/ jueves 3 de mayo de 2018

Papa debe actuar contra pedófilos, aseguran víctimas chilenas

Tras reunión con Francisco, acusan a otro cardenal de encubrir abusos de curas en Chile

ROMA, Italia. Perdón a nivel personal y a nombre de la Iglesia universal, pero a este “apreciable gesto” por parte del papa Francisco ahora se espera que sigan acciones concretas en la lucha contra la extendida plaga de pedofilia eclesiástica en Chile y en el mundo entero.

Así lo subrayaron las tres víctimas de abusos sexuales cometidos por el clero chileno, huéspedes el pasado fin de semana del pontífice argentino, a quien ilustraron detalladamente la situación y la crisis que vive la Iglesia chilena.

Juan Carlos Cruz, de 54 años; José Andrés Murillo, de 43 años, y James Hamilton Sánchez, de 54 años, respondieron ayer a las preguntas de la prensa internacional después de reunirse, por separado y en grupo, con Francisco. Se podría decir que ellos, con sus denuncias a lo largo de varias décadas, han causado la peor crisis en la historia de la Iglesia de Chile, comprometiendo inclusive el prestigio del mismo Bergoglio, alineado en principio (erróneamente por estar mal informado) con la tesis de quienes en realidad cubrían los abusos y criticando las denuncias de las víctimas, tachándolas de “calumnias”.

Mostrando seguridad y firmeza en sus respuestas y en sus duras requisitorias contra los obispos que ocultan el crimen de los abusos sexuales de sacerdotes, convirtiéndose así en “encubridores criminales” en sus diócesis, los tres chilenos arremetieron contra el arzobispo emérito (jubilado) de Santiago de Chile, cardenal Francisco Javier Errazuriz, quien también forma parte de los nueve purpurados que ayudan a Francisco en la reforma de la Curia y en el gobierno de la Iglesia. Lo acusan de haber ocultado los abusos en Chile y de haber engañado a Bergoglio.

En el banquillo de los prelados incriminados de encubrimiento de los actos de pedofilia está desde hace tiempo el obispo de Osorno, Juan Barros, acusado inclusive de haber asistido a los abusos del sacerdote Fernando Karadima, violador de Cruz, Murillo y Hamilton.

Es más, precisaron los tres chilenos, “ante los casos de abuso de poder como los encubrimientos de abusos sexuales por parte de obispos y cardenales, la mayoría de los cuales queda sin castigo, el Papa debe tener el pulso firme, no le debe temblar la mano”.

ROMA, Italia. Perdón a nivel personal y a nombre de la Iglesia universal, pero a este “apreciable gesto” por parte del papa Francisco ahora se espera que sigan acciones concretas en la lucha contra la extendida plaga de pedofilia eclesiástica en Chile y en el mundo entero.

Así lo subrayaron las tres víctimas de abusos sexuales cometidos por el clero chileno, huéspedes el pasado fin de semana del pontífice argentino, a quien ilustraron detalladamente la situación y la crisis que vive la Iglesia chilena.

Juan Carlos Cruz, de 54 años; José Andrés Murillo, de 43 años, y James Hamilton Sánchez, de 54 años, respondieron ayer a las preguntas de la prensa internacional después de reunirse, por separado y en grupo, con Francisco. Se podría decir que ellos, con sus denuncias a lo largo de varias décadas, han causado la peor crisis en la historia de la Iglesia de Chile, comprometiendo inclusive el prestigio del mismo Bergoglio, alineado en principio (erróneamente por estar mal informado) con la tesis de quienes en realidad cubrían los abusos y criticando las denuncias de las víctimas, tachándolas de “calumnias”.

Mostrando seguridad y firmeza en sus respuestas y en sus duras requisitorias contra los obispos que ocultan el crimen de los abusos sexuales de sacerdotes, convirtiéndose así en “encubridores criminales” en sus diócesis, los tres chilenos arremetieron contra el arzobispo emérito (jubilado) de Santiago de Chile, cardenal Francisco Javier Errazuriz, quien también forma parte de los nueve purpurados que ayudan a Francisco en la reforma de la Curia y en el gobierno de la Iglesia. Lo acusan de haber ocultado los abusos en Chile y de haber engañado a Bergoglio.

En el banquillo de los prelados incriminados de encubrimiento de los actos de pedofilia está desde hace tiempo el obispo de Osorno, Juan Barros, acusado inclusive de haber asistido a los abusos del sacerdote Fernando Karadima, violador de Cruz, Murillo y Hamilton.

Es más, precisaron los tres chilenos, “ante los casos de abuso de poder como los encubrimientos de abusos sexuales por parte de obispos y cardenales, la mayoría de los cuales queda sin castigo, el Papa debe tener el pulso firme, no le debe temblar la mano”.

Local

Nace la Obradoriña entre AMLO y Cuauhtémoc Blanco

Esta vez la cancha era un hospital y no se trataba de puntapiés, sino de un saludo cordial que arrancó las sonrisas de los presentes

Local

En Yautepec realizan perifoneo para que sus habitantes se queden en casa

Además dar a conocer las medidas preventivas para evitar el contagio del Coronavirus

México

México suma 79 muertes por Covid-19; obesidad y diabetes, sus aliados

Hay mil 890 contagios y la CDMX concentra la mayoría de los casos con 469 y 17 fallecimientos

Local

Con perifoneo buscan en Yautepec que gente salga a las calles

Habilitaron unidades para que salgan a las calles a perifonear

Local

Adelanta IMSS tres meses de medicamento a personas con VIH

En Morelos, pacientes con VIH toman medidas para hacer frente a pandemia

Local

Situación actual del covid-19 en Morelos

Se han confirmado 14 casos de coronavirus COVID-19, se han descartado 104 y están 66 como sospechosos

Gossip

Katy Perry y Orlando Bloom revelan que tendrán ¡una niña!

Con la imagen de un feliz Orlando Bloom embarrado de crema rosa, la cantante reveló el sexo de su bebé

Virales

Únete a la meditación mundial para renovar el espíritu

Se realizará esta noche para recibir al Portal Estelar “Creer es crear”