/ jueves 7 de octubre de 2021

Comerciantes venden piratería en pleno centro de Cuautla

La venta de películas y series de forma ilegal es una práctica tolerada y hasta fomentada por autoridades

La piratería no tiene límites: si una película es exitosa desde su estreno en cines, al poco tiempo está a la venta en cualquier puesto de discos sobre la calle, y lo mismo pasa hoy en día con las series más populares estrenadas en los servicios SVODs (suscripción por video bajo demanda, por sus siglas en inglés), como Netflix.

Desde hace una semana, El juego del calamar, serie surcoreana que se ha convertido en tendencia en todo el mundo, se vende en formato de DVD (disco versátil digital) a un precio de 15 pesos en los puestos de películas pirata instalados en el primer cuadro del municipio.

—Se está vendiendo bien —dice quien atiende uno de estos puestos y presume que los nueve episodios vienen en un solo disco. En la televisión del fondo, mientras tanto, se reproduce la escena en que los jugadores juegan “muévete, luz verde”, ante la presencia de una niña que también atiende a los clientes.

La piratería es el delito que consiste en realizar copias de obras musicales y cinematográficas, principalmente, sin el consentimiento del titular de los derechos de autor. En México, se trata de un delito que se persigue de oficio y que es penalizada con hasta seis años de cárcel. Sin embargo, muchos lo consideran un delito menor, algo que también puede observarse en el actuar de las autoridades, que suelen limitarse a realizar operativos para decomisar discos, sin ejercer acciones penales.

Sin embargo, especialistas han coincidido en que, además del daño que causa la piratería al a la propiedad intelectual, sus efectos nocivos se pueden percibirse en las condiciones de seguridad que genera su existencia.

“Olvidamos la cadena que permite que ese producto se exhiba”, alertó recientemente Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, durante una charla sobre el tema ofrecida por el Instituto Tecnológico de Monterrey en la Ciudad de México.

De acuerdo con los resultados de una encuesta promovida por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) en 2019, el 85 por ciento de la población encuestada admitió haber comprado piratería alguna vez en su vida, predominando el consumo de películas, música y calzado.


La piratería no tiene límites: si una película es exitosa desde su estreno en cines, al poco tiempo está a la venta en cualquier puesto de discos sobre la calle, y lo mismo pasa hoy en día con las series más populares estrenadas en los servicios SVODs (suscripción por video bajo demanda, por sus siglas en inglés), como Netflix.

Desde hace una semana, El juego del calamar, serie surcoreana que se ha convertido en tendencia en todo el mundo, se vende en formato de DVD (disco versátil digital) a un precio de 15 pesos en los puestos de películas pirata instalados en el primer cuadro del municipio.

—Se está vendiendo bien —dice quien atiende uno de estos puestos y presume que los nueve episodios vienen en un solo disco. En la televisión del fondo, mientras tanto, se reproduce la escena en que los jugadores juegan “muévete, luz verde”, ante la presencia de una niña que también atiende a los clientes.

La piratería es el delito que consiste en realizar copias de obras musicales y cinematográficas, principalmente, sin el consentimiento del titular de los derechos de autor. En México, se trata de un delito que se persigue de oficio y que es penalizada con hasta seis años de cárcel. Sin embargo, muchos lo consideran un delito menor, algo que también puede observarse en el actuar de las autoridades, que suelen limitarse a realizar operativos para decomisar discos, sin ejercer acciones penales.

Sin embargo, especialistas han coincidido en que, además del daño que causa la piratería al a la propiedad intelectual, sus efectos nocivos se pueden percibirse en las condiciones de seguridad que genera su existencia.

“Olvidamos la cadena que permite que ese producto se exhiba”, alertó recientemente Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, durante una charla sobre el tema ofrecida por el Instituto Tecnológico de Monterrey en la Ciudad de México.

De acuerdo con los resultados de una encuesta promovida por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) en 2019, el 85 por ciento de la población encuestada admitió haber comprado piratería alguna vez en su vida, predominando el consumo de películas, música y calzado.


Local

Estas vacaciones de verano visita los mejores balnearios de Ayala

Los balnearios de Ayala se alistan para recibir turistas los próximos fines de semana. ¡Conócelos!

Cultura

Turibus de Cuautla: ¿Cuánto cuesta el recorrido por los monumentos?

Estas vacaciones el Turibus te lleva a conocer los monumentos históricos de Cuautla

Local

Reparar la máquina de vapor de Cuautla es costoso: Horacio Orbe

Horacio Orbe, titular de la Dirección de Turismo del Ayuntamiento de Cuautla, informó que los trabajos para arreglar a la máquina de vapor del municipio son costosos

Deportes

París 2024: Emiliano Hernández ya entrena en Budapest

El pentatleta morelense afina los últimos detalles de su preparación antes de cumplir el sueño de abanderar a la delegación olímpica de México en la ceremonia inaugural

Local

Avenida Reforma de Cuautla: Pavimentación avanza un 60%

La pavimentación y cambio de drenaje en la avenida Reforma avanzó un 60 por ciento

Local

DIF Cuautla impulsa a mujeres con cursos de panadería

Araceli García Garnica informó que este 18 de julio recibieron el equipamiento necesario para un curso de panadería, en el cual capacitan a 15 mujeres