/ sábado 9 de febrero de 2019

Industria minera de Brasil, teñida de sangre

La economía del país es empujada en gran medida por el sector, pero se ha ensuciado por las tragedias y la corrupción

RÍO DE JANEIRO. Los enormes recursos mineros de Brasil han impulsado su economía desde hace siglos, pero dos catástrofes en tres años han teñido esa riqueza de sangre y de lodo.

El año pasado, el mineral de hierro supuso cerca del 17% de las exportaciones brasileñas, generando unos ingresos de más de 20 mil millones de dólares.

Vale, que encabeza una industria minera formada por más de ocho mil empresas a nivel internacional, protagonizó un accidente que causó al menos 157 muertos y más de 200 desaparecidos tras la ruptura de un dique en una mina de Brumadinho, en el sureste de Brasil.

En noviembre de 2015, el primer productor mundial de mineral de hierro ya estuvo implicado en una catástrofe similar, que dejó 19 muertos y provocó enormes daños medioambientales, cerca de Mariana, a 120 km de Brumadinho.

Los dos desastres ocurrieron en el estado de Minas Gerais, donde se concentra la mayoría de la actividad minera. El nombre de ese estado significa, de hecho, "minas generales".

Según los datos de la Asociación Brasileña de la Industria Minera (IBRAM), más de 180 millones de toneladas de hierro se extraen cada año de Minas Gerais.

DEMANDA DE CHINA

Ese metal genera una gran demanda, sobre todo por parte de China, que es, de lejos, el primer comprador de hierro brasileño (54% de las exportaciones del mineral van al país asiático), por delante de Japón y Malasia.

Brasil, que tiene más de 300 minas en activo, dispone también de grandes cantidades de oro, bauxita, níquel y manganeso, así como de la segunda mayor reserva de uranio del mundo.

El país produce también el 98% de la oferta mundial de niobio, un metal ligero utilizado en la siderurgia y la aeronáutica.

La mina de Vale en la que cedió un dique el viernes producía entre el 2 y el 7% del mineral de hierro de la compañía.

Aunque aún es demasiado pronto para determinar con precisión el impacto medioambiental de la catástrofe, la conmoción causada en Brasil permitirá probablemente reforzar las normas de seguridad del sector.

Las reformas se consideran especialmente urgentes ya que es el segundo accidente de este tipo en tres años, lo cual sugiere que ni Vale ni las autoridades brasileñas sacaron enseñanzas del desastre de Mariana.

Un endurecimiento normativo en el sector minero iría en contra de las promesas del nuevo presidente, Jair Bolsonaro, sobre una reducción de las reglas en materia de protección del medio ambiente.

NUEVAS NORMAS

El ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, declaró esta semana que el gobierno iba a estudiar pronto nuevas normas.

El modelo de dique de Brumadinho no se utiliza en todas las minas brasileñas. Según la Agencia Nacional de Aguas, 204 de los 790 diques mineros del país presentan riesgos altos, ya sea para las vidas humanas o para el medio ambiente.

El director ejecutivo de Vale, Fabio Schvartsman, anunció el martes el desmantelamiento de 10 diques cuyas estructuras son similares a la que cedió en Brumadinho.

Esas operaciones reducirán en 40 millones de toneladas la producción anual de mineral de hierro de Vale, esto es, un 10% de la producción.

La noticia provocó un alza de los precios del mineral de hierro, ya que el mercado anticipó una reducción de la oferta mundial.

RÍO DE JANEIRO. Los enormes recursos mineros de Brasil han impulsado su economía desde hace siglos, pero dos catástrofes en tres años han teñido esa riqueza de sangre y de lodo.

El año pasado, el mineral de hierro supuso cerca del 17% de las exportaciones brasileñas, generando unos ingresos de más de 20 mil millones de dólares.

Vale, que encabeza una industria minera formada por más de ocho mil empresas a nivel internacional, protagonizó un accidente que causó al menos 157 muertos y más de 200 desaparecidos tras la ruptura de un dique en una mina de Brumadinho, en el sureste de Brasil.

En noviembre de 2015, el primer productor mundial de mineral de hierro ya estuvo implicado en una catástrofe similar, que dejó 19 muertos y provocó enormes daños medioambientales, cerca de Mariana, a 120 km de Brumadinho.

Los dos desastres ocurrieron en el estado de Minas Gerais, donde se concentra la mayoría de la actividad minera. El nombre de ese estado significa, de hecho, "minas generales".

Según los datos de la Asociación Brasileña de la Industria Minera (IBRAM), más de 180 millones de toneladas de hierro se extraen cada año de Minas Gerais.

DEMANDA DE CHINA

Ese metal genera una gran demanda, sobre todo por parte de China, que es, de lejos, el primer comprador de hierro brasileño (54% de las exportaciones del mineral van al país asiático), por delante de Japón y Malasia.

Brasil, que tiene más de 300 minas en activo, dispone también de grandes cantidades de oro, bauxita, níquel y manganeso, así como de la segunda mayor reserva de uranio del mundo.

El país produce también el 98% de la oferta mundial de niobio, un metal ligero utilizado en la siderurgia y la aeronáutica.

La mina de Vale en la que cedió un dique el viernes producía entre el 2 y el 7% del mineral de hierro de la compañía.

Aunque aún es demasiado pronto para determinar con precisión el impacto medioambiental de la catástrofe, la conmoción causada en Brasil permitirá probablemente reforzar las normas de seguridad del sector.

Las reformas se consideran especialmente urgentes ya que es el segundo accidente de este tipo en tres años, lo cual sugiere que ni Vale ni las autoridades brasileñas sacaron enseñanzas del desastre de Mariana.

Un endurecimiento normativo en el sector minero iría en contra de las promesas del nuevo presidente, Jair Bolsonaro, sobre una reducción de las reglas en materia de protección del medio ambiente.

NUEVAS NORMAS

El ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, declaró esta semana que el gobierno iba a estudiar pronto nuevas normas.

El modelo de dique de Brumadinho no se utiliza en todas las minas brasileñas. Según la Agencia Nacional de Aguas, 204 de los 790 diques mineros del país presentan riesgos altos, ya sea para las vidas humanas o para el medio ambiente.

El director ejecutivo de Vale, Fabio Schvartsman, anunció el martes el desmantelamiento de 10 diques cuyas estructuras son similares a la que cedió en Brumadinho.

Esas operaciones reducirán en 40 millones de toneladas la producción anual de mineral de hierro de Vale, esto es, un 10% de la producción.

La noticia provocó un alza de los precios del mineral de hierro, ya que el mercado anticipó una reducción de la oferta mundial.

Local

Inicia el análisis del presupuesto

Los diputados podrían comenzar la discusión del Paquete Económico

Local

Desalojan a alfareros

Aseguran que esta situación llevaría a una disminución significativa de sus ventas en esta temporada

Local

Se extiende la plaga de garrapatas en Ayala

Piden a la Secretaría de Salud que intervenga de manera urgente

Justicia

Expulsan a 16 alumnos de la UNAM por agredir a mujeres

En el último año suman quejas en contra de 385 presuntos agresores, la mayoría en campus de CU

Finanzas

Pagó Pemex más de 3 mil mdp por seguridad

Ayer había todavía computadoras apagadas, y los controles de entrada y salida del personal y de las pipas tampoco funcionaban

Política

El ombudsperson no responde a ideologías ni a partidos... alza la voz: Luis Raúl González

Asegura que la característica del ombudsperson es alzar la voz y denunciar los abusos del poder, y desea éxito a su sucesora Rosario Piedra Ibarra

Sociedad

Como un Rockstar, así pasó Evo Morales su segundo día de asilo en México

Para cubrir los gastos del expresidente en México, los diputados de Morena se ofrecieron a hacer coperacha