/ sábado 23 de enero de 2021

[Especial] Seguridad en vacunas, otra patente de Morelos

El descubrimiento de Laura Palomares, Tonatiuh Ramírez y Ricardo Castro es uno de las más de 3 mil 700 registrados en Morelos

A finales del siglo XVII, Anton Van Leeuwenhoek, un comerciante holandés, descubrió la vida microscópica; fue el primero en ver animales unicelulares, bacterias, glóbulos rojos y espermatozoides, todo esto con sus propios microscopios caseros; convirtiéndose en el futuro padre de la microbiología.

En el siglo XIX, el biólogo ruso, Dmitry Ivanovski, uso unos filtros con poros para mostrar que la savia de una planta de tabaco enferma permanecía contagiosa para la planta de tabaco sana a pesar de ser filtrada, descubrió las características de una entidad celular que denominó “virus”; su descubrimiento se considera el inicio de la virología.

Las mujeres y hombres de ciencia, de manera histórica, se han dado a la tarea de investigar y entender cómo es que los virus y bacterias actúan, se reproducen y afectan la vida de los seres humanos; el descubrimiento de la penicilina en la década de los 20 y la posterior aparición de otros antibióticos en los años 40 significó una revolución que ocasionó que muchos otros científicos buscaran en las bacterias más antibióticos y drogas, para, entre otras cosas, detener infecciones, curar enfermedades, aliviar el dolor y evitar el rechazo.

En 2015 a los investigadores Laura Palomares, Tonatiuh Ramírez y Ricardo Castro del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) les concedieron la patente mexicana MX330383B por la invención de un método analítico capaz de diferenciar y cuantificar nanoestructuras (estructuras en escalas de décimas de micra) compuestas de monobloques de proteínas virales, diferenciadas en su estructura final.

El objetivo de la investigación es que los científicos cuenten con un procedimiento que permita cuantificar, de manera más precisa, proteínas virales, las cuales se utilizan en la elaboración de vacunas más seguras para las personas.

Morelos es sede del IBt de la UNAM, entidad académica que cuenta con más patentes a nivel república. De acuerdo con información de la Gaceta UNAM, el IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

La revista Biotecnología en Movimiento señala en base a la patente mexicana MX330383B que las proteínas estructurales de los virus son producidas artificialmente con fines biotecnológicos y dependiendo de las condiciones ambientales forman uno u otro tipo de estructura o partícula pseudoviral (que es inocua) con características fisicoquímicas e inmunológicas similares a las de los virus en las células.

El IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

Los virus son de gran importancia médica y veterinaria por las variadas enfermedades que pueden provocar y la mejor arma para combatirlos es el desarrollo de nuevas vacunas.

La UNAM indica que el uso de la biotecnología, en la actualidad, permite producir vacunas a partir de proteínas virales ensambladas en su forma natural, pero sin material genético, de tal manera que son inocuas, pero que activan el sistema inmunológico de las personas o animales para que combatan al virus nativo (patógeno).

La importancia de este desarrollo radica en contar con un método que permita cuantificar proteínas virales de manera precisa y diferenciada en nuevas vacunas inocuas, pero que activan el sistema inmunológico de las personas o animales para que combatan al patógeno, asegurando calidad y seguridad en su uso.

Esta patente se encuentra disponible para su licenciamiento. La redacción y gestión de la patente, así como la negociación con empresas fue apoyada por la Secretaría Técnica de Gestión y Transferencia de Tecnología, dependiente de la Secretaría de Vinculación de la UNAM.

Según datos del Índice Mexicano de Competitividad, la entidad morelense se ha colocado dentro de los siete estados del país en cuanto a potencial innovador y el noveno lugar nacional, con 36 patentes solicitadas cada año.

El estudio "Hacia una política de gestión de las investigaciones en las entidades públicas de investigación" escrito por Fernanda Villanueva Kurczyn, Jesús Antonio del Río Portilla y Manuel Martínez Fernández, señala que la infraestructura científica y tecnológica del país está concentrada principalmente en las instalaciones de las universidades, instituciones de educación superior y centros públicos de investigación; sin embargo, mencionaron como ejemplo al estado que cuenta con alrededor de 40 de dichas entidades, situándose en segundo lugar nacional, después del Distrito Federal.

De 1996 a 2004 el total de solicitantes nacionales presentaron un promedio anual de 470 patentes en México, mientras que los investigadores del estado de Morelos produjeron un promedio de 467 artículos por año, participando además la entidad en el 10 por ciento de los artículos de investigación del país en los últimos 10 años.

Morelos, a decir de los especialistas, cuenta con un sistema científico consolidado y una concentración de universidades e instituciones de investigación adecuadas, capaces de generar empresas de base tecnológica.

A finales del siglo XVII, Anton Van Leeuwenhoek, un comerciante holandés, descubrió la vida microscópica; fue el primero en ver animales unicelulares, bacterias, glóbulos rojos y espermatozoides, todo esto con sus propios microscopios caseros; convirtiéndose en el futuro padre de la microbiología.

En el siglo XIX, el biólogo ruso, Dmitry Ivanovski, uso unos filtros con poros para mostrar que la savia de una planta de tabaco enferma permanecía contagiosa para la planta de tabaco sana a pesar de ser filtrada, descubrió las características de una entidad celular que denominó “virus”; su descubrimiento se considera el inicio de la virología.

Las mujeres y hombres de ciencia, de manera histórica, se han dado a la tarea de investigar y entender cómo es que los virus y bacterias actúan, se reproducen y afectan la vida de los seres humanos; el descubrimiento de la penicilina en la década de los 20 y la posterior aparición de otros antibióticos en los años 40 significó una revolución que ocasionó que muchos otros científicos buscaran en las bacterias más antibióticos y drogas, para, entre otras cosas, detener infecciones, curar enfermedades, aliviar el dolor y evitar el rechazo.

En 2015 a los investigadores Laura Palomares, Tonatiuh Ramírez y Ricardo Castro del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) les concedieron la patente mexicana MX330383B por la invención de un método analítico capaz de diferenciar y cuantificar nanoestructuras (estructuras en escalas de décimas de micra) compuestas de monobloques de proteínas virales, diferenciadas en su estructura final.

El objetivo de la investigación es que los científicos cuenten con un procedimiento que permita cuantificar, de manera más precisa, proteínas virales, las cuales se utilizan en la elaboración de vacunas más seguras para las personas.

Morelos es sede del IBt de la UNAM, entidad académica que cuenta con más patentes a nivel república. De acuerdo con información de la Gaceta UNAM, el IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

La revista Biotecnología en Movimiento señala en base a la patente mexicana MX330383B que las proteínas estructurales de los virus son producidas artificialmente con fines biotecnológicos y dependiendo de las condiciones ambientales forman uno u otro tipo de estructura o partícula pseudoviral (que es inocua) con características fisicoquímicas e inmunológicas similares a las de los virus en las células.

El IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

Los virus son de gran importancia médica y veterinaria por las variadas enfermedades que pueden provocar y la mejor arma para combatirlos es el desarrollo de nuevas vacunas.

La UNAM indica que el uso de la biotecnología, en la actualidad, permite producir vacunas a partir de proteínas virales ensambladas en su forma natural, pero sin material genético, de tal manera que son inocuas, pero que activan el sistema inmunológico de las personas o animales para que combatan al virus nativo (patógeno).

La importancia de este desarrollo radica en contar con un método que permita cuantificar proteínas virales de manera precisa y diferenciada en nuevas vacunas inocuas, pero que activan el sistema inmunológico de las personas o animales para que combatan al patógeno, asegurando calidad y seguridad en su uso.

Esta patente se encuentra disponible para su licenciamiento. La redacción y gestión de la patente, así como la negociación con empresas fue apoyada por la Secretaría Técnica de Gestión y Transferencia de Tecnología, dependiente de la Secretaría de Vinculación de la UNAM.

Según datos del Índice Mexicano de Competitividad, la entidad morelense se ha colocado dentro de los siete estados del país en cuanto a potencial innovador y el noveno lugar nacional, con 36 patentes solicitadas cada año.

El estudio "Hacia una política de gestión de las investigaciones en las entidades públicas de investigación" escrito por Fernanda Villanueva Kurczyn, Jesús Antonio del Río Portilla y Manuel Martínez Fernández, señala que la infraestructura científica y tecnológica del país está concentrada principalmente en las instalaciones de las universidades, instituciones de educación superior y centros públicos de investigación; sin embargo, mencionaron como ejemplo al estado que cuenta con alrededor de 40 de dichas entidades, situándose en segundo lugar nacional, después del Distrito Federal.

De 1996 a 2004 el total de solicitantes nacionales presentaron un promedio anual de 470 patentes en México, mientras que los investigadores del estado de Morelos produjeron un promedio de 467 artículos por año, participando además la entidad en el 10 por ciento de los artículos de investigación del país en los últimos 10 años.

Morelos, a decir de los especialistas, cuenta con un sistema científico consolidado y una concentración de universidades e instituciones de investigación adecuadas, capaces de generar empresas de base tecnológica.

Deportes

Primera rodada en la Ruta de los Puentes Colgantes 2021

Un grupo de ciclistas participan en la primera rodada 2021 denominada Ruta de los Puentes Colgantes

Local

Autoriza INAH obra del "Puente Chico" en Yecapixtla

Con esta obra se da arranque a los trabajos para la ampliación de un carril para el tránsito vehicular

frontpage

Gobierno de Morelos reforzará zonas para el comienzo de las campañas

El secretario de gobierno Pablo Ojeda confío que hay condiciones para que los aspirantes hagan su labor de convencimiento

Local

Mercado de Yecapixtla no baja la guardia ante Covid-19

El mercado cuenta con tapetes sanitizantes así como dispensadores de gel desinfectante en cada uno de los 17 accesos

Deportes

Primera rodada en la Ruta de los Puentes Colgantes 2021

Un grupo de ciclistas participan en la primera rodada 2021 denominada Ruta de los Puentes Colgantes

Mundo

Marchas antirraciales se extienden por EU

Sexta noche de protestas por casos de brutalidad policíaca en varias ciudades del país

Política

Votarán desde el extranjero más de 33 mil mexicanos

De los votantes en el extranjero, 66 por ciento prefieren el voto electrónico, mientras que 33 por ciento apuestan por vía postal

Mundo

Guerra diplomática se intensifica contra Rusia

Ucrania intercambia expulsiones de diplomáticos; Republica Checa también echa a 18 funcionarios

Sociedad

Crecen 4% los contagios por Semana Santa

La epidemia activa pasó de 29 mil 370 a 30 mil 540 casos activos, mientras que en términos generales desde la llegada de la pandemia de Covid-19 a nuestro país cobró la vida de 212 mil 228 casos.