/ sábado 12 de septiembre de 2020

Vivir en Huexca, una pesadilla: Teresa Castellanos

La representante del movimiento “Huexca en resistencia” y opositora de la termoeléctrica sostiene que el pueblo no se rendirá y que impedirá su puesta en marcha en diciembre

Hasta hace poco, la comunidad de Huexca no solía figurar en las conversaciones del día a día en el estado, situación que ha cambiado desde que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició, a través de empresas españolas, construir dos centrales termoeléctricas en este lugar de Yecapixtla, como parte del Proyecto Integral Morelos (PIM). Desde entonces, las cosas han cambiado mucho.

“Siento que estoy en una pesadilla de la que no puedo despertar y necesito despertar de ella, me está llevando a un límite, como en las películas de terror, y así veo que está mi comunidad”, narra Teresa Castellanos Ruiz, habitante del pueblo e integrante del movimiento “Huexca en resistencia”, una de las organizaciones que se oponen a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de poner en marcha la central energética.

La vida se agitó a partir de 2012, cuando los habitantes fueron sorprendidos por el inicio de los trabajos de construcción de la planta a sólo unos metros de sus casas. Desde entonces, la comunidad ha visto crecer un gigante de concreto y metal que amenazaba con empezar a rugir en cualquier momento, pero que ahora finalmente podrá hacerlo antes de que acabe el año, según el anuncio del presidente. Los opositores, sin embargo, sostienen que no lo permitirán:

“No vamos a dar un paso atrás, vamos a seguir en esta resistencia y seguir luchando; no les vamos a dejar el agua (extraída de la planta de tratamiento de Cuautla para su enfriamiento) y no vamos a dejar que funcione esto, vamos a seguir hasta donde tope”, lanza Teresa a la orilla de un viejo puente bajo el cual corre uno de los lahares del Popocatépetl.

En 2015, los habitantes de la comunidad recibieron un anticipo de la forma en que podría transcurrir su vida cuando la planta entre en operaciones, pues fue esa la fecha en que se llevó a cabo una fase de pruebas dentro de la termoeléctrica, una vez que fue concluida. Para gente como Teresa, la contaminación auditiva es sólo uno de los efectos negativos que el movimiento busca evitar en el pueblo, además de los impactos que podría generar en el campo.

Hasta hace poco, la comunidad de Huexca no solía figurar en las conversaciones del día a día en el estado, situación que ha cambiado desde que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició, a través de empresas españolas, construir dos centrales termoeléctricas en este lugar de Yecapixtla, como parte del Proyecto Integral Morelos (PIM). Desde entonces, las cosas han cambiado mucho.

“Siento que estoy en una pesadilla de la que no puedo despertar y necesito despertar de ella, me está llevando a un límite, como en las películas de terror, y así veo que está mi comunidad”, narra Teresa Castellanos Ruiz, habitante del pueblo e integrante del movimiento “Huexca en resistencia”, una de las organizaciones que se oponen a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de poner en marcha la central energética.

La vida se agitó a partir de 2012, cuando los habitantes fueron sorprendidos por el inicio de los trabajos de construcción de la planta a sólo unos metros de sus casas. Desde entonces, la comunidad ha visto crecer un gigante de concreto y metal que amenazaba con empezar a rugir en cualquier momento, pero que ahora finalmente podrá hacerlo antes de que acabe el año, según el anuncio del presidente. Los opositores, sin embargo, sostienen que no lo permitirán:

“No vamos a dar un paso atrás, vamos a seguir en esta resistencia y seguir luchando; no les vamos a dejar el agua (extraída de la planta de tratamiento de Cuautla para su enfriamiento) y no vamos a dejar que funcione esto, vamos a seguir hasta donde tope”, lanza Teresa a la orilla de un viejo puente bajo el cual corre uno de los lahares del Popocatépetl.

En 2015, los habitantes de la comunidad recibieron un anticipo de la forma en que podría transcurrir su vida cuando la planta entre en operaciones, pues fue esa la fecha en que se llevó a cabo una fase de pruebas dentro de la termoeléctrica, una vez que fue concluida. Para gente como Teresa, la contaminación auditiva es sólo uno de los efectos negativos que el movimiento busca evitar en el pueblo, además de los impactos que podría generar en el campo.

Local

En Morelos podría haber rebrote de Covid-19: Salud

De las personas confirmadas el 77 por ciento de los casos se ha recuperado

Local

[NOSOTRAS] Despenalización del aborto es un “falso debate”

Organizaciones civiles aseguran que más de mil mujeres han solicitado información para interrumpir el embarazo durante la presente contingencia sanitaria

Local

Cuauhtémoc Blanco y Campos sólo hablaron de futbol

En esa platica, dijo, se habló de generar mejores condiciones para México y para los gobiernos estatales

Local

Se prepara la fondista para el mundial de medio maratón

La atleta mexicana Brenda Flores estará este viernes de regreso en la Heroica trabajando con su entrenador con carreras de ritmo

Local

Conforman asociación del deporte escolar en Morelos

A través de esta organización deportiva el Estado tendrá participación dentro del Primer Mundial de Ajedrez en línea escolar

Local

Arroceros dan negativo en pruebas de Covid-19

El plantel de 25 jugadores y cuerpo técnico están libres de la enfermedad, así lo confirmó la directiva del club

Local

Darán apoyos a productores de los Altos de Morelos

Se está trabajando con la cuantificación de tierras frutales y perenes, señaló Katia Isabel Herrera Quevedo, secretaria de Desarrollo Sustentable

Local

Cumple 55 años el Museo Histórico del Oriente de Morelos

El INAH llevó a cabo un conversatorio virtual en el que participó el director del Centro INAH Morelos, Víctor Hugo Valencia Valera

Local

Mantiene Protección Civil vigilancia por frente frío 

Oswaldo Sánchez Chávez, titular de la dependencia, dijo que por el momento no se han registrado afectaciones