/ lunes 22 de junio de 2020

Discriminación, vergonzosa realidad

La discriminación fue para muchos, una práctica “normalizada” por décadas; las consecuencias se vivieron en la segregación de personas a partir de su color, condición socioeconómica, creencias religiosas, orientación sexual, sexo, género, origen étnico, condición de salud, discapacidad y cualquier otra presunta causa que deriva en aprobación o desaprobación y culmina lacerando nuestros derechos humanos.

Quizá todavía hay quienes piensen que es chistoso criticar a alguien por su apariencia física, sin embargo esta práctica acarrea profundos problemas en la salud mental de quien padece burlas, aislamiento, aunado a menores oportunidades de empleo y desarrollo.

Esas barreras de la igualdad han sido intrínsecas a nuestra cultura; la encuesta Vida y Color de Piel del Colegio de México, obtiene una muestra de un universo de 17 mil personas, muestra una coincidencia en que el 58% de las mujeres reportaron tener un tono de piel clara a muy clara; lo único claro es que su óptica era errónea en cuanto al verdadero color. En el caso de los hombres 72% reportó tener entre tonos medios a muy claros.

En términos reales, la escolaridad de la población es mayor en personas muy claras con 10.3 años, frente a 8.2 años en las personas con tono más oscuro; situación que concuerda con la riqueza, pues tienen mayores ingresos las personas claras.

Lo anterior es solo para ejemplificar que las preferencias por lo “mejor parecido o idealizado” producen una segmentación de las oportunidades a gran parte de la población.

Avanzar hacia la igualdad implica acciones impulsadas desde todos los ámbitos; los medios de comunicación juegan un papel fundamental para comenzar a permear un lenguaje inclusivo, ese que por años no existió; ya no vale escudarse en “crecimos con contenidos discriminatorios”, pues hoy debemos estar a la altura de una sociedad plural e incluyente.

Durante los últimos días se ha creado un falso debate por presunta “censura” al comediante Chumel Torres; digo falso debate porque no toda expresión obedece a libertad de expresión; seamos responsables del ejercicio de nuestros derechos y nuestras libertades; el derecho fundamental aludido tiene el mismo límite que el resto, termina cuando inicia el del otro.

Ahora bien, cuando en ese presunto ejercicio de expresión, calificamos o hacemos mofa de un niño, es simplemente cuestionable no solo desde el ámbito moral, sino desde lo legal; nuestras niñas y niños merecen un ambiente adecuado para desarrollarse con autoconfianza y seguridad en su identidad; no se trata del hijo del Presidente, sino de un menor de edad criticado y ridiculizado para generar risas y burlas de quienes sean seguidores de este “cómico”.

Cabe señalar que en esta columna no replico el origen de la polémica y espero no continúe difundiéndose; el respeto a los derechos de los niños, no se discute, se defiende. El racismo y la discriminación siempre caminan disfrazados de libertad de expresión para la consumación de infamias.

Hacia el fin de semana, la compañía HBO anunció la cancelación del programa de Chumel Torres, el comunicado compromete una investigación sobre los contenidos discriminatorios; como si durante todo el tiempo de transmisión no hubieran notado lo que resulta muy evidente.

Mención aparte merece la crítica del Presidente Andrés Manuel López Obrador a organismos como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), que ha terminado con la renuncia de su Presidenta Mónica Maccise; desde mi óptica, al menos en el caso de este organismo y otros cuyos objetivos sean dar visibilidad a sectores considerados históricamente minoritarios deben prevalecer; cuando hayan logrado su objetivo y solo hasta ese momento podrían dejar de existir.

Por otra parte, quitemos los excesos de esas burocracias obesas que nos cuestan mucho dinero a cambio de poco beneficio para la gente; todos los órdenes de gobierno deben apretarse el cinturón, pero no en el discurso sino en el gasto real; tal y como cualquier ciudadano lo hace hoy día para poder salir de esta crisis maximizada por la pandemia.


@michelleonofre

La discriminación fue para muchos, una práctica “normalizada” por décadas; las consecuencias se vivieron en la segregación de personas a partir de su color, condición socioeconómica, creencias religiosas, orientación sexual, sexo, género, origen étnico, condición de salud, discapacidad y cualquier otra presunta causa que deriva en aprobación o desaprobación y culmina lacerando nuestros derechos humanos.

Quizá todavía hay quienes piensen que es chistoso criticar a alguien por su apariencia física, sin embargo esta práctica acarrea profundos problemas en la salud mental de quien padece burlas, aislamiento, aunado a menores oportunidades de empleo y desarrollo.

Esas barreras de la igualdad han sido intrínsecas a nuestra cultura; la encuesta Vida y Color de Piel del Colegio de México, obtiene una muestra de un universo de 17 mil personas, muestra una coincidencia en que el 58% de las mujeres reportaron tener un tono de piel clara a muy clara; lo único claro es que su óptica era errónea en cuanto al verdadero color. En el caso de los hombres 72% reportó tener entre tonos medios a muy claros.

En términos reales, la escolaridad de la población es mayor en personas muy claras con 10.3 años, frente a 8.2 años en las personas con tono más oscuro; situación que concuerda con la riqueza, pues tienen mayores ingresos las personas claras.

Lo anterior es solo para ejemplificar que las preferencias por lo “mejor parecido o idealizado” producen una segmentación de las oportunidades a gran parte de la población.

Avanzar hacia la igualdad implica acciones impulsadas desde todos los ámbitos; los medios de comunicación juegan un papel fundamental para comenzar a permear un lenguaje inclusivo, ese que por años no existió; ya no vale escudarse en “crecimos con contenidos discriminatorios”, pues hoy debemos estar a la altura de una sociedad plural e incluyente.

Durante los últimos días se ha creado un falso debate por presunta “censura” al comediante Chumel Torres; digo falso debate porque no toda expresión obedece a libertad de expresión; seamos responsables del ejercicio de nuestros derechos y nuestras libertades; el derecho fundamental aludido tiene el mismo límite que el resto, termina cuando inicia el del otro.

Ahora bien, cuando en ese presunto ejercicio de expresión, calificamos o hacemos mofa de un niño, es simplemente cuestionable no solo desde el ámbito moral, sino desde lo legal; nuestras niñas y niños merecen un ambiente adecuado para desarrollarse con autoconfianza y seguridad en su identidad; no se trata del hijo del Presidente, sino de un menor de edad criticado y ridiculizado para generar risas y burlas de quienes sean seguidores de este “cómico”.

Cabe señalar que en esta columna no replico el origen de la polémica y espero no continúe difundiéndose; el respeto a los derechos de los niños, no se discute, se defiende. El racismo y la discriminación siempre caminan disfrazados de libertad de expresión para la consumación de infamias.

Hacia el fin de semana, la compañía HBO anunció la cancelación del programa de Chumel Torres, el comunicado compromete una investigación sobre los contenidos discriminatorios; como si durante todo el tiempo de transmisión no hubieran notado lo que resulta muy evidente.

Mención aparte merece la crítica del Presidente Andrés Manuel López Obrador a organismos como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), que ha terminado con la renuncia de su Presidenta Mónica Maccise; desde mi óptica, al menos en el caso de este organismo y otros cuyos objetivos sean dar visibilidad a sectores considerados históricamente minoritarios deben prevalecer; cuando hayan logrado su objetivo y solo hasta ese momento podrían dejar de existir.

Por otra parte, quitemos los excesos de esas burocracias obesas que nos cuestan mucho dinero a cambio de poco beneficio para la gente; todos los órdenes de gobierno deben apretarse el cinturón, pero no en el discurso sino en el gasto real; tal y como cualquier ciudadano lo hace hoy día para poder salir de esta crisis maximizada por la pandemia.


@michelleonofre

lunes 06 de julio de 2020

Semáforo naranja ¿Y ahora qué?

lunes 29 de junio de 2020

México "Prieto"

lunes 22 de junio de 2020

Discriminación, vergonzosa realidad

lunes 15 de junio de 2020

Realidad oculta

lunes 08 de junio de 2020

Giovanni no murió...

lunes 01 de junio de 2020

La tormenta perfecta

lunes 25 de mayo de 2020

¿Y QUE NOS PASÓ?

martes 19 de mayo de 2020

 Una estela de mentiras

martes 12 de mayo de 2020

Tiempos de pestilencia

Cargar Más