/ jueves 29 de julio de 2021

Fuerte sismo de magnitud 8.2 sacude a Alaska. Te contamos los detalles

Debido a la gran intensidad del sismo, el gobierno de Estados Unidos activó la alerta de tsunami en el sureste de este estado

La noche del miércoles un fuerte sismo de magnitud 8.2 se registró frente a las costas de la península de Alaska, el cual, debido a su gran intensidad, activó la alerta de tsunami, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El epicentro tuvo lugar a 91 km al sureste del municipio de Perryville, una pequeña localidad situada a unos 800 km de Anchorage, la ciudad más grande de Alaska.

La alerta de tsunami afecta al sur y a la península de Alaska. Además, el gobierno estadounidense activó una para el sureste de este estado.

De primera instancia, el sistema de alertas de tsunami de EU alertó sobre "olas peligrosas"; sin embargo, dos horas después actualizó su previsión y aseguró que no superarían los 30 centímetros.

En Kodiak, una isla situada frente a las costas de Alaska y habitada por unas 6 mil personas, se activaron las alertas de tsunami, y las autoridades advirtieron que éste podría producirse en torno a las 23:55 horas locales (07:55 horas GMT). Pero al final no se registró ninguno, según la radio local KMXT.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Videos difundidos en redes sociales por periodistas y vecinos de la zona, se muestra a los habitantes de Kodiak alejándose en automóvil de la costa, con el sonido de las alarmas de fondo.

En Hawái también se activó una alerta de tsunami, donde se pidió a la población que se mantuvieran lo más alejados de la playa que pudieran, pero dos horas después fue desactivada.

Tan solo 90 minutos después del terremoto, se registraron cinco réplicas, de 6.2 la de mayor magnitud, según el USGS.

En octubre, un sismo de magnitud 7.5 causó olas de tsunami en la costa sur de Alaska, pero no se registraron daños.

Alaska está situada en el "Cinturón de Fuego" del Pacífico, por lo que es una zona con actividad sísmica en la que chocan placas tectónicas frecuentemente.

Alaska se vio golpeada por un sismo de magnitud 9.2 en marzo de 1964, el más fuerte jamás registrado en Norteamérica. Devastó Anchorage y dio lugar a un tsunami que barrió el Golfo de Alaska, la costa oeste de Estados Unidos y Hawái.

Más de 250 personas perdieron la vida a causa del terremoto y del tsunami que lo siguió.

La noche del miércoles un fuerte sismo de magnitud 8.2 se registró frente a las costas de la península de Alaska, el cual, debido a su gran intensidad, activó la alerta de tsunami, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El epicentro tuvo lugar a 91 km al sureste del municipio de Perryville, una pequeña localidad situada a unos 800 km de Anchorage, la ciudad más grande de Alaska.

La alerta de tsunami afecta al sur y a la península de Alaska. Además, el gobierno estadounidense activó una para el sureste de este estado.

De primera instancia, el sistema de alertas de tsunami de EU alertó sobre "olas peligrosas"; sin embargo, dos horas después actualizó su previsión y aseguró que no superarían los 30 centímetros.

En Kodiak, una isla situada frente a las costas de Alaska y habitada por unas 6 mil personas, se activaron las alertas de tsunami, y las autoridades advirtieron que éste podría producirse en torno a las 23:55 horas locales (07:55 horas GMT). Pero al final no se registró ninguno, según la radio local KMXT.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Videos difundidos en redes sociales por periodistas y vecinos de la zona, se muestra a los habitantes de Kodiak alejándose en automóvil de la costa, con el sonido de las alarmas de fondo.

En Hawái también se activó una alerta de tsunami, donde se pidió a la población que se mantuvieran lo más alejados de la playa que pudieran, pero dos horas después fue desactivada.

Tan solo 90 minutos después del terremoto, se registraron cinco réplicas, de 6.2 la de mayor magnitud, según el USGS.

En octubre, un sismo de magnitud 7.5 causó olas de tsunami en la costa sur de Alaska, pero no se registraron daños.

Alaska está situada en el "Cinturón de Fuego" del Pacífico, por lo que es una zona con actividad sísmica en la que chocan placas tectónicas frecuentemente.

Alaska se vio golpeada por un sismo de magnitud 9.2 en marzo de 1964, el más fuerte jamás registrado en Norteamérica. Devastó Anchorage y dio lugar a un tsunami que barrió el Golfo de Alaska, la costa oeste de Estados Unidos y Hawái.

Más de 250 personas perdieron la vida a causa del terremoto y del tsunami que lo siguió.

Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El insólito viaje de un guerrillero en Tepoztlán

Enrique Gorriarán no creía que en su camino a Cuautla lo secuestrarían para devolverlo a su natal Argentina, donde estuvo preso nueve años e indultado en el 2003

Local

A medias, la reconstrucción y ayuda a damnificados

Familias que perdieron sus hogares lamentan el apoyo a cuentagotas que reciben del gobierno

Local

El renacimiento de Jojutla

Aunque la restauración de viviendas aún no concluye al 100 por ciento, gracias al apoyo de fundaciones, el municipio más dañado poco a poco comienza a ponerse de pie