalezcan.

La Fiesta Patronal
El nombre del barrio hace honor al patrono de la capilla, San Francisco de Asís, la cual es considerada como la primera morada de los frailes mientras se modificaba su monasterio, cada año festejan al santo el 4 de octubre, una de las tradiciones que prevalecen desde años atrás.
Enriqueta García de 88 años, mejor conocida como “doña Queta” e Ignacia Olac de 91 años “doña Nachita” cantan cada domingo en la misa. Ellas son nativas del barrio, integrantes de las familias García y Olac; contaron algunos de los recuerdos que tienen de cuando eran niñas y jóvenes, unos de los más significativos es la fiesta en honor a San Francisco de Asís y la del bario al mismo tiempo.
Doña Queta recordó que algo que no podía faltar era la pelea de gallos que se realizaba en la casa de doña Macrina, esquina de Cuauhtemotzin con Galeana; también coronaban a la reina de la fiesta, desfilaban en carros alegóricos y el juego de los listones.
En la iglesia, sin falta la familia de los Ramírez hasta la fecha, a pesar de que algunos migraron a Estados Unidos, aportan el arco de flores que adorna la capilla de San Francisco, mientras que los García se encargaban de adornar la iglesia.
Asimismo “los quetos” con alegría cada año brindan una comida a los vecinos y visitantes del barrio. Contó doña Queta, “de aquí me van a sacar con las patas para adelante, porque aquí he vivido y aquí me voy a morir”, afirmó orgullosa.
Por su parte doña Nachita recuerda que en la iglesia también organizaban la pastorela, ella fue una de las participantes; la organizaba don Teodoro, quien por muchos años cuidó la iglesia, después su hijo Heriberto Gudiño fue el mayordomo.
Ella es dueña de una de las vecindades más conocidas y habitadas del barrio, cada 4 de octubre abren las puertas a los que visitan el lugar en el que vivieron. “Muchos vienen con sus hijos, entran y le dice ¡mira, yo viví aquí cuando era niño!”, explicó la hija de doña Nachita.
También nos mostró una de las fotografías donde muestra a algunos de los que vivieron en el barrio como Virginia Gudiño; Hilario, hijo de doña Irene; Nachita Olac Parra; Ramón, vivía en Leyva; Miguel “El chaparrito”; Josefína Domínguez, entre otros.
Ángel Olac del comité organizador de la fiesta patronal, en los últimos años junto a su familia ha trabajado para rescatar las tradiciones del Barrio, desde el brinco del chinelo, las mojigangas y los toritos con fuegos pirotécnicos.
Cuentan que el cantante Joan Sebastian creció en el barrio, con el tenían algunos planes para resaltar la fiesta, sin embargo, se adelantó.
El abuelo de Ángel Olac, quien llevaba el mismo nombre era el organizador de la fiesta patronal y hoy en día él sigue sus pasos.

Fotos: HAIDEE GALICIA

Provocan transportistas caos vial en Cuernavaca

Provocan transportistas caos vial en Cuernavaca

Ofrecen trabajar en conjunto con el Gobierno estatal y la SMyT

Aurelia Torres

local

¿Cómo cuidar mi alimentación en estas fiestas decembrinas?

¿Cómo cuidar mi alimentación en estas fiestas decembrinas?

Es necesario mantener un equilibrio en las cantidades de alimentos

Llegan miniautos a Cuautla

Llegan miniautos a Cuautla

El museo estará abierto de manera permanente

¡Pánico en restaurante por una granada!

¡Pánico en restaurante por una granada!

El artefacto fue lanzado desde un auto en movimiento

¿Sabes cual es significado de una posada? Aquí te lo decimos

¿Sabes cual es significado de una posada? Aquí te lo decimos

Las posadas han sido siempre un pretexto para reunirnos entre familia

Decomisarán pirotecnia ilegal

Decomisarán pirotecnia ilegal

PC Cuernavaca inició operativos de vigilancia

destacados

Jerusalén, entre la paz y el conflicto

Jerusalén, entre la paz y el conflicto

Territorio que une a dos religiones y enfrenta a varias naciones

Pendientes, miles de fusiles para el Ejército

Pendientes, miles de fusiles para el Ejército

En 2018 termina el plazo para dotar a las fuerzas armadas del fusil FX-05 de fabricación mexicana

Propone titular de la Autoridad del Espacio Público una Procuraduría del peatón

El titular de la Autoridad del Espacio Público insta a desarrolladores a asumir en las obras el respeto a los lineamientos de las banquetas

Adiós a las tradiciones navideñas

Adiós a las tradiciones navideñas

Ya no se acostumbra el nacimiento ni las posadas

La experiencia de elegir el pino

La experiencia de elegir el pino

Una tradición que inició en los 60 se mantiene