/ lunes 15 de abril de 2019

Grupo de Lima exhorta a ONU a tomar acciones en crisis en Venezuela

La declaración fue firmada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Guyana y Santa Lucía

El Grupo de Lima exhortó este lunes a Naciones Unidas a "tomar acciones" para evitar el avance de la crisis política y económica en Venezuela, en un nuevo intento de elevar la presión internacional sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Al final de una reunión en Santiago, once países miembros del Grupo -creado en 2017 para abordar exclusivamente la situación en Venezuela- emitieron una declaración en la que "exhortan al secretario general de Naciones Unidas, la Asamblea General y al Consejo de Seguridad a tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad y a brindar urgente asistencia humanitaria a la población de migrantes procedentes de Venezuela".

La declaración fue firmada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Guyana y Santa Lucía, miembros también del Grupo y cuyos representantes participaron de la reunión, no aparecen mencionados en la declaración, leída por el canciller chileno Roberto Ampuero ante la prensa, sin aceptar preguntas.

Un representante del jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, reconocido por 50 países como presidente encargado de Venezuela, también suscribió el texto.

Estados Unidos anunció la semana pasada que presentará un proyecto de resolución ante los 193 países de la Asamblea General de la ONU -donde no se aplica el veto- para que Guaidó sea reconocido como presidente interino. Washington presentó en febrero una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para restaurar la democracia en Venezuela y para que el gobierno de Maduro permitiera el ingreso de ayuda humanitaria al país, pero el texto no fue aprobado por falta de apoyo de Rusia y China, aliados a Maduro.

La declaración de Santiago llama también a Rusia, China, Cuba y Turquía a "favorecer el proceso de transición y restablecimiento de la democracia", advirtiendo sobre el "impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región".

Asimismo llama al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas "a dar atención prioritaria a la situación en Venezuela", demandando "la liberación inmediata de los presos políticos y el cese de las prácticas de detención arbitraria, tortura y la acción violenta de los grupos paramilitares".

Por otra parte, "rechazan cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela, condenan la injerencia extranjera en ese país y demandan el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo en la Constitución venezolana", en referencia a la presencia rusa.

Subir la presión

Las medidas buscan subir la presión sobre Maduro, ante el empeoramiento de la situación económica y política en la nación caribeña y el impacto de la migración de más de 3 millones de venezolanos, según últimos datos de ONU.

Este lunes Canadá anunció nuevas sanciones contra el gobierno de Maduro, al congelar activos y prohibir transacciones contra 43 personas "responsables del deterioro de la situación en Venezuela".

La lista incluye al canciller venezolano, Jorge Arreaza, y otros altos funcionarios, como los ministros de Economía, Simón Zerpa, y de Petróleo, Manuel Quevedo, también presidente de la estatal petrolera PDVSA.

La reunión de Santiago tenía, además, como fin "hacer todo lo posible para que ingrese la ayuda humanitaria" a Venezuela, afectada por frecuentes apagones y cortes de agua, y escasez de productos de todo tipo, señaló el presidente chileno Sebastián Piñera.

Según el mandatario, también buscaba ampliar el Grupo de Lima "y buscar más coordinación y más unidad" con el Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela (GCI), una reciente iniciativa que incluye a países de la Unión Europea.

En calidad de observadores, a la cita acudieron un representante de Ecuador y uno de la Unión Europea, ambos integrantes del GCI, del cual también forman parte Uruguay, Costa Rica y Bolivia.

Chile había hecho ya un primer acercamiento mediante su canciller, quien participó de la última reunión del GCI en Ecuador en marzo.

Según Ampuero, se seguirán "buscando convergencias con otros actores de la política internacional que están interesados también en el restablecimiento de la democracia en Venezuela".

Salida pacífica

Ampuero reafirmó la posición "muy clara" del Grupo de Lima "respecto a que busca una solución democrática, una solución política, una solución no violenta para la tragedia" en Venezuela, en momentos en que Washington, aliado del grupo, no descarta una acción militar.

El domingo, tras una gira por Chile, Paraguay y Perú, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, lanzó una nueva descarga de críticas y amenazas contra el gobierno de Maduro, pidiendo que se reabra la frontera con Colombia para que los venezolanos puedan recibir ayuda esencial.

"Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear. Los actores democráticos en Venezuela no serán disuadidos", dijo Pompeo.

El Grupo de Lima exhortó este lunes a Naciones Unidas a "tomar acciones" para evitar el avance de la crisis política y económica en Venezuela, en un nuevo intento de elevar la presión internacional sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Al final de una reunión en Santiago, once países miembros del Grupo -creado en 2017 para abordar exclusivamente la situación en Venezuela- emitieron una declaración en la que "exhortan al secretario general de Naciones Unidas, la Asamblea General y al Consejo de Seguridad a tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad y a brindar urgente asistencia humanitaria a la población de migrantes procedentes de Venezuela".

La declaración fue firmada por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Guyana y Santa Lucía, miembros también del Grupo y cuyos representantes participaron de la reunión, no aparecen mencionados en la declaración, leída por el canciller chileno Roberto Ampuero ante la prensa, sin aceptar preguntas.

Un representante del jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, reconocido por 50 países como presidente encargado de Venezuela, también suscribió el texto.

Estados Unidos anunció la semana pasada que presentará un proyecto de resolución ante los 193 países de la Asamblea General de la ONU -donde no se aplica el veto- para que Guaidó sea reconocido como presidente interino. Washington presentó en febrero una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para restaurar la democracia en Venezuela y para que el gobierno de Maduro permitiera el ingreso de ayuda humanitaria al país, pero el texto no fue aprobado por falta de apoyo de Rusia y China, aliados a Maduro.

La declaración de Santiago llama también a Rusia, China, Cuba y Turquía a "favorecer el proceso de transición y restablecimiento de la democracia", advirtiendo sobre el "impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región".

Asimismo llama al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas "a dar atención prioritaria a la situación en Venezuela", demandando "la liberación inmediata de los presos políticos y el cese de las prácticas de detención arbitraria, tortura y la acción violenta de los grupos paramilitares".

Por otra parte, "rechazan cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela, condenan la injerencia extranjera en ese país y demandan el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo en la Constitución venezolana", en referencia a la presencia rusa.

Subir la presión

Las medidas buscan subir la presión sobre Maduro, ante el empeoramiento de la situación económica y política en la nación caribeña y el impacto de la migración de más de 3 millones de venezolanos, según últimos datos de ONU.

Este lunes Canadá anunció nuevas sanciones contra el gobierno de Maduro, al congelar activos y prohibir transacciones contra 43 personas "responsables del deterioro de la situación en Venezuela".

La lista incluye al canciller venezolano, Jorge Arreaza, y otros altos funcionarios, como los ministros de Economía, Simón Zerpa, y de Petróleo, Manuel Quevedo, también presidente de la estatal petrolera PDVSA.

La reunión de Santiago tenía, además, como fin "hacer todo lo posible para que ingrese la ayuda humanitaria" a Venezuela, afectada por frecuentes apagones y cortes de agua, y escasez de productos de todo tipo, señaló el presidente chileno Sebastián Piñera.

Según el mandatario, también buscaba ampliar el Grupo de Lima "y buscar más coordinación y más unidad" con el Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela (GCI), una reciente iniciativa que incluye a países de la Unión Europea.

En calidad de observadores, a la cita acudieron un representante de Ecuador y uno de la Unión Europea, ambos integrantes del GCI, del cual también forman parte Uruguay, Costa Rica y Bolivia.

Chile había hecho ya un primer acercamiento mediante su canciller, quien participó de la última reunión del GCI en Ecuador en marzo.

Según Ampuero, se seguirán "buscando convergencias con otros actores de la política internacional que están interesados también en el restablecimiento de la democracia en Venezuela".

Salida pacífica

Ampuero reafirmó la posición "muy clara" del Grupo de Lima "respecto a que busca una solución democrática, una solución política, una solución no violenta para la tragedia" en Venezuela, en momentos en que Washington, aliado del grupo, no descarta una acción militar.

El domingo, tras una gira por Chile, Paraguay y Perú, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, lanzó una nueva descarga de críticas y amenazas contra el gobierno de Maduro, pidiendo que se reabra la frontera con Colombia para que los venezolanos puedan recibir ayuda esencial.

"Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear. Los actores democráticos en Venezuela no serán disuadidos", dijo Pompeo.

Local

La magia de la Navidad en Cuautla

El primero de diciembre se iluminará el árbol de Navidad en la Plaza y Fuerte de Galeana (Alameda) y se inaugurará la Villa Iluminada

Policiaca

Legal detención de presuntos secuestradores de Alejandro y María Elena

Será este fin de semana cuando se realiza la audiencia de vinculación a proceso

Local

Comparecerá la secretaria de Desarrollo Económico para explicar acuerdo con Ferrosur

La diputada Rosalina Mazari expresó que será la próxima semana y que la funcionaria estatal tiene disposición para atender el llamado de los legisladores

Política

La CNDH está subyugada y condicionada: Alberto Athié

Advierte que se corre el riesgo de perder autonomía, por lo que alista una queja ante la ONU tras la elección de Rosario Piedra Ibarra

Política

Desconocen más estados a Rosario Piedra

El gobernador de de Aguas Calientes, Martin Orozco, afirmó que asumirá la defensa real de los derechos

Finanzas

Inversión extranjera aumenta 7.8%, segunda mejor captación en 20 años

Entre enero y septiembre México captó 26 mil millones de dólares de empresas foráneas

Mundo

OEA, a un paso de suspender a Nicaragua

Gobierno de Daniel Ortega "volvió inviable la democracia en el país": informe; el organismo convoca a foro supremo para tratar el tema

Finanzas

Singapur quiere invertir en el Corredor Transístmico

Una empresa del país asiático apoya al gobierno en la concepción de uno de los principales proyectos de la actual administración

Sociedad

México tiene sed de paz: nuncio Franco Coppola

Es incomprensible la consumación de tanta violencia en un pueblo tan católico, señaló Franco Coppola