/ jueves 2 de enero de 2020

"Lo lamentarán", advierte EU por posibles nuevos ataques de iraquíes

El secretario estadounidense de Defensa reveló que desde "hace meses hay provocaciones" y aseguró que están dispuestos a defenderse

Los grupos paramilitares pro-Irán de Irak volverán a atacar a las fuerzas estadounidenses en el país y "lo lamentarán probablemente", declaró este jueves el jefe del Pentágono, Mark Esper, tras el ataque sufrido el martes por la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

"Hace meses que hay provocaciones", declaró el secretario estadounidense de Defensa a la prensa. "Estamos dispuestos a defendernos" y "a tomar medidas preventivas" contra esos grupos, que están "todos patrocinados, dirigidos y financiados por Irán".

Miles de iraquíes atacaron la embajada estadounidense en Bagdad el martes, rompiendo su muro exterior y al grito de "¡Muerte a Estados Unidos!", dos días después de unos bombardeos estadounidenses contra bases de combatientes proiraníes.

Despliegue de unidades de élite iraquíes para asegurar embajada estadounidense

Unidades de élite iraquíes fueron desplegadas este jueves para reforzar la seguridad de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, objetivo de un ataque inédito de manifestantes proiraníes que eclipsó al movimiento de protesta contra el poder.

Si bien hizo temer una eventual escalada entre los dos grandes aliados de Irak, Estados Unidos e Irán, el episodio de violencia en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran la embajada estadounidense y las principales instituciones del estado iraquí, finalizó. Pero el daño sigue siendo visible.

Foto: Cortesía

Según periodistas de la AFP en el lugar, unos 10 vehículos blindados de las unidades de élite antiterroristas iraquíes tomaron posiciones en las carreteras que conducen a la embajada y a la cancillería.

El vestíbulo, donde la seguridad de la embajada suele filtrar a los visitantes, está destrozado, sus paredes incendiadas y sus cristales blindados rotos en mil pedazos. En los muros de la representación de Estados Unidos, enemigo de Irán, siguen apareciendo grafitis pro-Irán.

Las grúas transportan los escombros, limpian las piedras y otros proyectiles que los combatientes y partidarios iraquíes pro-Irán lanzaron martes y miércoles contra la embajada, para denunciar ataques aéreos estadounidenses contra una facción armada iraquí pro-iraní, el domingo pasado.

Desde el 1 de octubre, los iraquíes reclaman la salida de la clase política, en el poder desde hace 16 años, y el fin del sistema político instaurado por Washington durante su ocupación del país entre 2003 y 2011.

Foto: AFP

Nos quedamos para ganar

"Lo que ocurrió en la embajada de Estados Unidos fue un intento de desviar la atención de las manifestaciones populares", explica a la AFP Ahmed Mohamed Alí, que protestó en Nasiriya (sur). "Pero nosotros nos quedamos, manifestamos por el cambio y esperamos ganar".

En la misma ciudad, dos activistas fueron blanco de intentos de asesinato, según la policía. Para las Naciones Unidas, esta campaña de intimidación corre a cargo de "milicias". Varios activistas fueron asesinados, decenas detenidos y cientos amenazados. El jueves, un activista, Sadún Al Luhaibi, fue asesinado en Bagdad, según una fuente policial.

La revuelta estuvo marcada por violencia que, desde el 1 de octubre, causaron cerca de 460 muertos y 25 mil heridos, la mayoría de ellos manifestantes, según fuentes médicas y de la policía.

Foto: AFP

En Diwaniya (sur), el movimiento de desobediencia civil sigue bloqueando escuelas y administraciones y los manifestantes están en la calle. Sólo levantaron brevemente sus piquetes para permitir a los funcionarios públicos, que siguen recibiendo un sueldo a pesar de la parálisis de casi todas las ciudades del sur, retirar sus salarios de los bancos.

Esta insólita revuelta se debe a que, a finales de noviembre, el gobierno de Adel Abdel Mahdi dimitió espontáneamente. Sin embargo, este último todavía no fue reemplazado, a pesar de los plazos impuestos por la Constitución.

Y el presidente del país, Barham Saleh, amenazó con dimitir si los funcionarios iraquíes pro-Irán se empeñan en presentarle candidatos rechazados por el pueblo. Pero, después del ataque a la embajada, la situación cambió, explica a la AFP Renad Mansour, especialista de Irak para la oenegé Chatham House.

Foto: AFP

"Antes había un acuerdo, Estados Unidos e Irán nunca se atacaban directamente. Ahora está cambiando porque Irán y sus aliados están en una situación difícil", frente a una revuelta popular que quiere rebarajar las cartas, dice.

El ataque de la embajada reveló la infiltración de Irán en los aparatos políticos y, sobre todo, en la seguridad iraquí. Los paramilitares partidarios de Irán son "la fuerza más poderosa de Irak porque los dirigentes políticos y los comandantes militares les permiten asumir ese papel", afirma amargamente a la AFP un miembro de las fuerzas especiales estacionado en la Zona Verde.

Los grupos paramilitares pro-Irán de Irak volverán a atacar a las fuerzas estadounidenses en el país y "lo lamentarán probablemente", declaró este jueves el jefe del Pentágono, Mark Esper, tras el ataque sufrido el martes por la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

"Hace meses que hay provocaciones", declaró el secretario estadounidense de Defensa a la prensa. "Estamos dispuestos a defendernos" y "a tomar medidas preventivas" contra esos grupos, que están "todos patrocinados, dirigidos y financiados por Irán".

Miles de iraquíes atacaron la embajada estadounidense en Bagdad el martes, rompiendo su muro exterior y al grito de "¡Muerte a Estados Unidos!", dos días después de unos bombardeos estadounidenses contra bases de combatientes proiraníes.

Despliegue de unidades de élite iraquíes para asegurar embajada estadounidense

Unidades de élite iraquíes fueron desplegadas este jueves para reforzar la seguridad de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, objetivo de un ataque inédito de manifestantes proiraníes que eclipsó al movimiento de protesta contra el poder.

Si bien hizo temer una eventual escalada entre los dos grandes aliados de Irak, Estados Unidos e Irán, el episodio de violencia en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran la embajada estadounidense y las principales instituciones del estado iraquí, finalizó. Pero el daño sigue siendo visible.

Foto: Cortesía

Según periodistas de la AFP en el lugar, unos 10 vehículos blindados de las unidades de élite antiterroristas iraquíes tomaron posiciones en las carreteras que conducen a la embajada y a la cancillería.

El vestíbulo, donde la seguridad de la embajada suele filtrar a los visitantes, está destrozado, sus paredes incendiadas y sus cristales blindados rotos en mil pedazos. En los muros de la representación de Estados Unidos, enemigo de Irán, siguen apareciendo grafitis pro-Irán.

Las grúas transportan los escombros, limpian las piedras y otros proyectiles que los combatientes y partidarios iraquíes pro-Irán lanzaron martes y miércoles contra la embajada, para denunciar ataques aéreos estadounidenses contra una facción armada iraquí pro-iraní, el domingo pasado.

Desde el 1 de octubre, los iraquíes reclaman la salida de la clase política, en el poder desde hace 16 años, y el fin del sistema político instaurado por Washington durante su ocupación del país entre 2003 y 2011.

Foto: AFP

Nos quedamos para ganar

"Lo que ocurrió en la embajada de Estados Unidos fue un intento de desviar la atención de las manifestaciones populares", explica a la AFP Ahmed Mohamed Alí, que protestó en Nasiriya (sur). "Pero nosotros nos quedamos, manifestamos por el cambio y esperamos ganar".

En la misma ciudad, dos activistas fueron blanco de intentos de asesinato, según la policía. Para las Naciones Unidas, esta campaña de intimidación corre a cargo de "milicias". Varios activistas fueron asesinados, decenas detenidos y cientos amenazados. El jueves, un activista, Sadún Al Luhaibi, fue asesinado en Bagdad, según una fuente policial.

La revuelta estuvo marcada por violencia que, desde el 1 de octubre, causaron cerca de 460 muertos y 25 mil heridos, la mayoría de ellos manifestantes, según fuentes médicas y de la policía.

Foto: AFP

En Diwaniya (sur), el movimiento de desobediencia civil sigue bloqueando escuelas y administraciones y los manifestantes están en la calle. Sólo levantaron brevemente sus piquetes para permitir a los funcionarios públicos, que siguen recibiendo un sueldo a pesar de la parálisis de casi todas las ciudades del sur, retirar sus salarios de los bancos.

Esta insólita revuelta se debe a que, a finales de noviembre, el gobierno de Adel Abdel Mahdi dimitió espontáneamente. Sin embargo, este último todavía no fue reemplazado, a pesar de los plazos impuestos por la Constitución.

Y el presidente del país, Barham Saleh, amenazó con dimitir si los funcionarios iraquíes pro-Irán se empeñan en presentarle candidatos rechazados por el pueblo. Pero, después del ataque a la embajada, la situación cambió, explica a la AFP Renad Mansour, especialista de Irak para la oenegé Chatham House.

Foto: AFP

"Antes había un acuerdo, Estados Unidos e Irán nunca se atacaban directamente. Ahora está cambiando porque Irán y sus aliados están en una situación difícil", frente a una revuelta popular que quiere rebarajar las cartas, dice.

El ataque de la embajada reveló la infiltración de Irán en los aparatos políticos y, sobre todo, en la seguridad iraquí. Los paramilitares partidarios de Irán son "la fuerza más poderosa de Irak porque los dirigentes políticos y los comandantes militares les permiten asumir ese papel", afirma amargamente a la AFP un miembro de las fuerzas especiales estacionado en la Zona Verde.

Seguridad

Semáforo de alerta volcánica en amarillo, fase dos

En el último día se registraron 242 exhalaciones, acompañadas gases volcánicos y ligeras cantidades de ceniza

Local

[VIDEO] Así fue el encendido del Árbol de Navidad en Cuautla

A diferencia de otros años, el encendido se realizó con pocas personas, pero con la presencia del tradicional Santa Claus

Local

Opositores esperan en vano a AMLO para inauguración de termoeléctrica

Un grupo de habitantes de Huexca acudió al lugar en en espera de la llegada del presidente López Obrador, para reiterar su rechazo al proyecto

Seguridad

Llaman a denunciar violencia, no estás sola

De enero a septiembre 2020 se abrieron más de 19 mil carpetas de investigación

Local

[Emprende y Emplea] Golpea el desempleo por la pandemia a las mujeres

La tasa de desocupación de las mujeres activas en Morelos aumentó 0.7 puntos porcentuales frente a la registrada en el cuarto trimestre de 2019

Local

Por reconstruir, 4 planteles afectados por el sismo: Ineiem

La falta de clases presenciales favorece para realizar los trabajos correspondientes, afirmó el director José Silva Bandala

Local

Jorge Argüelles llama a la unidad de Morelos

Señaló que buscará lo mejor para el estado pese a la negativa de alianza de la dirigencia Morena

Seguridad

Aumentan robos en escuelas de Morelos

Piden a los padres de familia o vecinos del lugar a contribuir en la vigilancia de los planteles

Seguridad

Transportistas y profes paralizan Cuernavaca

Bloqueos en exigencia de seguridad para la industria y demandas de pago de jubilaciones