/ domingo 1 de agosto de 2021

Choferes acusan el robo de dos autobuses por parte de normalistas

Los vehículos de pasajeros están marcados con los números económicos 623 así como 624 de la Flecha Roja; no han podido ser recuperados

La madrugada del 22 de julio pasado, un grupo de supuestos normalistas se presentaron a la terminal de autobuses “Flecha Roja” que se ubica en la avenida Morelos en el Centro de Cuernavaca, para llevarse dos autobuses de esa línea por la fuerza.

Los vehículos de pasajeros están marcados con los números económicos 623 así como 624 y no han podido ser recuperados, aseguró Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje así como Turismo del Estado de México y propietario de esas unidades.

“Primero se hizo una denuncia telefónica al 911 pero no obtuvimos el respaldo, se llevaron las unidades al plantel y fue al siguiente día, el viernes 23, cuando estuvimos tratando de hacer las denuncias correspondientes, pero no hemos recibido apoyo de las instituciones ni de seguridad, ni de procuración de justicia”, afirmó.

Dos días después del “robo” de ambos vehículos, los normalistas abordaron el autobús 624 y se dirigieron hasta el poblado de Tres Marías en Huitzilac en donde pretendía hacerse de otro autobús, el 621 que esa ocasión llevaba pasajeros, pero el operador no abrió la puerta como lo exigían los supuestos estudiantes.

Esa ocasión la Policía llegó hasta el lugar después de que los jóvenes vandalizaron esa unidad, pero no actuaron en contra de los muchachos que mantenían la posesión del 624 y los dejaron ir con el vehículo.

“Abrieron el tapón de la gasolina de esa unidad (621) y ahí es donde empezaron a sacar combustible y amenazaban con que lo iban a incendiar, pero ya no fue así. Llevaban bidones y se llevaron la gasolina”, dijo Odilón.

En ese sentido responsabilizó a las autoridades locales, así como de la Guardia Nacional por no haber recuperado esos autobuses que siguen siendo utilizados por los normalistas hasta para trasladarse a eventos sociales en el Estado de Guerrero.

“Las unidades siguen saliendo a pesar de que se encuentran en las plataformas de robo de vehículos de la Fiscalía del Estado. Se han ido a Cuautla, a Jojutla, incluso a Guerrero a plazas de toros y así las unidades las traen de un lado para otro y hay quienes dicen que también delinquen a su paso”.


Exhortan a las autoridades a atender el problema

Desde el jueves pasado dirigimos un documento a las autoridades del Gobierno del Estado que no nos han recibido para tratar el tema y que esto no se “salga de las manos”. Sin embargo, esta compañía espera que esta misma semana se concrete un encuentro con el propio Gobernador del Estado, para resolver la problemática.

“Pero pareciera que hay una colusión entre las autoridades de seguridad y de la Fiscalía Estatal en perjuicio de nosotros, porque hay otras empresas de autobuses que trabajan regularmente y que no han sufrido de este tipo de robos ahí en Morelos. No sabemos por qué nos afectan; tal vez porque somos fuereños”.

Y es que señaló que “Flecha Roja” tiene operaciones en Estado de México y Ciudad de México principalmente y sólo un trayecto corto en Morelos, aunque mencionó que esta línea contribuye al flujo económico y comercial en la región centro país.

Cada unidad representa un promedio de 10 millones de pesos y como daños y perjuicios diarios de aproximadamente de 25 mil pesos, sin demeritar, dijo que en el Estado de México y Ciudad de México se está compartiendo información de tener mucho cuidado al circular por Morelos o que no vayan.




Suscríbete a nuestro canal en YouTube


La madrugada del 22 de julio pasado, un grupo de supuestos normalistas se presentaron a la terminal de autobuses “Flecha Roja” que se ubica en la avenida Morelos en el Centro de Cuernavaca, para llevarse dos autobuses de esa línea por la fuerza.

Los vehículos de pasajeros están marcados con los números económicos 623 así como 624 y no han podido ser recuperados, aseguró Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje así como Turismo del Estado de México y propietario de esas unidades.

“Primero se hizo una denuncia telefónica al 911 pero no obtuvimos el respaldo, se llevaron las unidades al plantel y fue al siguiente día, el viernes 23, cuando estuvimos tratando de hacer las denuncias correspondientes, pero no hemos recibido apoyo de las instituciones ni de seguridad, ni de procuración de justicia”, afirmó.

Dos días después del “robo” de ambos vehículos, los normalistas abordaron el autobús 624 y se dirigieron hasta el poblado de Tres Marías en Huitzilac en donde pretendía hacerse de otro autobús, el 621 que esa ocasión llevaba pasajeros, pero el operador no abrió la puerta como lo exigían los supuestos estudiantes.

Esa ocasión la Policía llegó hasta el lugar después de que los jóvenes vandalizaron esa unidad, pero no actuaron en contra de los muchachos que mantenían la posesión del 624 y los dejaron ir con el vehículo.

“Abrieron el tapón de la gasolina de esa unidad (621) y ahí es donde empezaron a sacar combustible y amenazaban con que lo iban a incendiar, pero ya no fue así. Llevaban bidones y se llevaron la gasolina”, dijo Odilón.

En ese sentido responsabilizó a las autoridades locales, así como de la Guardia Nacional por no haber recuperado esos autobuses que siguen siendo utilizados por los normalistas hasta para trasladarse a eventos sociales en el Estado de Guerrero.

“Las unidades siguen saliendo a pesar de que se encuentran en las plataformas de robo de vehículos de la Fiscalía del Estado. Se han ido a Cuautla, a Jojutla, incluso a Guerrero a plazas de toros y así las unidades las traen de un lado para otro y hay quienes dicen que también delinquen a su paso”.


Exhortan a las autoridades a atender el problema

Desde el jueves pasado dirigimos un documento a las autoridades del Gobierno del Estado que no nos han recibido para tratar el tema y que esto no se “salga de las manos”. Sin embargo, esta compañía espera que esta misma semana se concrete un encuentro con el propio Gobernador del Estado, para resolver la problemática.

“Pero pareciera que hay una colusión entre las autoridades de seguridad y de la Fiscalía Estatal en perjuicio de nosotros, porque hay otras empresas de autobuses que trabajan regularmente y que no han sufrido de este tipo de robos ahí en Morelos. No sabemos por qué nos afectan; tal vez porque somos fuereños”.

Y es que señaló que “Flecha Roja” tiene operaciones en Estado de México y Ciudad de México principalmente y sólo un trayecto corto en Morelos, aunque mencionó que esta línea contribuye al flujo económico y comercial en la región centro país.

Cada unidad representa un promedio de 10 millones de pesos y como daños y perjuicios diarios de aproximadamente de 25 mil pesos, sin demeritar, dijo que en el Estado de México y Ciudad de México se está compartiendo información de tener mucho cuidado al circular por Morelos o que no vayan.




Suscríbete a nuestro canal en YouTube


Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El insólito viaje de un guerrillero en Tepoztlán

Enrique Gorriarán no creía que en su camino a Cuautla lo secuestrarían para devolverlo a su natal Argentina, donde estuvo preso nueve años e indultado en el 2003

Local

A medias, la reconstrucción y ayuda a damnificados

Familias que perdieron sus hogares lamentan el apoyo a cuentagotas que reciben del gobierno

Local

El renacimiento de Jojutla

Aunque la restauración de viviendas aún no concluye al 100 por ciento, gracias al apoyo de fundaciones, el municipio más dañado poco a poco comienza a ponerse de pie