/ jueves 23 de abril de 2020

¡Hay esperanza! Según estudio, los rayos solares podrían matar rápidamente el Covid-19

Según una investigación de EU, hay una posibilidad de que el calor pueda frenar la pandemia

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Local

Habitantes de la Gabriel Tepepa exigen suministro de agua potable

Los colonos de las diferentes ampliaciones de la colonia advirtieron de los riesgos que implica tener cinco días sin agua en medio de la pandemia

Local

Reactiva Cuautla servicio de parquímetro

Logra Corona Damián 60% del monto total del servicio

Local

Así puedes recibir la vacuna contra Covid-19 en ensayo clínico

Este viernes JM research inició la aplicación de vacuna en estudio contra el Covid-19, cuyos participantes estarán un año bajo observación

Local

Realizan entrega de paquetes solares a bajo costo

Jojutla y otros municipios han accedido a estos paquetes a favor de la cuidadania

Local

Con 69 años de tradición, pozoleria "El barco" cambia de muelle

Obligados por la pandemia tuvieron que cerrar sus puertas por unos meses, pero están de regreso

Local

Difieren audiencia de Villalobos Adán

El edil no puede acercarse a las víctimas y tampoco a las instalaciones del Ayuntamiento de Cuernavaca

Local

Secretaría de Gobierno designa a nuevos titulares

El funionario Pablo Ojeda, tomó protesta a Muricio Robles , Mauricio Termignoni y Antonio Alarcón

Local

Comida caliente y atención médica para adultos mayores

La Casa del Adulto Mayor atiende a este sector vulnerable de la población a un bajo costo

Automotriz

Jeep Wrangler Rubicon 392 llega con más músculo

La incorporación de este  motor marca el regreso de un V-8 a la línea Wrangler como opción de fábrica tras 40 años de ausencia