/ sábado 25 de marzo de 2023

Preservación del colibrí, un trabajo casi imposible

Sus peculiaridades lo han convertido en un animal de interés para muchas culturas, que lo relacionan con el tiempo, la sabiduría y el amor

Originario de América, el colibrí es un ave única en su tipo con la capacidad de batir sus alas doscientas veces por segundo y una dieta que tiene que satisfacer cada diez minutos, porque consume la mitad de su peso y energía en el aleteo.

Se trata de la única ave capaz de volar hacia atrás y sus peculiaridades lo han convertido en un animal de interés para muchas culturas, que lo han relacionado con el tiempo, la sabiduría y el amor. Sin embargo, atribuirle todos estos significados la ha llevado al borde la extinción.

De acuerdo con el ornitólogo Aquiles Argote Cortés, profesor investigador del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en México existen 58 especies de colibríes, 21 de las cuales encontraron en Morelos un lugar para habitar. Se trata de una especie polinizadora presente en varias partes de la entidad, entre ellas el río Cuautla, pero cada vez es más difícil de encontrar.

“Sí existe esa problemática, y se debe principalmente al cambio de uso de suelo, de que transformamos el ambiente natural y quitamos el espacio donde viven. Como dependen de las plantas para alimentarse, se las quitan y entonces ya no los vemos”, explica el especialista.

En 2010, el gobierno federal creó la Normal Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 para proteger a las especies mexicanas de una posible extinción. La lista contiene más de dos mil 600 especies, entre ellas dos variedades de colibrí que están presentes en nuestro estado: el zumbador canelo y el colibrí cola pinta.

Más allá de las acciones oficiales para la preservación del colibrí, el ave sigue enfrentándose a dos problemas esenciales que, lejos de contribuir a su preservación, hacen languidecer su futuro, principalmente por la invasión humana en los hábitats naturales y la caza ilegal, que, a la fecha, sigue siendo una realidad.

La preservación

Para proteger al colibrí y otras especies polinizadoras, como la mariposa, distintas asociaciones han emprendido acciones que buscan recuperar su hábitat natural por medio de jardines polinizadores. Mientras que en la UAEM la Facultad de Ciencias Biológicas impulsa la creación de estos jardines para estudiar las especies, en el área natural protegida del río Cuautla el colectivo “Ecopil, arte crea consciencia” sembró uno en el parque ecológico Santa Rosa. Además, la asociación civil Coalición Ambiental y Cultural A.C. implementará un jardín colectivo especialmente diseñado para la preservación de colibríes y mariposas.

"Estamos por crear un jardín de polinizadores con la idea de concientizar a la gente sobre su importancia, y dentro de los polinizadores están los colibríes", explica Sergio González Santoyo, integrante de la Coalición.

Aunque Sergio reconoce no contar con información que confirme la caza de colibríes en Cuautla, considera necesario que la ciudadanía cobre conciencia del cuidado de las especies y su importancia dentro de los ecosistemas.

"La idea es que, como como el jardín va a ser un lugar resguardado, nos pudieran dejar poner una cámara trampa, para tener registro de todo eso", agrega el biólogo.



➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube

Originario de América, el colibrí es un ave única en su tipo con la capacidad de batir sus alas doscientas veces por segundo y una dieta que tiene que satisfacer cada diez minutos, porque consume la mitad de su peso y energía en el aleteo.

Se trata de la única ave capaz de volar hacia atrás y sus peculiaridades lo han convertido en un animal de interés para muchas culturas, que lo han relacionado con el tiempo, la sabiduría y el amor. Sin embargo, atribuirle todos estos significados la ha llevado al borde la extinción.

De acuerdo con el ornitólogo Aquiles Argote Cortés, profesor investigador del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en México existen 58 especies de colibríes, 21 de las cuales encontraron en Morelos un lugar para habitar. Se trata de una especie polinizadora presente en varias partes de la entidad, entre ellas el río Cuautla, pero cada vez es más difícil de encontrar.

“Sí existe esa problemática, y se debe principalmente al cambio de uso de suelo, de que transformamos el ambiente natural y quitamos el espacio donde viven. Como dependen de las plantas para alimentarse, se las quitan y entonces ya no los vemos”, explica el especialista.

En 2010, el gobierno federal creó la Normal Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 para proteger a las especies mexicanas de una posible extinción. La lista contiene más de dos mil 600 especies, entre ellas dos variedades de colibrí que están presentes en nuestro estado: el zumbador canelo y el colibrí cola pinta.

Más allá de las acciones oficiales para la preservación del colibrí, el ave sigue enfrentándose a dos problemas esenciales que, lejos de contribuir a su preservación, hacen languidecer su futuro, principalmente por la invasión humana en los hábitats naturales y la caza ilegal, que, a la fecha, sigue siendo una realidad.

La preservación

Para proteger al colibrí y otras especies polinizadoras, como la mariposa, distintas asociaciones han emprendido acciones que buscan recuperar su hábitat natural por medio de jardines polinizadores. Mientras que en la UAEM la Facultad de Ciencias Biológicas impulsa la creación de estos jardines para estudiar las especies, en el área natural protegida del río Cuautla el colectivo “Ecopil, arte crea consciencia” sembró uno en el parque ecológico Santa Rosa. Además, la asociación civil Coalición Ambiental y Cultural A.C. implementará un jardín colectivo especialmente diseñado para la preservación de colibríes y mariposas.

"Estamos por crear un jardín de polinizadores con la idea de concientizar a la gente sobre su importancia, y dentro de los polinizadores están los colibríes", explica Sergio González Santoyo, integrante de la Coalición.

Aunque Sergio reconoce no contar con información que confirme la caza de colibríes en Cuautla, considera necesario que la ciudadanía cobre conciencia del cuidado de las especies y su importancia dentro de los ecosistemas.

"La idea es que, como como el jardín va a ser un lugar resguardado, nos pudieran dejar poner una cámara trampa, para tener registro de todo eso", agrega el biólogo.



➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube

Local

Migrantes enfrentan depresión en el extranjero: Fuerza Migrante

Verónica Giles Chávez, directora de “Fuerza Migrante”, habla sobre la necesidad de brindar apoyo emocional a los migrantes morelenses

Local

Paraíso natural en Cuautla: Paseos y actividades diversas en la ribera del río

Explora el andador de la ribera del río Cuautla, un lugar perfecto para correr, pasear a tus mascotas y disfrutar de la naturaleza

Seguridad

Alcaldes electos de Atlatlahucan y Jojutla reciben información sobre seguridad

Gobierno de Morelos y CES presentan a alcaldes de Atlatlahucan y Jojutla la situación de seguridad en sus municipios y la necesidad de contratar más policías

Deportes

Michel Anyeli Calderón de Cuautla gana bronce en Nacionales Conade

Michel Anyeli Calderón de Cuautla gana bronce en Nacionales Conade 2024 en taekwondo en Guadalajara, Jalisco

Local

En honor a San Pedro habrá carreras de cintas en Jantetelco

Las tradicionales carreras de cinta serán el 28 de junio, en honor a San Pedro

Local

¿Buscan universidad? UTEZ inicia segunda venta de fichas

La Universidad Tecnológica Emiliano Zapata del Estado de Morelos da otra oportunidad para quienes aspiran al nivel superior