imagotipo

Veinte segundos cambiaron su vida

  • Aurelia Torres
  • en Local

La vida en una cancha de basquetbol de los damnificados de Cuernavaca

Veinte segundos bastaron para cambiar el modo de vivir y convivir de cientos de familias, de tener un hogar donde vivían acostumbrados a ellos mismos nada más, de pronto se vieron conviviendo en una cancha de básquetbol con decenas de familias más; cambiaron sus camas con colchones por una colchoneta en el suelo y su ropa en el clóset por una bolsa negra a un lado.

Son cerca de 400 los habitantes de la colonia Altavista, de Cuernavaca, capital de Morelos, quienes a raíz del sismo del 19 de septiembre perdieron hasta el modo de vivir.

Hoy conviven con cientos de desconocidos y duermen todos juntos en la cancha de basquetbol de la secundaria 2: Francisco González Bocanegra. Algunos prefirieron las gradas de cemento para acomodarse por las noches. Unos duermen sentados; otros, acostados.

Familias de cinco o más integrantes ocupan varias colchonetas para acomodarse y permanecer juntos. En algunos casos, hasta el perro se acomoda a su lado, se acabó la intimidad para el descanso al igual que la comodidad del hogar. En la noche comienzan a sentir la nostalgia de su casa, pero saben que sólo pasando estas incomodidades podrán estar a salvo, aunque eso no les alivia el miedo que tienen al esperar una réplica del temblor.

Juegan con lo que tienen a la mano para pasar el rato.

Juegan con lo que tienen a la mano para pasar el rato.

“Quisiéramos regresar a nuestra casa pero estamos en riesgo. Nos han apoyado mucho, pero extrañamos y estamos preocupados por nuestra casa” expresó Joaquín Díaz Calderón, quien debe quedarse en el albergue ante la advertencia de las autoridades, porque la zona donde vivía es un barranca a punto de colapsar.

En el lugar se registraron cerca de 400 personas; unas sólo van a pasar la noche y en el día se ocupan de otras actividades fuera. Otras optaron por irse con su familiares. De quienes están aquí, deben aprender a convivir y a respetar las reglas: las luces se apagan a determinada hora y, a partir de ahí, procurar no hacer ruido para no molestar a los demás.

Deben compartir los sanitarios que anteriormente eran usados por los alumnos adolescentes y no hay un lugar dónde bañarse, por lo que muchos regresan a sus casas para hacerlo o a la de algún familiar.

Encamorrados comienzan a levantarse alrededor de las 7:00 horas, despiertan revisando el lugar, porque de pronto no saben dónde están. El nerviosismo y el miedo de que se presente otro sismo es latente, además de que ahora se sabe más que nunca que “no hay nada como estar en casa”.

A las 9:30 horas ya todos están de pie para iniciar su día, limpian el espacio donde durmieron y doblan sus colchonetas para apilarlas. Algunos van a sus hogares; los que pueden, a sus trabajos; los niños se quedan a jugar con los pocos juguetes que sacaron o con los voluntarios, quienes les organizan rondas como La Rueda de San Miguel.

A las 10:00 horas comienzan a llegar al comedor para desayunar y almorzar, lo hacen por turnos para que todos tengan un lugar dónde sentarse. Muchos se apresuran por miedo a no alcanzar comida. Hay quienes no se atreven a pedir un poco más, “porque me quedó un huequito”. Saben que debe alcanzar para todos y tampoco se vale dejar comida. Esas son las reglas.

A pesar de estar agradecidos por tener alimento y un techo bajo el cual dormir seguros, ansían regresar a sus casas y recuperar su rutina. Hace tres noches que duermen en este sitio.

Gabriel, quien prefirió reservar su apellido, ya se hartó y se retirará del albergue, porque “no me siento cómodo”. Se dice agradecido por la ayuda, pero quiere irse porque le molesta que, dentro de todo, haya quienes quieran aprovechar la situación, como algunos vecinos que “se apropiaron de despensas, víveres y prendas de vestir que no necesitaban. Quieren lucrar con los apoyos, y eso se llama rapiña y falta de conciencia”, comentó.

Avanza la demolición

Avanza la demolición

Se han derruido 40% de las construcciones dañadas en Jojutla

Angelina Albarrán

local

Agua Hedionda no se secará

Agua Hedionda no se secará

Acuífero Cuautla-Yautepec, el más dañado: Ceagua

Radicalizan sindicatos  de la UAEM su postura: irán a calles

Radicalizan sindicatos de la UAEM su postura: irán a calles

Buscan que les paguen su catorcena y el aguinaldo

La afección le cambió la vida

La afección le cambió la vida

Encara el padecimiento con actitud positiva y ayuda a otras pacientes

Detectan a 49 mujeres con cáncer de mama

Detectan a 49 mujeres con cáncer de mama

El 75% de las diagnosticadas ya está en una etapa media o avanzada

Sigue la espera por aulas móviles

Sigue la espera por aulas móviles

No se ha podido atender a estudiantes de nivel básico

destacados

España resolverá intento de secesión catalán mediante sus instituciones: Felipe VI

España resolverá intento de secesión catalán mediante sus instituciones: Felipe VI

El rey dijo lo anterior en el marco de la entrega de los premios Princesa de Asturias

Independientes piden al INE extender plazo para recabar firmas

Independientes piden al INE extender plazo para recabar firmas

Tienen que recabar  866 mil 593 firmas de apoyo

México no habrá de reconocer decisiones unilaterales: EPN sobre Cataluña

México no habrá de reconocer decisiones unilaterales: EPN sobre Cataluña

El presidente encabezó un Encuentro Empresarial con la Colectividad Hispano-Mexicana

Nora, la bella taquera de la López Mateos

Nora, la bella taquera de la López Mateos

En su oficio sortea a diario los piropos de los pretendientes, unos más, que han llegado a acosarla y asaltarla

CDMX afectada por sismos: demolerán 211 inmuebles en cinco delegaciones

CDMX afectada por sismos: demolerán 211 inmuebles en cinco delegaciones

La cifra total se suma los 13 de los que ya se había informado y a los 38 que colapsaron el mismo día