Daniel Martínez

  / viernes 12 de julio de 2019

La conspiración inexistente

Probablemente Marcos Zapotitla, el diputado de Morena que fue destituido ayer de la primera secretaría en la Mesa Directiva del Congreso local, exagere cuando advierte una conspiración que desde la LIV Legislatura busca hacerse del poder suficiente para doblegar al gobierno estatal.

De hecho, poco ayuda a la credibilidad del diputado rebelde de Morena el que haya hecho esas declaraciones justo después de ser defenestrado bajo el argumento durísimo, expresado por su coordinadora parlamentaria, Keila Figueroa, de faltar a su responsabilidad ausentándose del Congreso cada vez que puede; conducta que el legislador no niega, pero arguye que el trasfondo es la “venganza”, incluso en el terreno personal.

“Se necesita más que una sarta de mentiras para destruir la imagen de un legislador”, afirma Zapotitla y se equivoca porque históricamente, la imagen de los legisladores en Morelos está destruida casi desde el momento de su toma de protesta (como puede acreditar la ciudadanía que cree poco o nada en los diputados de cualquier partido). Asegura también Zapotitla que desde fines de 2018 hay una denuncia ante la Fiscalía General del Estado en que acusa el intento de generar un bloque de siete legisladores “para poner de rodillas al gobernador, porque lo que se pretende es extorsionarlo”, según lo dice en la tribuna legislativa, lo que hace grave la denuncia que podría ser un fragmento de esas teorías de la conspiración en las que tanto creen algunos militantes de izquierda. Si la Fiscalía tiene la denuncia y ha hecho las investigaciones pertinentes, tendría que haber las evidencias suficientes para indiciar a alguien. En cambio, lo que parece es que existen grupos en el Congreso que, en el afán de conseguir mayorías, forman bloques temporales, uno de ellos es el del grupo parlamentario de Morena, al que Zapotitla está adherido pero no parece pertenecer.

Los diputados por Morena son Keila Figueroa, Alejandra Flores, Ariadna Barrera, Elsa Delia González, Javier García Chávez y, a veces, Marcos Zapotitla. Los cinco primeros han establecido bloques ocasionales con las diputadas Blanca Nieves Sánchez Arano, de Nueva Alianza y Xochiquetzal Sánchez Ayala, del Humanista, aunque en términos generales los consensos han incluido a ellos y a las fracciones del PES y del PT, necesarias para formar mayorías. Si uno da fe a lo que Zapotitla dice en julio de 2019, pensaría a lo mejor en la legislatura de diciembre y enero pasados, que tuvo el único fuerte diferendo con el gobernador, porque superado el tema presupuestal, que llevo mucho tiempo de discusiones, intercambios acalorados de epítetos en privado, y construcción de acuerdos, podríamos decir que la LIV Legislatura ha sido bastante colaborativa con el Ejecutivo.

Dato interesante: cuando Marco Zapotitla habla de la extorsión refiere al tema del reemplacamiento, que el Congreso aprobó prácticamente en los términos del Ejecutivo en una sesión a la que el legislador no acudió, pero sobre el tema, lo dice él mismo, estuvo en contra.

Alguien desde la sesión en que Zapotitla fue defenestrado asegura que el diputado cuautlense estaba muy molesto luego de ser exhibido. Habría razón: se trató de una excesiva y probablemente innecesaria aplicación de la norma. Zapotitla fue condenado por la coordinadora de su grupo y removido por impulso de los diputados que se suponía eran sus compañeros. La remoción a la larga servirá para reacomodar los grupos días antes de que se designe a los nuevos órganos de gobierno del Congreso que, según algunos, podrían incluso quedar como están o acaso admitir variaciones menores. Por lo pronto, faltará ver si, luego del exabrupto acusador, la fracción parlamentaria de Morena se queda con el golpe o buscará reivindicarse con la expulsión del legislador incluso de las filas del partido.

Twitter: @martinellito

Correo electrónico: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

Probablemente Marcos Zapotitla, el diputado de Morena que fue destituido ayer de la primera secretaría en la Mesa Directiva del Congreso local, exagere cuando advierte una conspiración que desde la LIV Legislatura busca hacerse del poder suficiente para doblegar al gobierno estatal.

De hecho, poco ayuda a la credibilidad del diputado rebelde de Morena el que haya hecho esas declaraciones justo después de ser defenestrado bajo el argumento durísimo, expresado por su coordinadora parlamentaria, Keila Figueroa, de faltar a su responsabilidad ausentándose del Congreso cada vez que puede; conducta que el legislador no niega, pero arguye que el trasfondo es la “venganza”, incluso en el terreno personal.

“Se necesita más que una sarta de mentiras para destruir la imagen de un legislador”, afirma Zapotitla y se equivoca porque históricamente, la imagen de los legisladores en Morelos está destruida casi desde el momento de su toma de protesta (como puede acreditar la ciudadanía que cree poco o nada en los diputados de cualquier partido). Asegura también Zapotitla que desde fines de 2018 hay una denuncia ante la Fiscalía General del Estado en que acusa el intento de generar un bloque de siete legisladores “para poner de rodillas al gobernador, porque lo que se pretende es extorsionarlo”, según lo dice en la tribuna legislativa, lo que hace grave la denuncia que podría ser un fragmento de esas teorías de la conspiración en las que tanto creen algunos militantes de izquierda. Si la Fiscalía tiene la denuncia y ha hecho las investigaciones pertinentes, tendría que haber las evidencias suficientes para indiciar a alguien. En cambio, lo que parece es que existen grupos en el Congreso que, en el afán de conseguir mayorías, forman bloques temporales, uno de ellos es el del grupo parlamentario de Morena, al que Zapotitla está adherido pero no parece pertenecer.

Los diputados por Morena son Keila Figueroa, Alejandra Flores, Ariadna Barrera, Elsa Delia González, Javier García Chávez y, a veces, Marcos Zapotitla. Los cinco primeros han establecido bloques ocasionales con las diputadas Blanca Nieves Sánchez Arano, de Nueva Alianza y Xochiquetzal Sánchez Ayala, del Humanista, aunque en términos generales los consensos han incluido a ellos y a las fracciones del PES y del PT, necesarias para formar mayorías. Si uno da fe a lo que Zapotitla dice en julio de 2019, pensaría a lo mejor en la legislatura de diciembre y enero pasados, que tuvo el único fuerte diferendo con el gobernador, porque superado el tema presupuestal, que llevo mucho tiempo de discusiones, intercambios acalorados de epítetos en privado, y construcción de acuerdos, podríamos decir que la LIV Legislatura ha sido bastante colaborativa con el Ejecutivo.

Dato interesante: cuando Marco Zapotitla habla de la extorsión refiere al tema del reemplacamiento, que el Congreso aprobó prácticamente en los términos del Ejecutivo en una sesión a la que el legislador no acudió, pero sobre el tema, lo dice él mismo, estuvo en contra.

Alguien desde la sesión en que Zapotitla fue defenestrado asegura que el diputado cuautlense estaba muy molesto luego de ser exhibido. Habría razón: se trató de una excesiva y probablemente innecesaria aplicación de la norma. Zapotitla fue condenado por la coordinadora de su grupo y removido por impulso de los diputados que se suponía eran sus compañeros. La remoción a la larga servirá para reacomodar los grupos días antes de que se designe a los nuevos órganos de gobierno del Congreso que, según algunos, podrían incluso quedar como están o acaso admitir variaciones menores. Por lo pronto, faltará ver si, luego del exabrupto acusador, la fracción parlamentaria de Morena se queda con el golpe o buscará reivindicarse con la expulsión del legislador incluso de las filas del partido.

Twitter: @martinellito

Correo electrónico: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

lunes 16 de diciembre de 2019

Alcaldes: la crisis que viene

viernes 13 de diciembre de 2019

SNTE y aguinaldos

jueves 12 de diciembre de 2019

Cuauh y Lobito, el diálogo…

miércoles 11 de diciembre de 2019

Violencia contra arte y cultura

martes 10 de diciembre de 2019

La oposición también ausente

lunes 09 de diciembre de 2019

Polariza que algo queda...

viernes 06 de diciembre de 2019

Cuauh y los pacientes...

jueves 05 de diciembre de 2019

Sanz sigue y sigue...

miércoles 04 de diciembre de 2019

Round 2: Hugo Eric vs Morena

martes 03 de diciembre de 2019

Morelos, las invisibilizadas

Cargar Más