/ lunes 1 de agosto de 2022

[Ambiente] ¿Por qué el cielo ya no luce tan estrellado?

En muchos lugares la manera en la que se planea la iluminación no es nada eficiente, pues además de desperdiciar energía se generan otros residuos contaminantes

Es frecuente que en los medios de comunicación escuchemos de las graves y enormes repercusiones que tiene la contaminación.

Quizá, de hecho, lo primero que pensamos es en un mar lleno de plásticos o las fábricas echando su veneno contaminante al aire o al agua.

Es un tema ampliamente conocido que lamentablemente no se ha frenado como nos gustaría. Pero hay un tipo de contaminación que pasa desapercibida y de la que casi no se habla: la lumínica.

Tal vez ahora nos haga sentido por qué en nuestra infancia veíamos un cielo mucho más estrellado que ahora.

Y es que este tipo de contaminación se produce por el derroche de luz artificial con una intensidad muy elevada.

Al caer la noche, las ciudades se iluminan con luces artificiales, pero esto tiene ciertas repercusiones para nada favorables y que incluso contribuyen a la crisis ambiental que enfrentamos hoy.

La contaminación lumínica se produce se produce por el derroche de luz artificial con una intensidad muy elevada./Cortesía | David Olivos

En muchos lugares la manera en la que se planea la iluminación no es para nada eficiente, por lo que, en primer lugar, se desperdicia mucha energía, generando otros residuos contaminantes como el dióxido de carbono o, en algunos casos, se emplean sustancias radiactivas para la elaboración de las luminarias.

Este exceso de luz produce que varias especies alteren sus ritmos naturales y además se deslumbren provocando que pierdan el rumbo. Pero no solamente la fauna local puede sufrir, nosotros también.

Seguramente más de una vez al conducir te has visto deslumbrado pudiendo perder el control del vehículo, afectando entonces la seguridad vial.

Además de lo anterior, estas luces pueden dificultar el tráfico aéreo y marítimo. Pero lo más escandaloso es que nos arrebata el disfrute de un patrimonio natural de la humanidad declarado por la Unesco en 2008: el inmenso cielo estrellado.

Hoy en México se están realizando esfuerzos por recuperar los cielos oscuros para que no solamente la flora y fauna silvestre también recuperen su salud, sino que también la nuestra.


➡️ Recibe la mejor información semanal a través del Newsletter

Únete a nuestro canal de YouTube

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

➡️ Checa los temas de la edición impresa ¡SEMANAL!


Es frecuente que en los medios de comunicación escuchemos de las graves y enormes repercusiones que tiene la contaminación.

Quizá, de hecho, lo primero que pensamos es en un mar lleno de plásticos o las fábricas echando su veneno contaminante al aire o al agua.

Es un tema ampliamente conocido que lamentablemente no se ha frenado como nos gustaría. Pero hay un tipo de contaminación que pasa desapercibida y de la que casi no se habla: la lumínica.

Tal vez ahora nos haga sentido por qué en nuestra infancia veíamos un cielo mucho más estrellado que ahora.

Y es que este tipo de contaminación se produce por el derroche de luz artificial con una intensidad muy elevada.

Al caer la noche, las ciudades se iluminan con luces artificiales, pero esto tiene ciertas repercusiones para nada favorables y que incluso contribuyen a la crisis ambiental que enfrentamos hoy.

La contaminación lumínica se produce se produce por el derroche de luz artificial con una intensidad muy elevada./Cortesía | David Olivos

En muchos lugares la manera en la que se planea la iluminación no es para nada eficiente, por lo que, en primer lugar, se desperdicia mucha energía, generando otros residuos contaminantes como el dióxido de carbono o, en algunos casos, se emplean sustancias radiactivas para la elaboración de las luminarias.

Este exceso de luz produce que varias especies alteren sus ritmos naturales y además se deslumbren provocando que pierdan el rumbo. Pero no solamente la fauna local puede sufrir, nosotros también.

Seguramente más de una vez al conducir te has visto deslumbrado pudiendo perder el control del vehículo, afectando entonces la seguridad vial.

Además de lo anterior, estas luces pueden dificultar el tráfico aéreo y marítimo. Pero lo más escandaloso es que nos arrebata el disfrute de un patrimonio natural de la humanidad declarado por la Unesco en 2008: el inmenso cielo estrellado.

Hoy en México se están realizando esfuerzos por recuperar los cielos oscuros para que no solamente la flora y fauna silvestre también recuperen su salud, sino que también la nuestra.


➡️ Recibe la mejor información semanal a través del Newsletter

Únete a nuestro canal de YouTube

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

➡️ Checa los temas de la edición impresa ¡SEMANAL!


Finanzas

Tlayacapan está listo para recibir a turistas en vacaciones de verano

Comerciantes, alfareros y empresarios están listos para recibir a turistas durante el periodo vacacional de verano, para ofrecer productos de barro y de otros materiales

Doble Vía

La Ruta de la Mojarra: Un paraíso en la zona más verde de Cuautla

Desde hace dos décadas, la región de El Hospital se ha dado a conocer por su producción de mojarra y los restaurantes que se encuentran en medio del campo

Doble Vía

Concurso de dibujo 'México a través del manga': Conoce la convocatoria para participar

Con el propósito de mostrar la influencia que el manga y el anime han tenido en México, la Fundación México en Japón te invita a participar en su concurso de dibujo 2024

Deportes

Moisés Martínez correrá en el Iztaccíhuatl rumbo al Mundial de España

Moisés Martínez correrá en el Izta Trail Challenge para prepararse rumbo al Mundial de skyrunning en España

Local

Resurgirá el antiguo bosque de ahuehuetes en Las Tazas

Ejidatarios de Cuautlixco convocan a ciudadanos a plantar ahuehuetes el próximo 20 de julio

Cultura

Máscaras de danza tradicionales llegan a Ocuituco

El Museo Comunitario de Ocuituco anunció la inauguración de la exposición "Máscara de danzas tradicionales" el próximo 20 de julio