/ jueves 31 de diciembre de 2020

La nueva normalidad llegó a la Iglesia Católica

La Diócesis de Cuernavaca confirmó que en su gran mayoría deberán vender diferentes productos para poder estabilizarse económicamente tras la pandemia

En enero, ante el atraco registrado el domingo 29 de diciembre en la iglesia de Santa Catalina de Siena, Cuernavaca, la Diócesis de Cuernavaca informó había implementado mayores medidas de seguridad en las parroquias del estado; además de que contaban ya con un sospechoso del robo, un joven que al parecer estaba drogado.

La Diócesis de Cuernavaca no descartaba la posibilidad de participar en la caminata por La Paz organizada por el poeta Javier Sicilia para el 23 de enero de Cuernavaca al Zócalo de la CDMX, al considerar necesarias este tipo de expresiones.

En este mismo mes, la Diócesis de Cuernavaca fue víctima de otro ilícito, en esta ocasión fue la iglesia de Santa Inés de Montepulciano, en Oacalco, que sufrió el hurto del Sagrario donde se guarda la sagrada hostia.

También pidió a las autoridades mirar hacia las comunidades antes de establecer cualquier megaproyecto, aseguró el vicario de la Diócesis, Tomás Toral Nájera, quien refirió es necesario visualizarlos no sólo conforme a la derrama económica sino también verlos a futuro en materia ambiental y en cómo beneficiarían o perjudicarían a las comunidades.

En febrero, la iglesia católica en Morelos se unió al reclamo de los alcaldes de regresar mayores recursos a los municipios en beneficio de la sociedad y para la realización de obra pública.

Conminó a los laicos a no tomar la justicia por sus propios manos, indicándoles que la religión católica enseña a los individuos a perdonar a sus enemigos. Lo anterior, luego que tres presuntos asaltantes estuvieron a punto de ser linchados por vecinos de la colonia Constitución, en Jiutepec.

Los primeros días de marzo el obispo Ramón Castro Castro anunció la suspensión del rito del saludo de paz por una reverencia o bien un saludo de voz, así como la entrega de la ostia se modificaría para entregarla en la mano.

En Morelos las celebraciones litúrgicas de Semana Santa serán inolvidable al no poder asistir a las misas y ser en su totalidad por medios digitales, debido a la epidemia del Coronavirus, por lo que se determinó que los recintos religiosos en todo el estado permanecieran cerrados para evitar aglomeraciones que trajeran consigo un mayor número de contagios.

El 7 de noviembre se recorrió el Conjunto Conventual de Catedral como parte de la sexta caminata por la paz, la justicia y contra la violencia de manera virtual.

Por primera ocasión y de manera histórica, el obispo Ramón Castro Castro bendijo al estado ante la contingencia subido en una avioneta, conmemorando la institución de la Eucaristía del Jueves Santo.

El obispo Ramón Castro Castro se unió en abril a las protestas del personal médico en México y Morelos por falta de insumos ante el Covid-19, llamando a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno a que atiendan a la brevedad este tema.

La iglesia católica rechazó la entrega de apoyos por parte de presuntos miembros de células criminales a la población, esto al darse a conocer que un supuesto capo que opera en Morelos repartió despensas a habitantes de Cuernavaca.

A días de celebrarse el 10 de mayo, la iglesia católica instó a los fieles a no olvidarse de las medidas de sana distancia, evitando la movilización.

Anunció que pondría a disposición de los fieles el apoyo moral de 10 sacerdotes para que se encargaran de atender espiritualmente a los enfermos de Covid-19 en el estado, tanto en domicilios particulares como en clínicas.

El Covid-19 golpeó también duramente a la iglesia católica a nivel mundial y nacional, al no recibir las limosnas por parte de los fieles, es por ello, que la Diócesis de Cuernavaca llamó a la feligresía (dentro de sus posibilidades) a apoyar a las iglesias y párrocos que más lo necesiten en Morelos.

El obispado morelense confirmó en mayo que aún no tenía fecha para retomar las actividades del culto religioso.

En junio, comenzó a trabajar en un protocolo para la reactivación de la iglesia católica local, estableciendo diferentes grupos de personas en las parroquias que se encargarán de cumplir con las medidas de sanitización de los inmuebles y feligresía.

Entre los planteamientos para el regreso a la nueva normalidad en las iglesias de Morelos, confirmó que en su gran mayoría deberán vender diferentes productos para poder estabilizarse económicamente.

Al pasar Morelos a color naranja del semáforo epidemiológico, la Diócesis de Cuernavaca redujo en un 25 por ciento la afluencia de fieles en las parroquias del estado.

Como un hecho inédito en Morelos y con el propósito de estar cerca de los fieles en estos tiempos tan difíciles de pandemia, la Diócesis de Cuernavaca junto con la parroquia de Gualupita y la Comisión de Pastoral Social, oficiaron desde el mes de julio cada domingo la eucaristía de 8:00 horas “automisa”, decisión que agradecieron los primeros fieles presentes.

En agosto, con protocolos muy severos, la Catedral de Cuernavaca reinició las misas abiertas y también la realización de sacramentos pero con el aforo del 25 por ciento de gente, pero lo que si se canceló fueron las automisas, luego de que el Ayuntamiento de Cuernavaca clausurara el terreno donde se efectuaban.

En septiembre, la Diócesis de Cuernavaca exhortó a los morelenses razonar verdaderamente su voto en este próximo proceso electoral, ya que habrá una concurrencia inédita de comicios a nivel nacional.

Para la Diócesis de Cuernavaca, el alto número de letalidad en el que se había mantenido Morelos por la pandemia de Covid-19 se debía principalmente a la falta de atención y conciencia por parte de los ciudadanos, por lo que en ciertos municipios no pueden todavía reactivar las actividades eclesiásticas.

A unos días de cumplirse tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017, la iglesia católica solicitó al gobierno federal retomar la entrega de los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

En septiembre, la Iglesia católica advirtió fraudes cometidos por falsos curas en Morelos.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, acusó en octubre que la desaparición de fideicomisos a nivel nacional paralizará aún más la reconstrucción de iglesias dañadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, en especial el Fonden.

Católicos morelenses crearon el "Observatorio Católico Político", que trabajará como "detector de mentiras de la clase política", reconociendo e identificando el desarrollo de acciones y directrices en temas relacionados con los valores y principios universales, como es el derecho a la vida.

Ante el primer deceso de un sacerdote a causa del Covid-19 en Morelos, la iglesia católica en la entidad reforzaría las medidas de atención ciudadana, pero también conminó a los párrocos a no bajar la guardia al presentar cualquier sintomatología.

Como un hecho inédito en Morelos, el obispo Ramón Castro Castro recorrió el 7 de noviembre el Conjunto Conventual de Catedral como parte de la sexta caminata por la paz, la justicia y contra la violencia que se llevó a cabo totalmente virtual.

La iglesia diocesana en Morelos anunció que las parroquias permanecerían abiertas el 12 de diciembre, aunque solo sería para la bendición y eucaristía en celebración del aniversario número 489 de la Virgen de Guadalupe.

Al pasar Morelos a color naranja del semáforo epidemiológico, la Diócesis de Cuernavaca redujo en un 25 por ciento la afluencia de fieles en las parroquias del estado, la cual se encontraban en un 50 por ciento.

En el marco de celebración del 125 aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, la Diócesis de Cuernavaca conminó a los fieles católicos conmemorar este tan importante día pero desde el hogar.

El 13 de diciembre diferentes medios de comunicación informaron sobre el deceso de un bebé de tres meses de nacido tras caerle una piedra en la cabeza cuando se encontraba con su mamá afuera de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, en el centro de Cuernavaca.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, reconoció que la falta de reconstrucción en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe (El Sagrario), provocó el deceso del bebé.

A unos días de cumplirse tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017, la iglesia católica solicitó al gobierno federal retomar la entrega de los recursos del Fonden.

En enero, ante el atraco registrado el domingo 29 de diciembre en la iglesia de Santa Catalina de Siena, Cuernavaca, la Diócesis de Cuernavaca informó había implementado mayores medidas de seguridad en las parroquias del estado; además de que contaban ya con un sospechoso del robo, un joven que al parecer estaba drogado.

La Diócesis de Cuernavaca no descartaba la posibilidad de participar en la caminata por La Paz organizada por el poeta Javier Sicilia para el 23 de enero de Cuernavaca al Zócalo de la CDMX, al considerar necesarias este tipo de expresiones.

En este mismo mes, la Diócesis de Cuernavaca fue víctima de otro ilícito, en esta ocasión fue la iglesia de Santa Inés de Montepulciano, en Oacalco, que sufrió el hurto del Sagrario donde se guarda la sagrada hostia.

También pidió a las autoridades mirar hacia las comunidades antes de establecer cualquier megaproyecto, aseguró el vicario de la Diócesis, Tomás Toral Nájera, quien refirió es necesario visualizarlos no sólo conforme a la derrama económica sino también verlos a futuro en materia ambiental y en cómo beneficiarían o perjudicarían a las comunidades.

En febrero, la iglesia católica en Morelos se unió al reclamo de los alcaldes de regresar mayores recursos a los municipios en beneficio de la sociedad y para la realización de obra pública.

Conminó a los laicos a no tomar la justicia por sus propios manos, indicándoles que la religión católica enseña a los individuos a perdonar a sus enemigos. Lo anterior, luego que tres presuntos asaltantes estuvieron a punto de ser linchados por vecinos de la colonia Constitución, en Jiutepec.

Los primeros días de marzo el obispo Ramón Castro Castro anunció la suspensión del rito del saludo de paz por una reverencia o bien un saludo de voz, así como la entrega de la ostia se modificaría para entregarla en la mano.

En Morelos las celebraciones litúrgicas de Semana Santa serán inolvidable al no poder asistir a las misas y ser en su totalidad por medios digitales, debido a la epidemia del Coronavirus, por lo que se determinó que los recintos religiosos en todo el estado permanecieran cerrados para evitar aglomeraciones que trajeran consigo un mayor número de contagios.

El 7 de noviembre se recorrió el Conjunto Conventual de Catedral como parte de la sexta caminata por la paz, la justicia y contra la violencia de manera virtual.

Por primera ocasión y de manera histórica, el obispo Ramón Castro Castro bendijo al estado ante la contingencia subido en una avioneta, conmemorando la institución de la Eucaristía del Jueves Santo.

El obispo Ramón Castro Castro se unió en abril a las protestas del personal médico en México y Morelos por falta de insumos ante el Covid-19, llamando a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno a que atiendan a la brevedad este tema.

La iglesia católica rechazó la entrega de apoyos por parte de presuntos miembros de células criminales a la población, esto al darse a conocer que un supuesto capo que opera en Morelos repartió despensas a habitantes de Cuernavaca.

A días de celebrarse el 10 de mayo, la iglesia católica instó a los fieles a no olvidarse de las medidas de sana distancia, evitando la movilización.

Anunció que pondría a disposición de los fieles el apoyo moral de 10 sacerdotes para que se encargaran de atender espiritualmente a los enfermos de Covid-19 en el estado, tanto en domicilios particulares como en clínicas.

El Covid-19 golpeó también duramente a la iglesia católica a nivel mundial y nacional, al no recibir las limosnas por parte de los fieles, es por ello, que la Diócesis de Cuernavaca llamó a la feligresía (dentro de sus posibilidades) a apoyar a las iglesias y párrocos que más lo necesiten en Morelos.

El obispado morelense confirmó en mayo que aún no tenía fecha para retomar las actividades del culto religioso.

En junio, comenzó a trabajar en un protocolo para la reactivación de la iglesia católica local, estableciendo diferentes grupos de personas en las parroquias que se encargarán de cumplir con las medidas de sanitización de los inmuebles y feligresía.

Entre los planteamientos para el regreso a la nueva normalidad en las iglesias de Morelos, confirmó que en su gran mayoría deberán vender diferentes productos para poder estabilizarse económicamente.

Al pasar Morelos a color naranja del semáforo epidemiológico, la Diócesis de Cuernavaca redujo en un 25 por ciento la afluencia de fieles en las parroquias del estado.

Como un hecho inédito en Morelos y con el propósito de estar cerca de los fieles en estos tiempos tan difíciles de pandemia, la Diócesis de Cuernavaca junto con la parroquia de Gualupita y la Comisión de Pastoral Social, oficiaron desde el mes de julio cada domingo la eucaristía de 8:00 horas “automisa”, decisión que agradecieron los primeros fieles presentes.

En agosto, con protocolos muy severos, la Catedral de Cuernavaca reinició las misas abiertas y también la realización de sacramentos pero con el aforo del 25 por ciento de gente, pero lo que si se canceló fueron las automisas, luego de que el Ayuntamiento de Cuernavaca clausurara el terreno donde se efectuaban.

En septiembre, la Diócesis de Cuernavaca exhortó a los morelenses razonar verdaderamente su voto en este próximo proceso electoral, ya que habrá una concurrencia inédita de comicios a nivel nacional.

Para la Diócesis de Cuernavaca, el alto número de letalidad en el que se había mantenido Morelos por la pandemia de Covid-19 se debía principalmente a la falta de atención y conciencia por parte de los ciudadanos, por lo que en ciertos municipios no pueden todavía reactivar las actividades eclesiásticas.

A unos días de cumplirse tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017, la iglesia católica solicitó al gobierno federal retomar la entrega de los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

En septiembre, la Iglesia católica advirtió fraudes cometidos por falsos curas en Morelos.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, acusó en octubre que la desaparición de fideicomisos a nivel nacional paralizará aún más la reconstrucción de iglesias dañadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, en especial el Fonden.

Católicos morelenses crearon el "Observatorio Católico Político", que trabajará como "detector de mentiras de la clase política", reconociendo e identificando el desarrollo de acciones y directrices en temas relacionados con los valores y principios universales, como es el derecho a la vida.

Ante el primer deceso de un sacerdote a causa del Covid-19 en Morelos, la iglesia católica en la entidad reforzaría las medidas de atención ciudadana, pero también conminó a los párrocos a no bajar la guardia al presentar cualquier sintomatología.

Como un hecho inédito en Morelos, el obispo Ramón Castro Castro recorrió el 7 de noviembre el Conjunto Conventual de Catedral como parte de la sexta caminata por la paz, la justicia y contra la violencia que se llevó a cabo totalmente virtual.

La iglesia diocesana en Morelos anunció que las parroquias permanecerían abiertas el 12 de diciembre, aunque solo sería para la bendición y eucaristía en celebración del aniversario número 489 de la Virgen de Guadalupe.

Al pasar Morelos a color naranja del semáforo epidemiológico, la Diócesis de Cuernavaca redujo en un 25 por ciento la afluencia de fieles en las parroquias del estado, la cual se encontraban en un 50 por ciento.

En el marco de celebración del 125 aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, la Diócesis de Cuernavaca conminó a los fieles católicos conmemorar este tan importante día pero desde el hogar.

El 13 de diciembre diferentes medios de comunicación informaron sobre el deceso de un bebé de tres meses de nacido tras caerle una piedra en la cabeza cuando se encontraba con su mamá afuera de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, en el centro de Cuernavaca.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, reconoció que la falta de reconstrucción en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe (El Sagrario), provocó el deceso del bebé.

A unos días de cumplirse tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017, la iglesia católica solicitó al gobierno federal retomar la entrega de los recursos del Fonden.

Cultura

Chuspata, un regalo artesanal de Michoacán para Cuautla

El tiempo de trabajo varia pues va desde tres días en una pieza hasta más de 30 en un artículo más grande

Seguridad

Colapsa la techumbre de edificio histórico dañado en el 19S

Autoridades advierten que hay otros 18 edificios dañados tras el sismo de 2017 y el riesgo de caer; la lluvia de los últimos días agrava la situación

Seguridad

Derrumbe al interior del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec

Actualmente se trabaja en la zona para limpiar el lugar donde se registró el derrumbe, informó el personal del Centro Vacacional

Sociedad

Disminuyen los migrantes haitianos en Tapachula y otro grupo deja Tamaulipas

Según el Centro de Dignificación Humana han salido 12 mil migrantes haitianos

Sociedad

Baja la participación de mujeres en puestos de tecnología en México

Las mujeres que se desarrollan en el sector tecnológico reciben 30% menos de salario que un compañero varón de la misma profesión.

Política

Plenaria de CELAC fue positiva pese a diferencias: AMLO

La presencia de Díaz-Canel y Maduro este fin de semana en la plenaria donde México fue anfitrión, generó severas críticas en contra del presidente López Obrador

Sociedad

Amparo permite a migrantes llegar a Mexicali desde Tapachula

La familia, de origen hondureño, logró llegar a la ciudad de Mexicali gracias a un juicio de amparo promovido por activistas en Tapachula

Mundo

EU extiende restricciones de viaje para México y Canadá

Desde marzo de 2020, Estados Unidos impuso restricciones a los viajes no esenciales en su frontera con México y Canadá

Sociedad

Ineptitud provocó tragedias en Tula y El Chiquihuite, critica Anaya

Ricardo Anaya aseguró que en ambas tragedias pudieron evitarse si se hubiera actuado con prontitud.