/ miércoles 28 de julio de 2021

Escuela Normal Superior aún depende del IEBEM

EL 29 julio de 1936 se expide el decreto para que la Secretaría de Educación Pública establezca la Escuela Normal Superior.

A partir de este año, la formación de maestros de segunda enseñanza estuvo a cargo del Instituto de Profesores de Enseñanza Secundaria, que en el mismo año se transformó en el Instituto de Preparación para Profesores de Enseñanza Secundaria; funcionó así hasta 1940 y a partir de ese año se denominó Instituto Nacional del Magisterio de Segunda Enseñanza. En 1942 se transformó en el Centro de Perfeccionamiento para Profesores de Enseñanza Secundaria y ese mismo año, la "Ley Orgánica de Instrucción Pública" lo convirtió en la Escuela Normal Superior de México (E.N.S.M.)

A lo largo de estos 85 años, la Escuela Normal ha logrado construir su propio modelo pedagógico que ha incidido en la formación de maestros formados en un saber específico, capaz de enfrentar el campo de la pedagogía, la investigación y la alta cultura en su quehacer diario.

Sin embargo, también ha enfrentado una serie de problemáticas por parte de los docentes como de los alumnos, tanto en las escuelas normales federales como las rurales.

Morelos cuenta con la Escuela Normal Urbana Federal de Cuautla (ENUFC) y la Escuela Normal Rural Gral. Emiliano Zapata, localizada en Amilcingo, que tan sólo para el ciclo escolar 2021-2022 se ofertaron 213 espacios, 105 para la de Cuautla y 108 para la de Amilcingo.

De acuerdo a docentes de la Escuela Normal de Cuautla, uno de los mayores problemas que enfrentas es que Morelos es el único estado en donde las Escuelas Normales dependen del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), siendo su jefe el encargado del área de Secundarias.

De ello que se ha buscado en el Congreso del Estado el que se cree la Secretaría de Educación Superior donde estén dentro las Escuelas Normales, ya que debido a que dependen del IEBEM el recurso que les llega es muy limitado.

Otro situación es la matrícula, ya que al menos en los últimos 10 años el número de aceptados no ha incrementado, pues aun cuando se reparten más de 700 fichas tan sólo en la Normal de Cuautla, sólo ingresan alrededor de 100.

Los maestros también han luchado por el tema laboral, al señalar que desde que se centralizó la nómina en el 2014 se quitaron muchos conceptos de pagos, los cuales hasta la fecha no han podido recuperar. Mientras que en lo que respecta a los planes y programas, estos están desfasados.

Sin duda, los conflictos laborales han sido una de las mayores problemáticas que han enfrentado las escuelas normales, que van a la par con los problemas estudiantiles, quienes a través de manifestaciones, paros y marchas han exigido a las autoridades el cumplimiento de compromisos la asignación automática de plazas de maestros para los egresados. Además de la apertura de más plazas para el ingreso a las escuelas.

En lo que respecta a la Escuela Normal Rural de Amilcingo, la falta de presupuesto, autogobierno, riñas y enfrentamientos entre estudiantes y policías, son algunos de los problemas que han enfrentado en los últimos años.

Esta escuela alberga sólo a mujeres estudiantes y de manera regular llevan a cabo manifestaciones para exigir derechos y justicia, sin embargo, también han sido acusadas de saquear, robar y secuestrar camiones y autobuses, sin que se haya hecho algo al respecto por parte de las autoridades.

Suscríbete a nuestro canal


A partir de este año, la formación de maestros de segunda enseñanza estuvo a cargo del Instituto de Profesores de Enseñanza Secundaria, que en el mismo año se transformó en el Instituto de Preparación para Profesores de Enseñanza Secundaria; funcionó así hasta 1940 y a partir de ese año se denominó Instituto Nacional del Magisterio de Segunda Enseñanza. En 1942 se transformó en el Centro de Perfeccionamiento para Profesores de Enseñanza Secundaria y ese mismo año, la "Ley Orgánica de Instrucción Pública" lo convirtió en la Escuela Normal Superior de México (E.N.S.M.)

A lo largo de estos 85 años, la Escuela Normal ha logrado construir su propio modelo pedagógico que ha incidido en la formación de maestros formados en un saber específico, capaz de enfrentar el campo de la pedagogía, la investigación y la alta cultura en su quehacer diario.

Sin embargo, también ha enfrentado una serie de problemáticas por parte de los docentes como de los alumnos, tanto en las escuelas normales federales como las rurales.

Morelos cuenta con la Escuela Normal Urbana Federal de Cuautla (ENUFC) y la Escuela Normal Rural Gral. Emiliano Zapata, localizada en Amilcingo, que tan sólo para el ciclo escolar 2021-2022 se ofertaron 213 espacios, 105 para la de Cuautla y 108 para la de Amilcingo.

De acuerdo a docentes de la Escuela Normal de Cuautla, uno de los mayores problemas que enfrentas es que Morelos es el único estado en donde las Escuelas Normales dependen del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), siendo su jefe el encargado del área de Secundarias.

De ello que se ha buscado en el Congreso del Estado el que se cree la Secretaría de Educación Superior donde estén dentro las Escuelas Normales, ya que debido a que dependen del IEBEM el recurso que les llega es muy limitado.

Otro situación es la matrícula, ya que al menos en los últimos 10 años el número de aceptados no ha incrementado, pues aun cuando se reparten más de 700 fichas tan sólo en la Normal de Cuautla, sólo ingresan alrededor de 100.

Los maestros también han luchado por el tema laboral, al señalar que desde que se centralizó la nómina en el 2014 se quitaron muchos conceptos de pagos, los cuales hasta la fecha no han podido recuperar. Mientras que en lo que respecta a los planes y programas, estos están desfasados.

Sin duda, los conflictos laborales han sido una de las mayores problemáticas que han enfrentado las escuelas normales, que van a la par con los problemas estudiantiles, quienes a través de manifestaciones, paros y marchas han exigido a las autoridades el cumplimiento de compromisos la asignación automática de plazas de maestros para los egresados. Además de la apertura de más plazas para el ingreso a las escuelas.

En lo que respecta a la Escuela Normal Rural de Amilcingo, la falta de presupuesto, autogobierno, riñas y enfrentamientos entre estudiantes y policías, son algunos de los problemas que han enfrentado en los últimos años.

Esta escuela alberga sólo a mujeres estudiantes y de manera regular llevan a cabo manifestaciones para exigir derechos y justicia, sin embargo, también han sido acusadas de saquear, robar y secuestrar camiones y autobuses, sin que se haya hecho algo al respecto por parte de las autoridades.

Suscríbete a nuestro canal


Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Seguridad

[Especial] Activistas viven en peligro en Morelos

En la actual administración, siete líderes sociales han sido asesinados en diferentes hechos de violencia

Local

Entre sismos y violencia sobrevive Iglesia Católica

Apenas se ha entregado el 40% de los templos dañados a cuatro años del sismo, sin embargo la fe de los fieles persiste

Local

Cuautla aún no logra ponerse de pie

Con el sismo del 19S a cuestas, la pandemia vino a retrasar proyectos, apoyos y sueños

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El insólito viaje de un guerrillero en Tepoztlán

Enrique Gorriarán no creía que en su camino a Cuautla lo secuestrarían para devolverlo a su natal Argentina, donde estuvo preso nueve años e indultado en el 2003

Local

A medias, la reconstrucción y ayuda a damnificados

Familias que perdieron sus hogares lamentan el apoyo a cuentagotas que reciben del gobierno

Local

El renacimiento de Jojutla

Aunque la restauración de viviendas aún no concluye al 100 por ciento, gracias al apoyo de fundaciones, el municipio más dañado poco a poco comienza a ponerse de pie