/ sábado 8 de mayo de 2021

[Especial] Los tianguis están en el top de la gente

Las persona prefieren comprar en mercaditos debido al bajo precio que ofrecen en una gran variedad de productos

La adicción a la compra se define como la deficiencia del control de impulsos que se manifiesta en el afán por efectuar continuamente compras nuevas, en su inmensa mayoría de productos innecesarios o superfluos, dice el sitio Wikipedia. Pero esa acción y ese irrefrenable deseo tiene muchas veces limites ya sea por el poder adquisitivo y otros por el gusto. El hecho de comprar en tiendas de marca o reconocidas no garantiza que el articulo sea autentico, incluso en los tianguis callejeros se pueden encontrar artículos de marca y muchas veces mejores.

Tiendas de marca

Pero es la satisfacción y el ego lo que muchas de las veces empujan a las personas a buscar las “tiendas de las grandes marcas”.

Al salir de la tienda Liverpool, Sara reflexiona porque luego de conseguir un mejor trabajo ahora puede comprar ropa en tiendas reconocidas, “primero creo que puedo pagarlo y es como darme un gusto”.

Además, confiesa que lo hace para presumir entre sus amistades, y porque este tipo de ropa en su opinión, tiene una mayor duración, y mejor textura que no le provoca a la piel. Aunque antes, dice no compraba en el tianguis, pero si iba a boutiques o en lugares no tan concurridos.

Si bien su familia no es de grandes recursos, ella ahora que puede va y compra en estas tiendas, porque sabe que hay una gran variedad de ropa, y acepta que también compra cuando hay promociones de fin de año o en cambio de estación.

Pero evidentemente, ella es parte de ese porcentaje de 32% de los mexicanos que acepta que compra igual a través de los portales de Liverpool y Amazon en campañas de Hot. Además de ropa, en tiendas como Liverpool la gente adquiere pantallas, en otras tiendas como Sears, compran tenis, reportó el sitio FORBES.

Otra opción preferida de los mexicanos es la tienda minorista Walmart con un 17% de mexicanos. Le sigue MercadoLibre con un 16%, Linio por el 9% y, apareciendo por primera vez, está Sears con el 8%. Los artículos electrónicos y relacionados con ropa, así como juguetes y videojuegos son las categorías con mayor interés para las promociones, según la Asociación Mexicana de Ventas Online (Amvo).

“Es indiscutible que Liverpool es la tienda número de las tiendas departamentales en México, que mezcla la venta de ropa y electrodomésticos dirigido a un segmento de clase media. La gente que está acostumbrada a ir a Liverpool ahora tiene la seguridad de comprar en una tienda que conoce, pues al no poder salir, tiene en la mente esas tiendas a donde usualmente acostumbraban a ir”, señala Marisol Huerta, analista de VeporMás.

De las tiendas al tianguis

Pero además de las tiendas de marca los preferidos de la gran mayoría o de las masas siguen siendo los tianguis. De acuerdo a los psicólogos, existen varios motivos por los cuales la gente prefiere muchas veces estos lugares. Sin duda el primero es el económico, donde pueden encontrar cosas más baratas; otro podría ser el lúdico, muchas de las familias solo van a pasear o hacer caminata muchas de las ocasiones sin comprar nada; y otro más puede ser los alimentos en estos lugares hay comida preparada, y muy variada.

Pero casi siempre también hay que decirlo, una cosa lleva a la otra, no es exclusiva que solo se vaya para una sola cosa.

Porque en estos espacios, llenos de gente y cosas, también hay convivencia y esparcimiento, de muchas familias y de las amistades. Don Pancho y su esposa Sixta, no se pierden un solo domingo de tianguis en Chamilpa, en cada ocasión invitan a quienes pueden y hay días en que es un gran grupo el que se forma, y así se juntan con Rosa, Beto, Alfredo y Eli. Para ellos, es como un día familiar; de paseo, los hombres del grupo llegan y se quedan afuera a probar el pulque o una cerveza, a veces las mujeres también le entran; allí conviven y platican, incluso con otros vecinos que llegan a pasar por el lugar.

Es como un momento de relax, luego de una semana estresante en que los hombres salen a trabajar de sol a sol, y ellas se quedan en la casa. Se les pregunta, pero porque el tianguis todos dicen que hay muchas cosas baratas desde la ropa nueva o usada, además chácharas, además es un buen lugar para comer y tomar algo (cerveza o pulque).

Doña Sixta dijo, “nos gusta estar en el tianguis porque encuentras cosas de buena calidad, y económicas, como ropa o herramientas incluso de marca y muchas veces buena y barata”.

La señora Eli, contesta también, “si vas al mercadito, compras una blusa buena, por ejemplo, en el tianguis la encuentras hasta en 15 pesos, y si vas al centro o a otro lado, esa misma la encuentras en cien o 120 pesos; es decir en el centro pierdes tiempo, y te cansas más, pero aquí en el tianguis está cerca de nuestra casa (tres cuadras), no gastamos en transporte y encuentras de todo”.

Cabe decir que, en los tianguis de fin de semana, hay mucha mercancía que se consigue a mejor precio desde la ropa y el calzado, la fruta y la verdura, herramientas de trabajo, nuevas y usadas, y muchas cosas más. Pero también está la comida preparada, como barbacoa, pancita de res, tlacoyos y sopes.

Y puedes encontrar juguetes, joyería de fantasía, bolsas para dama, cosméticos, herramientas, perfumes y licores, artículos para celulares. Hay una gran variedad en nuevos o usados fayuca, ropa, juguetes, joyería, bolsas, perfumes y chácharas en general. A estos lugares populares, la mayoría de los consumidores son mujeres.

Los expertos en psicología, explican la excitación o emoción con que algunas consumidoras hablan sobre los artículos que adquirieron en un tianguis, cuando parten de que lo principal es que consiguieron el producto a bajo precio, dejando atrás un poco la buena calidad o comparado con una tienda departamental. “Las compras aparecen como logros y buenas acciones para las prácticas que realmente le interesan a la gente, piénsese en la armonía familiar, la educación de los hijos o la relación con la comunidad”.

Las compras en el mercadito, a través de las mercancías baratas, usadas y sobrantes, son, parafraseando a Miller (1999: 34) en su explicación sobre las compras por amor, una de las principales maneras de manifestar y reproducir los vínculos personales en los que están comprometidas las personas. Aquí, se trata de “una práctica de relaciones de largo plazo” con “una ideología normativa” que implica obligaciones y responsabilidades, y no sólo “alguna visión romántica” (Miller, 1999: 34) sobre, en este caso, la familia o las amistades.

La señora Jose compra para todos en su casa, y pocas cosas para ella, confiesa, “es que si veo una falda que está en cinco pesos, yo sé que mi hermana la va a usar o alguien de la familia la va a usar, y yo les compro porque está barato, que van de 10 a 20 pesos”, esa prenda sabe que le puede servir al mismo tiempo a otras de su familia; incluso sonriente comenta que le gusta cuando le dicen en casa que es muy buena para elegir las cosas.

Y “por eso compro para todos, porque si fuera muy caro no podría comprar mucho, ¿Verdad? que tres, que cinco, que diez, y me traigo varias piezas”.

Al salir del tianguis, dice, “hay saquitos de 150 pesos, o abrigos, que son nuevos, pero con algún defecto. Por ejemplo, compré un saco de una calidad muy buena, lo único que tenía es que el hilo con el que estaba cocido el ojal del brazo derecho y del izquierdo era de diferente color, uno era café y otra mostaza, pero, ¿quién se va a andar fijando en eso? O no?.

Suscríbete a nuestro canal

La adicción a la compra se define como la deficiencia del control de impulsos que se manifiesta en el afán por efectuar continuamente compras nuevas, en su inmensa mayoría de productos innecesarios o superfluos, dice el sitio Wikipedia. Pero esa acción y ese irrefrenable deseo tiene muchas veces limites ya sea por el poder adquisitivo y otros por el gusto. El hecho de comprar en tiendas de marca o reconocidas no garantiza que el articulo sea autentico, incluso en los tianguis callejeros se pueden encontrar artículos de marca y muchas veces mejores.

Tiendas de marca

Pero es la satisfacción y el ego lo que muchas de las veces empujan a las personas a buscar las “tiendas de las grandes marcas”.

Al salir de la tienda Liverpool, Sara reflexiona porque luego de conseguir un mejor trabajo ahora puede comprar ropa en tiendas reconocidas, “primero creo que puedo pagarlo y es como darme un gusto”.

Además, confiesa que lo hace para presumir entre sus amistades, y porque este tipo de ropa en su opinión, tiene una mayor duración, y mejor textura que no le provoca a la piel. Aunque antes, dice no compraba en el tianguis, pero si iba a boutiques o en lugares no tan concurridos.

Si bien su familia no es de grandes recursos, ella ahora que puede va y compra en estas tiendas, porque sabe que hay una gran variedad de ropa, y acepta que también compra cuando hay promociones de fin de año o en cambio de estación.

Pero evidentemente, ella es parte de ese porcentaje de 32% de los mexicanos que acepta que compra igual a través de los portales de Liverpool y Amazon en campañas de Hot. Además de ropa, en tiendas como Liverpool la gente adquiere pantallas, en otras tiendas como Sears, compran tenis, reportó el sitio FORBES.

Otra opción preferida de los mexicanos es la tienda minorista Walmart con un 17% de mexicanos. Le sigue MercadoLibre con un 16%, Linio por el 9% y, apareciendo por primera vez, está Sears con el 8%. Los artículos electrónicos y relacionados con ropa, así como juguetes y videojuegos son las categorías con mayor interés para las promociones, según la Asociación Mexicana de Ventas Online (Amvo).

“Es indiscutible que Liverpool es la tienda número de las tiendas departamentales en México, que mezcla la venta de ropa y electrodomésticos dirigido a un segmento de clase media. La gente que está acostumbrada a ir a Liverpool ahora tiene la seguridad de comprar en una tienda que conoce, pues al no poder salir, tiene en la mente esas tiendas a donde usualmente acostumbraban a ir”, señala Marisol Huerta, analista de VeporMás.

De las tiendas al tianguis

Pero además de las tiendas de marca los preferidos de la gran mayoría o de las masas siguen siendo los tianguis. De acuerdo a los psicólogos, existen varios motivos por los cuales la gente prefiere muchas veces estos lugares. Sin duda el primero es el económico, donde pueden encontrar cosas más baratas; otro podría ser el lúdico, muchas de las familias solo van a pasear o hacer caminata muchas de las ocasiones sin comprar nada; y otro más puede ser los alimentos en estos lugares hay comida preparada, y muy variada.

Pero casi siempre también hay que decirlo, una cosa lleva a la otra, no es exclusiva que solo se vaya para una sola cosa.

Porque en estos espacios, llenos de gente y cosas, también hay convivencia y esparcimiento, de muchas familias y de las amistades. Don Pancho y su esposa Sixta, no se pierden un solo domingo de tianguis en Chamilpa, en cada ocasión invitan a quienes pueden y hay días en que es un gran grupo el que se forma, y así se juntan con Rosa, Beto, Alfredo y Eli. Para ellos, es como un día familiar; de paseo, los hombres del grupo llegan y se quedan afuera a probar el pulque o una cerveza, a veces las mujeres también le entran; allí conviven y platican, incluso con otros vecinos que llegan a pasar por el lugar.

Es como un momento de relax, luego de una semana estresante en que los hombres salen a trabajar de sol a sol, y ellas se quedan en la casa. Se les pregunta, pero porque el tianguis todos dicen que hay muchas cosas baratas desde la ropa nueva o usada, además chácharas, además es un buen lugar para comer y tomar algo (cerveza o pulque).

Doña Sixta dijo, “nos gusta estar en el tianguis porque encuentras cosas de buena calidad, y económicas, como ropa o herramientas incluso de marca y muchas veces buena y barata”.

La señora Eli, contesta también, “si vas al mercadito, compras una blusa buena, por ejemplo, en el tianguis la encuentras hasta en 15 pesos, y si vas al centro o a otro lado, esa misma la encuentras en cien o 120 pesos; es decir en el centro pierdes tiempo, y te cansas más, pero aquí en el tianguis está cerca de nuestra casa (tres cuadras), no gastamos en transporte y encuentras de todo”.

Cabe decir que, en los tianguis de fin de semana, hay mucha mercancía que se consigue a mejor precio desde la ropa y el calzado, la fruta y la verdura, herramientas de trabajo, nuevas y usadas, y muchas cosas más. Pero también está la comida preparada, como barbacoa, pancita de res, tlacoyos y sopes.

Y puedes encontrar juguetes, joyería de fantasía, bolsas para dama, cosméticos, herramientas, perfumes y licores, artículos para celulares. Hay una gran variedad en nuevos o usados fayuca, ropa, juguetes, joyería, bolsas, perfumes y chácharas en general. A estos lugares populares, la mayoría de los consumidores son mujeres.

Los expertos en psicología, explican la excitación o emoción con que algunas consumidoras hablan sobre los artículos que adquirieron en un tianguis, cuando parten de que lo principal es que consiguieron el producto a bajo precio, dejando atrás un poco la buena calidad o comparado con una tienda departamental. “Las compras aparecen como logros y buenas acciones para las prácticas que realmente le interesan a la gente, piénsese en la armonía familiar, la educación de los hijos o la relación con la comunidad”.

Las compras en el mercadito, a través de las mercancías baratas, usadas y sobrantes, son, parafraseando a Miller (1999: 34) en su explicación sobre las compras por amor, una de las principales maneras de manifestar y reproducir los vínculos personales en los que están comprometidas las personas. Aquí, se trata de “una práctica de relaciones de largo plazo” con “una ideología normativa” que implica obligaciones y responsabilidades, y no sólo “alguna visión romántica” (Miller, 1999: 34) sobre, en este caso, la familia o las amistades.

La señora Jose compra para todos en su casa, y pocas cosas para ella, confiesa, “es que si veo una falda que está en cinco pesos, yo sé que mi hermana la va a usar o alguien de la familia la va a usar, y yo les compro porque está barato, que van de 10 a 20 pesos”, esa prenda sabe que le puede servir al mismo tiempo a otras de su familia; incluso sonriente comenta que le gusta cuando le dicen en casa que es muy buena para elegir las cosas.

Y “por eso compro para todos, porque si fuera muy caro no podría comprar mucho, ¿Verdad? que tres, que cinco, que diez, y me traigo varias piezas”.

Al salir del tianguis, dice, “hay saquitos de 150 pesos, o abrigos, que son nuevos, pero con algún defecto. Por ejemplo, compré un saco de una calidad muy buena, lo único que tenía es que el hilo con el que estaba cocido el ojal del brazo derecho y del izquierdo era de diferente color, uno era café y otra mostaza, pero, ¿quién se va a andar fijando en eso? O no?.

Suscríbete a nuestro canal

Local

Estas son las restricciones ante el semáforo amarillo en Morelos

El semáforo en color amarillo obliga a toda la población a reforzar el Escudo de la Salud para evitar más contagios de Covid-19

Local

Millennials le hacen el feo a la vacuna Sinovac

Muchos de los ciudadanos que fueron a inmunizarse exigieron que les aplicaran la vacuna de Astra Zeneca

Local

La población organizada reforestará Hueyapan

En el municipio, uno de los problemas ambientales más recurrentes es la tala clandestina

Local

Valvina, ¿Qué no haría una madre por su hijo?

Este lunes, Valvina llevó a su hijo a vacunar, porque el miedo de enferme es mayor al de enfrentar las dificultades para el traslado de más de media hora

Mundo

Suben a 164 los muertos por inundaciones en India

El total de muertes desde el 1 de junio a la fecha es de 251 personas

Finanzas

Avanza en junio recuperación de empleos: Inegi

La recuperación implica un incremento de siete millones de personas trabajando

Mundo

Rusia bloquea portales de internet vinculados con Navalni

En junio, la justicia rusa calificó de "extremistas" las organizaciones de Navalni

Mundo

Nuevo ataque contra aldea en Níger deja saldo de 13 muertos

Las regiones nigerinas de Tillabéri, Diffa y Tahoua se convirtieron en los últimos meses en escenario de incursiones terroristas

Finanzas

[Emprende y Emplea] Cómo emprender en tiempos de Covid

La crisis sanitaria se convirtió en una oportunidad para quienes se decidieron por fin a crear sus empresas