/ miércoles 2 de diciembre de 2020

Donald Trump, con planes de lanzar candidatura presidencial para 2024

"Han sido cuatro años increíbles. Estamos tratando de hacer otros cuatro años. De lo contrario, los veré en cuatro años", dijo Trump

Cada día más aislado en su cruzada para desafiar la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump evoca abiertamente la posibilidad de presentarse de nuevo a la reelección en 2024.

"Han sido cuatro años increíbles. Estamos tratando de hacer otros cuatro años (de mandato). De lo contrario, los veré en cuatro años", dijo Trump el martes en la noche, durante una fiesta navideña en la Casa Blanca.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El evento al que asistieron funcionarios del Partido Republicano no estaba abierto a la prensa, pero poco después empezó a circular un vídeo del discurso del mandatario.

Casi un mes después de las elecciones del 3 de noviembre, Trump sigue negándose a admitir la derrota ante el demócrata Joe Biden.

Recluido en la Casa Blanca, limita sus apariciones públicas tanto como sea posible, de tal manera que la única comunicación presidencial han sido furiosos tuits sobre supuestos fraudes electorales, que hasta ahora no han sido sustentados con evidencia, y que incluso algunos de sus aliados refutan.

"No hemos visto algún fraude cuya magnitud fuera capaz de cambiar el resultado de las elecciones", dijo el martes el fiscal general, Bill Barr. Las palabras de este ultraconservador de 70 años cobran aún más relevancia si se tiene en cuenta que forma parte del círculo cercano de Trump.

c

En este extraño clima en el que el próximo presidente prepara su equipo y el actual transmite, cada vez más solo, teorías de conspiración, Washington especula sin cesar.

Según la cadena NBC, Trump evocó con familiares y amigos la posibilidad de anunciar el lanzamiento de su campaña presidencial para 2024 el 20 de enero, el mismo día que Biden prestará juramento para asumir su cargo, un evento al que el mandatario saliente no asistiría.

Como antecedente, el 20 de enero de 2017, el día en que el magnate republicano asumió la presidencia, presentó una solicitud para una nueva candidatura en 2020.

Fiel a su gusto por la provocación, este año también podría aprovechar la oportunidad para usar una receta que le gusta especialmente: la contraprogramación.

En varias ocasiones durante su mandato, boicoteó la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca organizando un mitin de campaña esa misma noche.

Foto: AFP

Camino de dificultades

Un anuncio de candidatura para 2024 le permitiría, por supuesto, atraer los reflectores a corto plazo. Pero el camino a seguir estará lleno de dificultades, pues el 20 de enero se convertirá en "expresidente" y la ecuación cambiará radicalmente.

El temor que inspira entre los funcionarios republicanos y la atención de los medios de comunicación que recibe (y ama) disminuirán considerablemente.

Todos los ojos estarán puestos en su sucesor demócrata, pero también en los senadores o gobernadores republicanos que ansían entrar en la carrera presidencial.

La participación en las elecciones de 2020 fue histórica. Joe Biden obtuvo más de 81 millones de votos, un récord. Y Donald Trump pasó la marca de 74 millones de votos, también un récord.

Foto Reuters

Sin embargo, el análisis porcentual es menos halagador para Trump, que se burla incansablemente de los "perdedores": obtuvo menos del 47% de los votos emitidos.

Pese a esto, aún puede jactarse -como lo hace continuamente en Twitter- de tener una sólida base de seguidores.

Pero su posible candidatura para 2024 podría tambalearse porque el magnate inmobiliario opera, como él mismo lo dice, por instinto. La planificación estratégica durante varios años está lejos de ser su punto fuerte.

En teoría, nada le impide probar suerte en 2024. La Constitución de Estados Unidos prohíbe asumir la presidencia por más de dos períodos, pero hacer dos sin que sean consecutivos es una posibilidad.

Sólo un hombre ha ganado esa apuesta: Grover Cleveland, a finales del siglo XIX. Elegido en 1884, fue derrotado en 1888, y luego reelegido en 1892. Él es, en los libros de historia, a la vez el presidente de Estados Unidos número 22 y el 24.

Cleveland tenía 56 años al comienzo de su segundo mandato. Donald Trump tendría 78 años.

Cada día más aislado en su cruzada para desafiar la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump evoca abiertamente la posibilidad de presentarse de nuevo a la reelección en 2024.

"Han sido cuatro años increíbles. Estamos tratando de hacer otros cuatro años (de mandato). De lo contrario, los veré en cuatro años", dijo Trump el martes en la noche, durante una fiesta navideña en la Casa Blanca.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El evento al que asistieron funcionarios del Partido Republicano no estaba abierto a la prensa, pero poco después empezó a circular un vídeo del discurso del mandatario.

Casi un mes después de las elecciones del 3 de noviembre, Trump sigue negándose a admitir la derrota ante el demócrata Joe Biden.

Recluido en la Casa Blanca, limita sus apariciones públicas tanto como sea posible, de tal manera que la única comunicación presidencial han sido furiosos tuits sobre supuestos fraudes electorales, que hasta ahora no han sido sustentados con evidencia, y que incluso algunos de sus aliados refutan.

"No hemos visto algún fraude cuya magnitud fuera capaz de cambiar el resultado de las elecciones", dijo el martes el fiscal general, Bill Barr. Las palabras de este ultraconservador de 70 años cobran aún más relevancia si se tiene en cuenta que forma parte del círculo cercano de Trump.

c

En este extraño clima en el que el próximo presidente prepara su equipo y el actual transmite, cada vez más solo, teorías de conspiración, Washington especula sin cesar.

Según la cadena NBC, Trump evocó con familiares y amigos la posibilidad de anunciar el lanzamiento de su campaña presidencial para 2024 el 20 de enero, el mismo día que Biden prestará juramento para asumir su cargo, un evento al que el mandatario saliente no asistiría.

Como antecedente, el 20 de enero de 2017, el día en que el magnate republicano asumió la presidencia, presentó una solicitud para una nueva candidatura en 2020.

Fiel a su gusto por la provocación, este año también podría aprovechar la oportunidad para usar una receta que le gusta especialmente: la contraprogramación.

En varias ocasiones durante su mandato, boicoteó la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca organizando un mitin de campaña esa misma noche.

Foto: AFP

Camino de dificultades

Un anuncio de candidatura para 2024 le permitiría, por supuesto, atraer los reflectores a corto plazo. Pero el camino a seguir estará lleno de dificultades, pues el 20 de enero se convertirá en "expresidente" y la ecuación cambiará radicalmente.

El temor que inspira entre los funcionarios republicanos y la atención de los medios de comunicación que recibe (y ama) disminuirán considerablemente.

Todos los ojos estarán puestos en su sucesor demócrata, pero también en los senadores o gobernadores republicanos que ansían entrar en la carrera presidencial.

La participación en las elecciones de 2020 fue histórica. Joe Biden obtuvo más de 81 millones de votos, un récord. Y Donald Trump pasó la marca de 74 millones de votos, también un récord.

Foto Reuters

Sin embargo, el análisis porcentual es menos halagador para Trump, que se burla incansablemente de los "perdedores": obtuvo menos del 47% de los votos emitidos.

Pese a esto, aún puede jactarse -como lo hace continuamente en Twitter- de tener una sólida base de seguidores.

Pero su posible candidatura para 2024 podría tambalearse porque el magnate inmobiliario opera, como él mismo lo dice, por instinto. La planificación estratégica durante varios años está lejos de ser su punto fuerte.

En teoría, nada le impide probar suerte en 2024. La Constitución de Estados Unidos prohíbe asumir la presidencia por más de dos períodos, pero hacer dos sin que sean consecutivos es una posibilidad.

Sólo un hombre ha ganado esa apuesta: Grover Cleveland, a finales del siglo XIX. Elegido en 1884, fue derrotado en 1888, y luego reelegido en 1892. Él es, en los libros de historia, a la vez el presidente de Estados Unidos número 22 y el 24.

Cleveland tenía 56 años al comienzo de su segundo mandato. Donald Trump tendría 78 años.

Local

Más de 40 docentes han fallecido de Covid-19: SNTE

Casi cien profesores han sido infectados de marzo a la fecha, por lo que llaman a considerar la enfermedad como de alto riesgo a fin de proteger a la comunidad educativa

Finanzas

¡Cuidado! Defraudadores cobran con promesas de empleo en Canadá

Se alerta a los buscadores de empleo a no caer este estos engaños a no ser víctimas de fraude

Local

Ayuntamiento llama a denunciar abusos de agentes de Tránsito

Se lanza campaña "No seas cómplice de la corrupción" a fin de que se denuncie extorsiones, intimidaciones o amenazas que pudieran ser cometidas por parte de agentes

Local

Diego Gómez: Fui víctima de linchamiento político

Hay personas que buscan golpear el proyecto de Más Apoyo Social, pero las invitará al diálogo, asegura

Mundo

Estos son los países que piden test negativo de Covid a los mexicanos

En medio de la pandemia algunos países han optado por restringir el paso de personas provenientes del extranjero a su territorio

Salud

¿Por qué la variante británica del coronavirus podría ser más mortal?

Los resultados científicos apuntaban a que esta variante era más contagiosa, pero Londres anunció que además podía ser un 30-40% más mortal

Celebridades

Thalía protagoniza portada de Vogue México y sorprende a sus fans

"Es justo lo que necesitaba para animarme y hacerme sonreír en medio de momentos familiares tan difíciles", dijo la cantante

Local

Partido Verde llama a no postular a violentadores políticos

Javier Estrada llamó a los partidos a ser congruentes entre el decir y el hacer

Local

Más de 40 docentes han fallecido de Covid-19: SNTE

Casi cien profesores han sido infectados de marzo a la fecha, por lo que llaman a considerar la enfermedad como de alto riesgo a fin de proteger a la comunidad educativa